ENTREVISTA

Así se prepara el Loco Abreu para arrancar como DT: ¿en qué clubes estuvo y con quiénes se reunió?

Sebastián Abreu estuvo por México, Estados Unidos y España preparándose para lanzarse “100% como entrenador”

Sebastián Abreu y Diego Simeone. Foto: Instagram Diego Simeone.
Sebastián Abreu y Diego Simeone. Foto: Instagram Diego Simeone.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Sebastián Abreu
durmió menos de una semana en su casa durante el último mes y medio. Estuvo en México, Estados Unidos y ahora vive sus últimas horas en España. La gira tuvo mucho de placer, pero principalmente de trabajo para terminar de lanzarse, como él dice, “100% como entrenador”.

El Loco, a punto de almorzar en Madrid, charló con Ovación e hizo un repaso de todo este viaje. Arrancó por México, donde estuvo en un partido de leyendas y otro conmemorativo y aprovechó también para ver prácticas y charlar con entrenadores. Visitó las instalaciones de las Chivas del Guadalajara y luego se juntó mano a mano con Ricardo La Volpe, exentrenador de Boca, la selección azteca y de largo recorrido por el fútbol de ese país.

De ahí se trasladó a Estados Unidos. Trabajó para una radio donde presenció toda la Copa de Oro y luego se juntó con Bora Milutinovic, DT en cinco mundiales, y Steve Sampson, ex DT de la selección estadounidense y hoy en el Cal Poly de ese país.

Tras un mes y algo más de andar de arriba para abajo, hizo escala en Uruguay. Estuvo apenas seis días y arrancó para el Viejo Continente. Ahora sí, con gran parte de su equipo: Paola, su esposa, y Franco y Facundo, los gemelos y pequeños de la familia. Valentina y Diego, ya mayores y con compromisos, no pudieron subirse a la travesía.

Los Abreu aterrizaron entonces en Madrid y fueron recibidos por un ciudadano ilustre: Luis Suárez, padrino de Franco. Las familias aprovecharon para pasar juntos unos días; pero el Loco no quiso perder el tiempo y se mandó para la práctica del Atlético de Madrid donde estaba Diego Simeone, ex DT suyo en el River campeón de 2008.

“Para nosotros estar con Luis es normal. Es el padrino de uno de mis hijos y nos vemos siempre que se puede. Con el Cholo sí fue más un reencuentro porque no nos veíamos desde hace años, desde el 2009. Sí teníamos contacto telefónico, pero no directo. Con Luis sí porque siempre que va a Uruguay pasa por casa. Estoy contento de verlo bien, del lugar en el que está y cómo lo tratan. Se ganó un lugar importante en un club nuevo en poco tiempo”, contó.

En ese sentido reconoció que para Franco y Facundo el Pistolero es simplemente “Luis, el padrino” y no la superestrella del Atleti y la selección. “No les cae la ficha porque al poder tener tanta facilidad de estar con él, sacarse fotos, tener camisetas del Barcelona y el Atlético de Madrid, los zapatos con los que juega, todo firmado... Sí ven que juega en la selección o en tal lado, pero no eso de lo inalcanzable. Se les hace natural. Desde que tienen uso de razón han convivido con Luis”, indicó.

Respecto a Simeone, el minuano remarcó que “no cambió en nada”. “Es el mismo enfermo y pasional. Pulió cosas que él te las planteaba en el grupo de trabajo, de delegar más cosas en los colaboradores, pero sigue con esa intensidad y pasión que le caracteriza. No existe otro tipo de diálogo con él que no sea fútbol. Lo vi con más aplomo a aquel de River, mucho más intenso. Ya son 10 años en el Atlético y ha acomodado el club a su forma de vivir”, aseguró.

Abreu y su familia pasaron luego por Barcelona a “hacer un poco de turismo”, pero la pelota igual dijo presente. La filial de hinchas de Nacional en Catalunya lo ubicó. “Andábamos a las corridas y les dije: ‘No los quiero dejar colgados’. Estaba en la estación para tomarme el tren a Madrid y fueron y nos sacamos unas fotos”.

Sebastián Abreu con la Filial de Hinchas de Nacional en Catalunya. Foto: Filial Nacional en Catalunya.
Sebastián Abreu con la Filial de Hinchas de Nacional en Catalunya. Foto: Filial Nacional en Catalunya.

Abreu volvió a Madrid este último fin de semana para ver el partido entre el Atlético y el Elche que contó con el regreso del público al Wanda. “Ese estadio es hermoso... Todo: la logística, la previa, la parte comercial que tiene afuera. Es otro mundo. Además como padre ver que tus hijos están disfrutando a pleno, es impagable. Les veías las caras y estaban en Disney”, bromeó.

Sebastián Abreu con sus hijos en el Wanda Metropolitano. Foto: Instagram Sebastián Abreu.
Sebastián Abreu con sus hijos en el Wanda Metropolitano. Foto: Instagram Sebastián Abreu.

Ahora ya prepara la vuelta a Uruguay porque los gemelos, o los “repetidos” como él les dice, tienen que retomar las clases.

“Tengo que llegar, bajar todo esto a tierra, pasarlo en limpio, ver con qué me identifico y qué le puedo sumar a lo que ya hice en Santa Tecla y Boston River. Tengo muchas filmaciones de entrenamientos. También generé un vínculo con Nelson Vivas (ayudante de Simeone) para pasarnos información”, expresó.

“Estoy esperando una chance donde crea que es una linda oportunidad para dar el puntapié inicial, pero 100% como entrenador. Ya he escuchado algunas, pero por diferentes motivos las dejé pasar. Hablé con gente con experiencia para tener como respaldo y me dijeron que la ansiedad no me gane”.

¿Cómo jugarán sus equipos y qué es innegociable para él?

Abreu ya tuvo dos experiencias como director técnico: en el 2019 en Santa Tecla, donde ganó la Copa El Salvador, y en el 2020 en Boston River, donde fue jugador y entrenador. Ahora se apronta para su primera experiencia exclusivamente dedicada a esta nueva función.

En ese aspecto, el Loco hizo hincapié en que “hay que adaptarse a las características de los equipos y los jugadores”.

“Uno no puede tener el capricho de que su ideología futbolística tiene que estar por encima de las características”, subrayó.

“Si te gusta el juego asociado desde el fondo y tenés dos zagueros que son fuertes y buenos en el juego aéreo, pero tienen ciertas limitaciones, le estás pidiendo lo que no tienen y sacándole lo que tienen. Ahí uno tiene que tener la virtud y la inteligencia de sacarle provecho a su plantel y a partir de ahí darle una identidad, pero siempre respetando que el futbolista se sienta cómodo y no que le estén pidiendo algo que no puede hacer”, ejemplificó.

Luis Suárez y Sebastián Abreu. Foto: Instagram Luis Suárez.
Luis Suárez y Sebastián Abreu. Foto: Instagram Luis Suárez.

Asimismo hizo énfasis en que el entrenador debe tener claro la situación económica del club al que dirige y los objetivos.

Por otra parte, respecto a las cualidades que le gustaría tener de otros entrenadores que lo dirigieron, comentó: “Me gustaría poder tener, porque me han marcado como Manuel Pellegrini (en San Lorenzo), Juan Manuel Lillo (en Dorados de Sinaloa y hoy ayudante de Pep Guardiola), Miguel Ángel Russo (Rosario Central), el maestro Tabárez (selección) o Hugo De León (Nacional), que tienen en común al margen de los perfiles o la metodología, el manejo de grupo. Para mí es fundamental. No quiere decir que seas un DT atrasado o antiguo. Todo lo que hoy se utiliza como GPS, torre de análisis, videoanalista, son herramientas importantes, pero todo eso no sirve sin manejo de grupo”.

Según el Loco, ese tipo de entrenadores son los que “convencen al grupo de que esa manera de jugar es la que corresponde para el momento y es la que va a dar resultados el día del partido”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados