CAMPEONATO URUGUAYO

Así está el espinoso camino para definir las clasificaciones a la Libertadores y a la Sudamericana

Antes del 7 de febrero tienen que conocerse los nombres de Uruguay 3 y Uruguay 4, pero el campeonato recién podría terminar el 14 de febrero y sin conocer al campeón.

La Copa Libertadores vuelve con 16 partidos
La Copa Libertadores.

El próximo viernes 4 de diciembre la comisión que se formó entre representantes de los clubes y miembros de la Mesa Ejecutiva para poder definir la fórmula de clasificación que se adoptará en el fútbol uruguayo para las copas continentales procurará que aparezca una luz amarilla. Hasta el momento lo único que existe es el convencimiento pleno de que los equipos uruguayos irán a la Libertadores y a la Sudamericana, porque lo que no puede pasar es perderse el dinero que se recibe de Conmebol por la asistencia, pero no hay consenso sobre el esquema que deberá imperar.

Conmebol marcó como fecha límite para definir los nombres de los equipos que irán como Uruguay 3 y Uruguay 4 a la Copa Libertadores el domingo 7 de febrero de 2021, dado que tres días más tarde deberán darse a conocer la lista de buena fe. Esto obedece al hecho de que la competencia está marcada para abrirse, en la primera fase, el 12 de febrero.

En el fútbol uruguayo, debido a la situación generada por la pandemia de coronavirus con la suspensión de partidos por los casos que han ido apareciendo en los clubes, lo que entre otras cosas impide que una fecha no pueda disputarse hasta tanto esté finalizada en forma íntegra la anterior, es poco probable que la actividad finalice -como está marcada- antes de ese 7 de febrero.

Es más, la propia participación de los equipos uruguayos en la Libertadores y Sudamericana actual, con las chances que existen de que sigan compitiendo, también limita el desarrollo de la actividad local. A lo que se le suma todavía la negociación no culminada aún con la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales de posponer el período de licencia para después de superada la temporada.

Una eventual aprobación de los jugadores de no tener su período de licencia entre el 22 de diciembre y el 5 de enero, y resultados negativos de los equipos uruguayos en los torneos continentales podrían dar un cierre de Campeonato Uruguayo el domingo 14 de febrero. Pero quizás sin conocer al campeón, porque las finales se jugarían luego de esa fecha.

Esto obliga a tomar una decisión sobre la clasificación a Copa Libertadores y Copa Sudamericana. Aunque hay más tiempo para lo que respecta a la última, cuyo comienzo está previsto para el 17 de marzo, la Libertadores apremia.

La fórmula presentada por José Luis Palma, presidente de Liverpool, de tomar como referencia la fotografía que entregue la Tabla Anual lo más tarde posible, no ha encontrado la adhesión total porque hay que resolver aspectos complejos.

Por ejemplo, el equipo que ocupe el tercer o cuarto lugar de la Tabla Anual al 7 de febrero, quizás termine siendo el campeón uruguayo, porque podría tener pocos puntos de diferencia con el líder anterior. ¿Qué pasa en esa situación? ¿Va a la fase previa cuando tenía un lugar asegurado en la fase de grupos? ¿Renuncia a ir como número cuatro porque tiene chance de ganar el Uruguayo y cede su puesto al quinto de la Tabla? ¿Y si queda afuera?

Matías Britos en el duelo amistoso entre Peñarol y Danubio. Foto: @OficialCAP.
Por ahora, Peñarol y Danubio se juega. Foto: @OficialCAP.

Algunos clubes, hoy en minoría, sostienen que irremediablemente se va a tener que tomar una decisión más drástica. E imitar lo que se hizo en otras ligas, que no es otra cosa que terminar de forma abrupta el Campeonato y coronar a un equipo. Y establecer el orden de clasificación por el momento en el que se fijó su cierre.

A eso se le agregaría el otro aspecto por el cual algunas instituciones también ya se están reuniendo: la eliminación del descenso.

Algún dirigente incluso ha deslizado que lo mejor de todo sería no iniciar el Torneo Clausura y dejar todo resuelto una vez culminado el Torneo Intermedio. Sobre todo porque todavía no existen certezas de que no se sigan suspendiendo cotejos debido a los contagios de COVID-19 que se siguen dando en algunos clubes.

Sea como sea, lo que seguro va a ocurrir es que habrá equipos uruguayos en la Libertadores y en la Sudamericana, lo que falta es encontrar el camino que convenza a todos que es el mejor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados