COPA SUDAMERICANA

Así fueron los clásicos uruguayos que siguió toda América

Después de 22 años regresan los duelos de los grandes por competencias de Conmebol

Clásico
Oscar Javier Morales marca a Antonio Pacheco durante el último clásico por un torneo de la Conmebol: la Copa Mercosur de 1999.

Archisabido es que cuando se enfrentan por algún torneo o incluso en amistosos se paraliza al país. Hubo un tiempo en que cuando chocaban los dos grandes uruguayos, también el resto de América miraba con atención.

Eso fue costumbre durante el siglo XX, pero con el nuevo milenio el clásico internacional desapareció del mapa sudamericano. No se volvieron a cruzar por la Copa Libertadores desde 1998. Y las otros dos competencias de la Conmebol que los juntaron en una cancha ya no existen, la Supercopa y la Copa Mercosur. Ahora, la Copa Sudamericana permite llevar la rivalidad fuera de fronteras de nuevo.

Por la Libertadores siempre se sacaron chispas, aunque en las ocho copas que levantaron entre ambos solamente se midieron en dos: 1966 y 1971.

El primero de todos fue el 8 de julio de 1962, cuando Peñarol era campeón y Nacional lo desafiaba. Ganaron los tricolores 2-1 pero luego los aurinegros se desquitaron por 3-1. Y como en el tercer juego empataron 1-1, Peñarol pasó a la final por tener un gol más.

Volvieron a jugar en 1966. Y un joven Nacional dio la sorpresa al vencer al Peñarol de las estrellas nada menos que por 4-0. Sin embargo, el mirasol se llevó los siguientes tres clásicos (3-0, 3-0 y 1-0) y seguiría rumbo al título. En una de esas ocasiones, Pedro Rocha logró tres goles, el tercero de antología.

En esa Copa compitieron por primera vez los vicecampeones nacionales, una idea que buscaba las jugosas recaudaciones de los enfrentamientos de los rivales locales, en tiempos sin los ingresos de la televisión. Con cuatro clásicos seguidos, el plan se cumplió perfectamente...

Un año después, Nacional fue el que pasó a la final, ganando 1-0 el primer encuentro e igualando el otro 2-2. El brasileño Celio fue el héroe de aquellos partidos, marcando los tres tantos de su equipo (ver aparte).

En 1968 fue al revés: Peñarol ganó 1-0 y después igualaron sin goles, con lo cual se clasificó el aurinegro.

En 1969 se midieron nada menos que cinco veces, con tres empates, un triunfo tricolor por 2-0 y uno aurinegro por 1-0. Esa diferencia de un gol puso al albo en la final.

Luego de dos empates en la edición 1970, Nacional aplicó la ley del más fuerte en el 71, año de su primera conquista del torneo: ganó los dos clásicos, 2-1 y 2-0. El primero lo dio vuelta en los minutos finales, con un gol de e Luis Artime y un penal de Juan Martín Mugica.

En el 72, tras el 1-1 inicial, un Nacional defensor del título venció por 3-0, con tres de Luis Artime. El tricolor necesitaba ganar por cinco goles para ir a la final, mientras que el aurinegro lo hacía con el empate. Para mayor dramatismo, Luis Cubilla falló un penal.

En 1973 Nacional ganó 2 a 1 y el otro fue empate, pero ambos quedaron eliminados. Un año después se repartieron las victorias (1-0 el mirasol y 2-0 el albo), aunque se clasificó solo Peñarol.

En 1975 Nacional no fue a la Copa, con lo cual se cortó la serie. Al regresar en 1976, empataron en un gol el primero y Peñarol ganó el segundo 2-1 con un golazo de tiro libre de Pablo Forlán, eliminando a su rival.}

Luego hubo una larga series de empates: 0-0 y 1-1 en la primera fase de 1979, un doble 1-1 en las semifinales de 1981, cuando quedaron afuera ambos. En 1983, Peñarol, que defendía el título, ganó los dos (2-0 y 2-1) y pasó a la final.

Hasta 1997 no volvieron a cruzarse porque alguno de los dos no se clasificó a la Libertadores (y una vez, en 1990, los dos al mismo tiempo). En el 97 el aurinegro ganó el primero por 4-1 y el tricolor la revancha por 2-0.

La última Libertadores que los enfrentó fue la de 1998. Y hubo un doble triunfo de Peñarol: 2-1 en el Campus de Maldonado (no se podía usar el Estadio Centenario por trabajos en su césped) y un amplio 4-1.

Además, se enfrentaron en dos ediciones de la Supercopa. En 1992 Nacional eliminó a su rival luego de empatar 2-2 la ida y ganar 1-0 la vuelta, aunque no pudo seguir en el torneo debido a la huelga de futbolistas por las sanciones a Basáñez y Villa Teresa por la muerte de un hincha. En 1997 el clasificado fue Peñarol, después de un 2-2 y un triunfo por 2-1.

Por la Copa Mercosur jugaron una sola eliminatoria, en 1999. Del empate inicial sin goles al triunfo de Peñarol por 2-1, con goles de Walter Pandiani y Antonio Pacheco, y descuento de Jorge Delgado. Nadie lo sospechaba, pero por 22 años no habría más clásicos internacionales.

En resumen, por torneos de la Conmebol se enfrentaron en 44 oportunidades, con 15 triunfos de Peñarol, 11 de Nacional y 18 empates. El mayor goleador es Pedro Rocha, con siete tantos.
 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error