DE VOLEA

El ataque celeste que nos robó la pandemia

Al no poderse disputar el Sudamericano Sub 20, Uruguay no pudo ver juntos a las dos joyas ofensivas que tiene hoy, aunque ese día parece estar muy cercano.

Daniel Rosa

La guerra de comunicados entre Peñarol y los árbitros nos devuelven a la mediocre realidad del fútbol de entrecasa, ese en el que todos le echan las culpas a los demás sin mirar las propias. En lo personal, se trata de otra tormenta con matracas, como decía el Cr. José Pedro Damiani. Por eso prefiero ignorarlo y hablar de la selección, lo único del fútbol uruguayo que vale la pena.

En este caso tampoco me quiero referir a lo que ocurrió en la triple fecha de Eliminatorias, la cual por cierto dejó saldo positivo porque se lograron siete puntos sobre nueve. Lo interesante es que se consiguió sin Luis Suárez y Edinson Cavani, lo cual es en cierta manera un alivio de cara al futuro no muy lejano. Y es precisamente del futuro, ese que ya llegó, de lo que voy a escribir.

El debut con gol de Agustín Álvarez Martínez (20 años) asegura el recambio en ofensiva, pero la cosa no se quedará ahí. Si hay algo de lo que nos debemos lamentar de este año y medio de pandemia es que nos quitó la posibilidad de ver en la Sub 20 a una dupla ofensiva que ilusiona: la del “Canario” con Matías Arezo, a quien el Campeonato Uruguayo ya le queda chico. No debería extrañar (ni demorar) la convocatoria del capitán darsenero, de solo 18 años, para la próxima triple fecha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados