PEÑAROL

Atrapado en su sueño

A Forlán no lo entienden y queda solo en su cruzada por encauzar el rumbo de Peñarol en el Apertura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desesperación. Forlán intenta ponerle su ritmo al juego de Peñarol, pero sus compañeros no lo entienden y “Cachavacha” sufre por esa situación. Foto: Ariel Colmegna

Minuto 9: Diego Forlán recibe de espaldas en la mitad de la cancha, se apoya en Diogo —que está de frente al ataque—, gira y arranca a toda velocidad hacia el arco violeta esperando que en algún momento caiga cerca el pase largo al vacío para ponerle más vértigo a su carrera y ganarle a todos con ese esprint y su habilidad con el manejo del balón, que suelen resultar demoledores. El brasileño se entrevera con la pelota en los pies, se queda dando vueltas con el balón, lo enciman dos rivales, y pierde la pelota. Se frustra la salida en velocidad, y "Cachavacha" sufre la sensación de desamparo futbolístico.

Minuto 29: Rodrigo Viega recibe en el mismo lugar que 20 minutos antes Diogo. Forlán, que junto a Zalayeta estaba agazapado en el medio de la cancha, al mejor estilo de Usain Bolt esperando la señal de salida, pica. En la carrera, Diego queda solo —porque nadie le sigue el ritmo—, mientras sigue esperando que el balón lo supere, gira su cabeza buscando la pelota y el pase del volante aurinegro, que recibió con el pie izquierdo —ideal para lanzar desde ese lugar— pero tiene que cambiar la pelota para su pierna derecha, sale para el lugar del 4, cuando "Cachavacha" estaba en la posición del 9. Forlán se detiene en el aire, en ese gesto característico del aurinegro cuando se frustran sus proyecciones ofensivas, y vuelve a la formación táctica. Otra chance perdida.

Minuto 35: falta en tres cuartos de cancha, sobre el sector izquierdo del ataque de Peñarol. Un jugador pasa por encima del balón y sutilmente lo pisa, para habilitar a Forlán. Diego, que sorprende a sus rivales con el movimiento, avanza cinco pasos y, sin marca y a unos metros de uno de los vértices del área grande, le pega de derecha. La imagen, por el disparo y la forma en que sale la pelota, recuerda al primer gol a Sudáfrica, en el Mundial 2010. Pero esta vez no le pega a la Jabulani ni ataja Khune, el que está en el arco es Campaña y desvía al córner.

En el primer tiempo, Forlán jugó como doble 9 con Zalayeta, en el complemento pasó a las espaldas de Ifrán (por izquierda o derecha) y finalmente cayó más atrás para lanzar a los delantero.

Así, en esa telaraña de limitaciones del fútbol uruguayo, el delantero sufre y queda atrapado en su sueño aurinegro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)