EN EL NASAZZI

Así también vale

Nacional jugó un pobre partido pero ganó con gol agónico.

El festejo de Zunino al lograr el gol del triunfo sobre Racing. Foto: Marcelo Bonjour
El festejo de Zunino al lograr el gol del triunfo sobre Racing. Foto: Marcelo Bonjour

Resultados como el de ayer en el Parque Nasazzi no hacen más que reavivar un viejo debate del fútbol: ¿Hasta dónde importa el cómo ganar?

Nacional triunfó, pero jugó mal. Tuvo pocos circuitos de juego que funcionaran, colectivamente no respondió y también tuvo problemas en defensa. Pero aún así, venció gracias al gol de Matías Zunino en la última jugada del partido, y sigue pisándole los talones a Peñarol en el Torneo Apertura, como único escolta.

Alexander Medina puso un Nacional con un 4-2-3-1 con Oliva y Romero como doble cinco y la novedad de Sebastián Rodríguez unos metros más arriba, con Zunino a la derecha y Bueno a la izquierda y Bergessio en la ofensiva.

Pese a que en lo previo era un equipo atractivo, a Nacional le costó generar situaciones de peligro sobre el arco que defendió Torresagasti.

Un centro de Peruzzi para Bueno que el 14 tiró afuera y una jugada individual de Bergessio que atajó el guardameta de Racing fueron las únicas jugadas en las que Nacional pudo anotar en el primer tiempo, más allá de que tuvo el predominio de la pelota.

En cambio, Racing, que también llegó muy poco sobre el arco de Conde, fue el que tuvo la chance de gol más clara cuando se moría la primera parte, con un mano a mano de Trindade que rozó el vertical y se perdió apenas afuera.

Al primer tiempo, donde la pelota paseó por el aire, le faltó ritmo e intensidad.

Nacional adelantó las líneas en el complemento, Racing respondió y el partido se hizo más entretenido.

Los tricolores volcaron su juego al sector derecho, donde Peruzzi creció y Zunino lo acompañó. Con el respaldo de Oliva, que volvió a ser de lo más destacado de Nacional en el marco de un partido chato.

Un centro rastrero del lateral argentino que restó justo Malrechauffe, un tiro a distancia del exjugador de Boca ante una salida con los puños de Torresagasti y un remate a distancia de Sebastián Rodríguez que tapó el número 25 ilusionaba a los hinchas de Nacional con el triunfo, pero por otro lado Racing crecía con el paso de los minutos y se adueñaba de la posesión de pelota.

El equipo que ofició de local en el Nasazzi pudo abrir el marcador con un tiro claro de Bonifazi en la entrada del área que se fue por arriba en una jugada que empezó con un cambio de frente de Estol -el mejor de Racing-, y con un mano a mano de Alvite, pero no lo hizo y le costó el partido.

Cuando el empate estaba casi consumado, Oliva empezó una jugada, Racing no cortó a tiempo y la pelota derivó en Zunino tras un pase de Viudez y un movimiento de Bergessio para que el 13 sentenciara el gol del triunfo.

Ganar así también vale tres puntos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)