FÚTBOL

De Arrascaeta se recibió de ídolo

Giorgian jugó con Uruguay contra Japón el martes en la mañana, viajó 25 horas para llegar en hora para enfrentar a Corinthians en la definición del título, y le dio el triunfo a Cruzeiro con una magistral definición. En Belo Horizonte, los fanáticos aman al futbolista uruguayo.

De Arrascaeta
El momento preciso en el que le pica la pelota a Cassio. FOTO: Efe.

Será que hj (hoje = hoy) bh vai pegar fogo???”. Ese simple tweet que escribió Giorgian De Arrascaeta con el trofeo de la Copa de Brasil en el vestuario del Arena Corinthians horas después de terminada la final en la que su equipo, Cruzeiro, se quedó con el título, tuvo casi 500 comentarios entre los 179.000 seguidores que tiene el talentoso volante en la red social del pajarito.

El tweet, que hacía alusión al recibimiento que tendría el equipo en Belo Horizonte tras quedarse con la Copa, no hizo más que mostrar cómo tienen los hinchas catalogado al uruguayo: es un ídolo. Y si algo faltaba para reafirmar esa condición fue el partido del miércoles por la noche, que terminó 2-1 gracias al gol de De Arrascaeta en el minuto 82, en uno de los peores momentos del partido para Cruzeiro.

Si uno observaba cualquiera de las publicaciones de la cuenta oficial de la Selección Uruguaya en Twitter, visualizaba rápidamente que había un gran enojo con el técnico Óscar Tabárez por la convocatoria, ya que así el uruguayo se perdería la definición de un torneo importantísimo en Brasil, que Cruzeiro ya había ganado en 2017, y que le otorga al campeón la cifra de 13 millones de dólares.

Estaban molestos. Querían que no citaran a su ídolo, porque pretendían que fuera su guía en las finales. Hasta el propio jugador nacido en Nuevo Berlín hizo gestiones para no ser convocado, pero las mismas no tuvieron un buen resultado.

El martes, De Arrascaeta era titular con Uruguay ante Japón en tierras niponas. Las ilusiones de los hinchas del Cruzeiro se esfumaban. Pero pasó lo impensado... Apenas terminó la concentración uruguaya, el volante (en conjunto con el club) decidió hacer un viaje de 25 horas para llegar a tiempo a la final. Tomó un avión en Tokio, hizo una escala en Dubai y desde ahí se tomó un vuelo directo a San Pablo. Todo en primera clase, en un viaje que a Cruzeiro le costó 18.000 dólares. De Arrascaeta llegó a tiempo y entró en la convocatoria del equipo de Belo Horizonte, pero en el banco de suplentes, ya que no se había entrenado con sus compañeros durante la semana y venía de un vuelo agotador, más lo que significa el cambio de horario.

El uruguayo entró en el minuto 64 en lugar de Rafinha, con el partido 1 a 1 y cuando su equipo no lo pasaba bien tras haber ganado 1-0 en la ida. A los 82’ recibió un pase en profundidad de Raniel, superó en velocidad a los zagueros del Corinthians y remató al arco, picando la pelota por encima del enorme arquero Cassio. Golazo para sellar el triunfo y, por ende, el título.

“Rey de las galaxias”; “Quedate aquí para siempre”; “Vos sos crack”; “¡Mira los ojos de este monstruo uruguayo! Qué imagen tan maravillosa” (haciendo referencia a la cara de cansado de Giorgian); “Te amo uruguayo, sos todo nuestro”; “Esta es tu casa para siempre, ¡nunca te vayas!”; “Soy un deportista y un fan de tu fútbol. ¡Cómo juegas a este baile, uruguayo! ¡ Felicitaciones por el logro! Eres una estrella”; “Como siempre, haciendo la diferencia”, son sólo algunos de los comentarios que los hinchas de Cruzeiro le hicieron llegar al uruguayo, que se transformó en ídolo por su gesto de jugar pese al largo viaje y a la diferencia horaria, en el club donde es el máximo goleador extranjero.

Ahora resta disfrutarlo en la selección, donde por diversas razones todavía no se ha podido asentar en el equipo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)