PEÑAROL

Está armado

Peñarol sabe a lo que juega, ya lo demostró en el clásico y de cara a la Supercopa tendrá dos regresos clave

Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.
Peñarol está armado y Diego López busca seguir afinando el equipo para todo lo que afrontará el aurinegro en esta temporada. Foto: Gerardo Pérez.

Diego López tiene razones para estar conforme y el clásico se lo demostró. Claro está que el equipo debe seguir mejorando, pero de cara a lo que se viene, el aurinegro tiene varios puntos altos para explotar.

La muy buena actuación del equipo en el clásico frente a Nacional abrió un abanico de posibilidades que el entrenador puede empezar a probar y también el encuentro ante los tricolores ayudó a sacar conclusiones acerca de varios jugadores.

Y como por si eso fuera poco, el “Memo” no pudo contar de entrada con Cristian Rodríguez, quien estuvo en el banco debido a una molestia muscular (ingresó a los 80’), ni con Lucas Viatri, quien el sábado por la mañana se sumó a los trabajos en Los Aromos.

Se trata de dos piezas fundamentales en el plantel que, tal como pidió el cuerpo técnico, tuvo pocos cambios respecto al de la temporada 2018 en la que los aurinegros lograron el bicampeonato.

Pese a eso, Peñarol mostró un equipo que siempre intentó generar juego por las bandas, partiendo del armado del fútbol que en todo momento pasó por los pies de Walter Gargano y Guzmán Pereira, dos figuras de relevancia en lunes por la noche.

Y para muestra de eso, el primer gol aurinegro nace de un gran quite de Guzmán Pereira, quien le dio la pelota al “Mota” para que éste asistiera de manera fantástica a Agustín Canobbio para poner el 1-0.

Además, en el segundo tanto aurinegro, Gargano puso un muy buen cambio de frente para Canobbio, que por izquierda mandó el centro para el cabezazo de Fernández.

El juego

Salir desde el fondo con buen toque de pelota se volvió una costumbre en Peñarol. Es uno de los sellos de Diego López y desde el inicio del clásico se vio esa intención, que cobró mayor fuerza después que los dos quedaran con 10 futbolistas por las expulsiones de Luis Mejía y Fabián Estoyanoff.

Y dentro de ese esquema, el clásico dejó ver cómo Enzo Martínez se acopló a la idea de juego y tuvo su importancia en la zaga: marcó bien, fue prolijo en la salida, ganó por arriba en el área rival y hasta metió dos interesantes cambios de frente para los atacantes cuando vio los espacios para hacerlo.

Claro está que la última zona de Peñarol no tuvo mucho trabajo, pero cuando fue exigida, respondió y el “Topo” dio buenas señales.

Por otra parte, y más allá de la muy buena actuación del doble cinco, el juego por las bandas tuvo lo suyo. Mientras estuvo en cancha, Estoyanoff intentó encarar por derecha y Canobbio fue de los mejores: hizo un gol, dio otro y gravitó.

De cara a la Supercopa, Diego López buscará afinar el equipo y seguramente tenga al “Cebolla” Rodríguez y Lucas Viatri a la orden para potenciar un equipo que ya está armado y que busca seguir mejorando con jugadores que están rindiendo muy bien.

Diego López. Foto: Leonardo Mainé.
Diego López en el clásico entre Peñarol y Nacional en el Centenario. Foto: Leonardo Mainé.

Los jugadores que más gravitan en el equipo aurinegro

Lucas Viatri
No estuvo a la orden, ya que se sumó el sábado al plantel tras renovar su contrato con Peñarol. Es una pieza clave en la ofensiva: pivotea, va siempre al choque y tiene presencia en el área. Su trabajo hace que Gabriel Fernández pueda estar más libre y gravitar en la ofensiva del equipo aurinegro. Su objetivo es llegar en óptimas condiciones a la Supercopa.

Cristian Rodríguez
El “Cebolla” fue al banco en el clásico por una molestia muscular, pero jugó 10’ en el cierre del encuentro. El capitán gravita dentro y fuera de la cancha. El cuerpo técnico no lo quiso arriesgar pensando en la Supercopa, instancia a la que seguramente llegue en óptimas condiciones para integrar el equipo titular y Diego López tendrá que ver por quién ingresa.

Walter Gargano
Jugó un partidazo el lunes conformando el doble cinco con Guzmán Pereira, otro de gran actuación frente a los tricolores. El “Mota” manejó el fútbol del equipo aurinegro y es una pieza clave que continúa demostrando su importancia y sobre todo, su clase. Asistió a Agustín Canobbio en el primer gol y le hizo un cambio de frente para el segundo. Se lució.

Gabriel Fernández
El “Toro” volvió a demostrar su importancia en el equipo y además le anotó otra vez a Nacional, algo que ya se le hizo costumbre. Jugó en la ofensiva junto a Gastón Rodríguez, otro que mostró muy buenas señales, y fue la referencia de área. Su mejor versión es con Lucas Viatri en el ataque y seguramente en la Supercopa. Diego López podrá tener a los dos a la orden.

Lucas Hernández
Tiene una clase enorme para jugar los partidos. Sigue creciendo como jugador. Sólido en la marca, tapa su sector y trata siempre de sumarse al ataque generando jugadas por la banda izquierda y también probando algún remate de media distancia con su muy buena pegada. En la pelota quieta también gravita y es una pieza clave para el equipo aurinegro.

RECAMBIOS

El "Memo" tiene para donde mirar

Diego López seguro sacó varias conclusiones tras el triunfo clásico y en medio del período de pases, pudo ver a jugadores que están luchando por quedarse en el plantel. En la defensa, Yeferson Quintana tuvo minutos y entró con mucha solidez; Gastón Rodríguez jugó como para quedarse en Peñarol y tener una nueva oportunidad en el aurinegro. Rodrigo Piñeiro e Ignacio Lores también tuvieron minutos y buscaron encarar en base a la velocidad. “Memo” tiene para dónde mirar, pero los sigue observando bien de cerca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)