FÚTBOL

AUF maneja alternativas para paliar la crisis económica que se puede venir

Licencias de funcionarios, seguro de paro, la búsqueda de fondos solidarios y la reestructuración de la temporada ya empiezan a estar arriba de la mesa. 

Ignacio Alonso en la AUF
Foto: Francisco Flores

El Ejecutivo de la AUF empieza a manejar qué tipo de acciones puede llegar a instrumentar para colaborar con las complicaciones económicas que se presentarán en las arcas de las instituciones deportivas. Las alternativas no solamente pasan por los fondos solidarios que se puedan gestionar con éxito en el exterior sino también acciones concretas en Uruguay para utilizar reglas laborales como adelantar licencias o acceder al seguro de paro.

Este martes el presidente de la AUF, Ignacio Alonso, remitió una carta a todas las instituciones de Primera y Segunda división a los efectos de interiorizarlos de la forma en la que se está trabajando en la Asociación para responder ante la crisis sanitaria que está impidiendo el normal desarrollo de la competencia deportiva, lo que indudablemente comienza a generar un perjuicio grande porque se corren riesgos que se corte la cadena de pago.

En esa nota, Alonso explica que se hace imprescindible situarse en la realidad de las fechas y la primera a la que hay que tener en la mira es la del 13 de abril, porque allí se sabrá qué pasos dará el Gobierno.

Hasta ese día podrían llegar, por ejemplo dentro de la AUF, con el otorgamiento de licencias a varios funcionarios, situación que también podría replicarse en los clubes con los futbolistas. El panorama no es tan sencillo con los entrenadores, por lo que habría que encontrar una alternativa.

Si el 13 de abril el panorama en el país y en la región se modifica, por lo que el Gobierno nacional toma la determinación de levantar las restricciones para las competencias deportivas, la Dirección de Competiciones y las Mesas Ejecutivas de Primera y Segunda división ya tienen elaborado un plan de reestructura de la temporada, en la que se contemplará incluso la puesta a punto del físico de los futbolistas.

El inconveniente mayor, naturalmente, llegará en caso de que la prohibición de realizar espectáculos públicos se mantenga. Allí deberían iniciarse una serie de acciones y medidas más drásticas, incluso hasta entraría en el análisis global la forma en la que debería terminar la temporada deportiva.

Una negociación con el Estado podría también tallar para que, por ejemplo, los entrenadores no queden fuera del seguro de paro.

Una acción que la AUF ya adoptó de forma preventiva, para tratar de afrontar mejor el panorama que se puede venir, es la de suspender el pago de los gastos generados en febrero y marzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados