auf

Así se ingresará a la nueva era

Los pasos que se darán desde el momento que lleguen a Montevideo los dos o tres delegados elegidos por la FIFA

Alejandro Balbi y Edgar Welker en la asamblea de la AUF
Foto: Gerardo Pérez

El Comité de Regularización de la FIFA atenderá todos los temas rutinarios de la administración de la AUF y para ello lo primero que abordará será la aprobación de los nuevos Estatutos. Este es un elemento clave para poder ir tomando resoluciones de manera inconsulta.

Aunque la idea primaria es la de ir avanzando de manera democrática, con diálogo con los clubes, si encuentran resistencia actuarán sin consultar y, en caso de que la oposición sea más grande, habrá comunicación a FIFA para que se apliquen las sanciones correspondientes.

Lo que se viene.

Comencemos con la explicaciones más simples. Los miembros que integrarán el Comité de Regularización son definidos por la FIFA. Pueden ir de tres a cinco. El último antecedente que existe es el de la AFA y allí fueron cinco miembros.

Ese grupo se integra con gente técnica y gente política. Se incorporan miembros que estuvieron vinculados a la Asociación o Federación y también técnicos independientes que, de alguna forma, son considerados los ojos no contaminados del fútbol, para que reporten periódicamente.

Cuando lleguen a Uruguay se presentarán ante la AUF, mostrarán sus credenciales, dirán que son los delegados designados para realizar la intervención y pedirán una reunión con el Ejecutivo para instrumentar la transición entre lo que es formación de la nueva comisión y el traspaso de mando.

Esto significa que las actuales autoridades no se irán de manera inmediata. Habrá reuniones periódicas, abordarán diversos temas de la agencia diaria de la AUF y se les solicitará que entreguen información.

Está claro que los delegados llegarán con un listado de temas, pero necesitarán la información de los actuales integrantes del Ejecutivo, que pueden ser sancionados si no cumplen con el pedido.

Representación.

Posteriormente, se formará el Comité Regularizador, que será integrado con miembros locales. Allí, según supo Ovación, estarán representados los “grupos de interés”. Lo que se está buscando es un integrante de la Mutual, un integrante de OFI y otro de los árbitros.

Quien presida esta Comisión, según lo que entiende la FIFA, debe ser alguien con idoneidad suficiente. Habitualmente se llega con nombres definidos, aunque se consultará también a las autoridades actuales.

Vale aclararlo, que el liderazgo de este Comité -por encima de la persona que sea nominada- será muy guíado y guionado. Esto es claro, no hay mucha discrecionalidad para los temas.

Durante algunas semanas los delegados de la FIFA trabajarán con este Comité y después se formarán subcomisiones. Aunque los delegados de FIFA terminarán retirándose de Uruguay, los mecanismos de comunicación que continúan son muy rígidos y bajo estrictos esquemas de confidencialidad.

Indefectiblemente hay reportes semanales o diarios sobre los temas que ellos irán marcando la hoja de ruta.

Algunas de las decisiones que se tomarán por parte de este grupo serán de forma inconsulta con los clubes, aunque otras podrán tener participación de acuerdo a los estatutos vigentes y de forma democrática.

Según supo Ovación los ámbitos consultivos de la AUF y hasta la propia Asamblea de Clubes, para algunas cosas, seguirían funcionando.

Eso sí, nada podrá alterar el orden establecido que traerán los delegados de la FIFA, cuyo tema prioritario será la aprobación de los nuevos Estatutos.

Como fue dicho, se necesita para tomar más facultades de gestión inconsultas. Seguramente se buscará que en diez días y en sesión permanente se vea cuáles son los temas negociables con los clubes.

Irreversible.

No hay forma de negarse a una determinación de este Comité. Es bien simple. Cualquier paso puede tomarse como un desacato y eso llevará a que se eleve un informe inmediato a la FIFA. Ante la noticia de que no se ha podido conseguir un avance en las propuestas dentro de los plazos sugeridos se pedirá que se adopten las medidas necesarias. Y ya se sabe la gravedad de las mismas.

Estas son las reglas. Lo saben las Asociaciones miembros de la FIFA desde el momento que se integraron a ella. Y siempre va a estar vigente el mecanismo coercitivo de que si no se aprueba se informará al Bureau de la FIFA y en segundos llegará la suspensión de afiliación momentánea o la desafiliación.

PARA SABER

Cinco aspectos a tener en cuenta.

 - El gobierno no puede meterse: La FIFA como más de 50 federaciones deportivas tienen domicilio en Suiza y se aplica allí el derecho de ese país. Los Estados le reconocen el poder Asociatorio de la FIFA. La AUF no puede regirse por derecho uruguayo.

 - Sí puede apelarse ante el TAS: Los clubes tienen derecho a realizar una apelación ante el Tribunal Arbitrario Deportivo (TAS). Una modificación de esta determinación de la FIFA podría llegar por esa vía, porque también se trata de un tribunal suizo.

 - El peor camino para recorrer: Un enfrentamiento ante la FIFA a través del desconocimiento de la intervención o una decisión de recurrir al mismo mediante la Justicia uruguaya solamente tendrá un fin: la aplicación de la suspensión de la afiliación de la AUF.

 - Dos uruguayos y tres de FIFA: En principio, lo que se indicó es que desde FIFA podrían llegar tres representantes para conformar el Comité de Regularización y que al mismo se unirían dos o uruguayos. Los nombres que se mencionaron con insistencia son los de Sebastián Bauzá y Adrián Leiza.

 - ¿Un viaje a Europa sería clave? Hay algunos dirigentes del fútbol uruguayo que todavía tienen la ilusión de que un viaje a Zurich, para tener una reunión personal con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, podría generar una modificación a la determinación del organismo de intervenir el fútbol uruguayo.

Puede pasar

Cinco escenarios posibles.

 - Van a querer afiliarse a ellos: Va a ver mucha gente que querrá afiliarse a este Comité de Regularización, porque es evidente que se encontrará un interlocutor diferente y en la agenda entrarán temas que seguramente los delegados de la FIFA no traerán con ellos.

 - Plataformas reivindicativas: Es un hecho que ante las autoridades de la FIFA podrán podrán hacerse ver plataformas reivindicativas que no estaban siendo consideradas, porque la intervención implica atender todos los temas rutinarios.

 - En Argentina nació la Superliga: La definición de que pueden abordar todos los temas también podría llegar a la estructura de los torneos. Como ejemplo, se puede citar lo que ocurrió en Argentina. La Superliga es un producto de la negociación entre el Comité y los clubes.

 - Los derechos de TV hasta 2025: Quizás no haya más negociación con la empresa Tenfield y se respeten los contratos firmados por los derechos de TV del fútbol local hasta el año 2025. Eso sí, una ruptura del vínculo actual originaría acciones legales. Este tema sí entraría en la órbita uruguaya.

 - Que se arregle a Óscar Tabárez: El Comité de Regularización que formará la FIFA no viene con la intención de generar distorsiones sobre lo que funciona bien. Es un hecho que se atacará de manera positiva la confirmación de Óscar Tabárez como entrenador de la Selección uruguaya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º