INSÓLITO

El arquero japonés al que le hicieron dos goles de la mitad del campo en dos minutos

Masahiro Okamoto pasará a la historia y no precisamente por sus grandes tapadas. Entre el minuto 60 y el 62 le anotaron desde el campo contrario.

Masahiro Okamoto
MIRÁ EL VIDEO

Los entrenadores de cualquier deporte suelen repetir que se aprende más de las derrotas que de las victorias. El que sin dudas debe haber aprendido el último fin de semana fue Masahiro Okamoto.

Es el arquero de Ehime, equipo de la segunda división (J2) de Japón, que junto a sus compañeros viajó 1.100 kilómetros desde Matsuyama  hasta Yamagata, para enfrentar al Montedio local, y se volvió humillado.

No se trata de que Okamoto recibiera una abultada goleada (su equipo perdió 3-0), sino que se convirtió en el primer arquero profesional en recibir dos goles desde la mitad de la cancha y en solo dos minutos, razón por la cual el video de su actuación se hizo viral.

Montedio Yamagata, que marcha segundo entre 22 equipos en el torneo del ascenso nipón, ganaba 1-0 desde el minuto 38 con gol de Takahiro Yanagi. Ehime, hundido en el puesto 16 y 28 puntos más atrás que su rival, presionaba sobre la mitad de la cancha tratando de emaptar.

Los futbolistas y el cuerpo técnico del conjunto local evidentemente había estudiado a Okamoto y habían visto que le gusta jugar mucho afuera de su área. Por eso, a los 60 minutos Shun Nakamura en su campo y a unos seis metros de la línea media, levantó la cabeza y disparó. Okamoto, que estaba casi en la mitad de la cancha, comenzó a correr pero nada pudo hacer. La pelota pasó por encima de su cabeza, picó dentro del área chica y se metió para el 2-0.

Puede pasar y, si bien lo hecho ya no puede hacerse, normalmente deja una enseñanza. En este caso debería haber sido para el arquero no jugar tan afuera del área, pero aparentemente le habría costado asimilar la lección, porque lo sufrió nuevamente pocos segundos después.

Ehime movió, perdió la pelota rápidamente, Tatsuhiro Sakamoto la recibió en el medio, levantó la cabeza, vio que Okamoto estaba otra vez casi en la mitad de la cancha y casi desde el mismo lugar, aunque un par de metros más cerca, disparó. Otro retroceso desesperado en vano del arquero del Ehime, que esta vez llegó a tocar la pelota porque picó ya dentro del área mayor pero no logró desviarla. Fue el 3-0 y el segundo gol en 60 segundos que le hacían a Okamoto desde el medio de la cancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)