TORNEO CLAUSURA

Así también cuenta

Nacional jugó mal, pero ganó y está al resguardo en la Anual.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Nacional no jugó bien, pero aún así se quedó con un merecido triunfo que le permite cosechar el segundo triunfo en el Torneo Clausura y sacarle 10 puntos de ventaja en la Anual a Peñarol, claro está que con un partido más disputado.

Rampla Juniors planteó un partido inteligente. El doble cinco de Díaz y Galli jugó muy sincronizado y tapó las principales vías de juego del tricolor. Además, si bien Fuentes paró una línea de tres zagueros, puso a Felipe y Cándido por afuera, que a la hora de defender se sumaban a la retaguardia y no dejaban que Nacional pudiera gravitar por las bandas con Barcia y Fernández.

Así, en la primera parte pasó poco y nada. Apenas para resaltar una buena resolución de Odriozola anticipándose a Bergessio en la jugada en la que el arquero de los “picapiedras” quedó muy sentido por el choque.

Nacional jugó muy desordenado en defensa y perdió varias pelotas en transiciones que no fueron bien resueltas por los atacantes de Rampla, que fueron muy solidarios a la hora de ser los primeros marcadores, pero que no tuvieron una buena noche.

En el complemento hubo una incidencia que terminó siendo un punto de quiebre en el juego. Tras una exquisita jugada de ataque de la visita, Rigoleto quedó solo mano a mano con Mejía, pero el panameño, rapidísimo de piernas, ganó el duelo cuando tenía todas las de perder.

Tres minutos después, un buen centro de Zunino dejó en buena posición a Fernández, que realizó un cabezazo certero para marcar el 1-0. En la siguiente incidencia, roja bien mostrada a Cándido por doble amarilla.

Aún así, en el peor momento de Rampla, cuando Nacional estaba más cómodo con el trámite, un tiro libre bien ejecutado por Dorrego terminó con un cabezazo de Rizzo inalcanzable para el arquero nacido en Panamá.

Oliva, que no tuvo de sus mejores actuaciones en el primer tiempo, cerró un muy buen partido en el complemento, recuperando varias pelotas e impulsando al ataque a su equipo. Así, como Ocampo, el juvenil fue gravitante en el poco tiempo que estuvo en cancha.

Rampla hizo mucho tiempo durante el juego y lo terminó pagando caro, porque en una desafortunada jugada en la que el balón termina pegando en Dorrego, Nacional puso el 2-1 y se llevó los tres puntos del Gran Parque Central, donde sólo cedió dos puntos por el Uruguayo y está invicto. Ganar así también vale. Y mucho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)