COPA AMÉRICA

Así fue la llegada de Lionel Messi a Argentina y el reencuentro con sus familiares

Lugo de haber obtenido el primer título de su carrera con la selección mayor, el astro argentino tuvo un emotivo retorno a Rosario, su ciudad natal, donde pudo volver a ver a su esposa e hijos. 

Lionel Messi festeja su primer título con la selección mayor argentina. Foto: EFE.
Lionel Messi festeja su primer título con la selección mayor argentina. Foto: EFE.

El 10 de junio de 2021 quedará marcado en la historia de la camiseta albiceleste. Fue el día en el que Lionel Messi levantó el trofeo de la Copa América en el mítico Maracaná y acabó con 28 años sin títulos para Argentina. Además, logró su primer título con la selección mayor y se sacó la espina de las finales perdidas en el Mundial 2014 y las de la Copa América 2015 y 2016.

Tras el pitazo final, la emoción de Messi fue captada por las cámaras mientras todos sus compañeros corrían a abrazarlo reconociendo lo que hizo por el equipo, ya que marcó cuatro goles y repartió tres asistencias. Pero ese festejo con lágrimas también escondía cierto sacrificio a nivel familiar: hacía casi 50 días que los jugadores estaban en una burbuja en Brasil y no tenían contacto con sus familiares. De hecho, "Dibu" Martínez, una de las figuras de la Copa, se perdió el nacimiento de su hija. 

Luego de los festejos y de haberse colgado la medalla dorada, Messi inició una videollamada desde el propio estadio para festejar con sus familiares el logro obtenido. Y este domingo, tras la épica en Brasil, por fin logró aterrizar en Argentina para reencontrarse con Antonella, su esposa, y sus tres hijos: Thiago, Mateo y Ciro. 

El camino no fue fácil, porque tras salir del predio de Ezeiza, lugar de entrenamiento de la selección de Lionel Scaloni, una multitud de hinchas estaban esperando al astro rosarino y le hicieron sentir su fanatismo. Incluso el auto que trasladaba al "10" tuvo inconvenientes para desplazarse en las inmediaciones del lugar, hasta que por fin logró alejarse de la avalancha de hinchas.

Luego llegó el momento más esperado: Messi tomó otro avión, viajó a Rosario y se reencontró en el aeropuerto con Antonella. Mientras los funcionarios del lugar saludaban uno a uno a la estrella albiceleste, su esposa vino corriendo y se fundió en un abrazo con el futbolista que hoy se encuentra libre y negocia su continuidad en Barcelona. 

Más tarde llegó otro de los momentos más deseados: la "Pulga" llegó a su casa en Rosario y, mientras una gran cantidad de padres y niños lo rodeaban para pedirle una fotografía, el argentino se fundió en un abrazo con sus dos hijos más grandes: Thiago y Mateo. 

A un día de la conquista histórica, el capitán argentino utilizó su cuenta de Instagram para dedicarles el triunfo a sus familiares, amigos y a toda la población argentina. También hizo una mención especial para Diego Armando Maradona: "Y por supuesto también por el Diego que seguro nos bancó desde donde esté", cerró en su posteo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados