Mirá el video

Arrancó una semana diferente

Los aurinegros volvieron a entrenar en Los Aromos donde llevaron adelante un trabajo regenerativo; Emilio Mac Eachen, con una fuerte contractura, no trabajará en toda la semana

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fotos: A. Colmegna

Los aurinegros regresaron a Los Aromos para dar comienzo a una semana diferente porque no hay fútbol el fin de semana. Los dirigidos por Pablo Bengoechea, realizaron dos amistosos frente a Fénix y Deportivo Maldonado, buscando mejorar el rendimiento. En el del miércoles, frente a los de Capurro jugarán los futbolistas qu eno actuaron ante Danubio, o que sumaron pocos minutos en Jardines; mientras que el viernes ante los fernandinos se disputarán dos partidos de una hora cada uno. 

Esta mañana el plantel llevó a cabo un trabajo regenerativo bajo las órdenes del profesor Modesto Turren. Los jugadores realizaron trotes, estiramientos y trabajos en las colchonetas.

El único que no participó y se quedó sentado a un costado de la cancha observando el movimiento de sus compañeros, fue Emilio Mac Eachen. El zaguero sufrió una fuerte contractura en el partido del sábado y tuvo que ser sustituido. La idea es pararlo durante esta semana, sobre todo teniendo en cuenta que no se juega la fecha por la disputa de ls Eliminatorias.

El otro que fue examinado por la sanidad fue Matías Aguirregaray, quien sufrió un golpe en el tobillo en el partido ante Danubio, pero salió a la cancha y entrenó a la par del resto.

"La victoria fue muy importante, pero el juego no fue el esperado. Tenemos que apuntar a jugar mucho mejor. En este partido el rendimiento no fue el que pretendemos, pero el fútbol tiene esas cosas. Jugamos mejor con River y perdimos y esta vez jugamos mal y ganamos. Vamos a ir mejorando, queda campeonato y vamos a mejorar, yo le tengo mucha confianza en el plantel", dijo Pablo Bengoechea en conferencia al volver a Los Aromos.  

El técnico dijo que la forma en que vivió el partido en Jardines se debió a que sufre por sus futbolistas. "Los veo entrenar todos los días, los quiero un montón y sufro por ellos. Veo que se preocupan y que son buenos profesionales", admitió el técnico. "A veces uno hace cosas que no están pensadas, veníamos de una derrota que nos había dejado muy tristes a todos. Pero me ponía mucho más nervioso cuando era jugador, que ahora de técnico. Ahora no puedo hacer nada", 

Si no podés ver el video, hacé click acá.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)