PEÑAROL

El arma letal de Leo Ramos son las bandas

Peñarol apuesta a la velocidad por los laterales para lastimar a sus rivales

Tándem. El de Lucas Hernández y Agustín Canobbio, por izquierda, fue de lo más interesante de Peñarol en estos primeros partidos. Se entienden bien. Foto: Ricardo Figueredo
Tándem. El de Hernández y Canobbio, por izquierda, fue de lo más interesante de Peñarol en estos primeros partidos. Se entienden bien. Foto: Ricardo Figueredo

Fue lo mejor de Peñarol ante el Delfín. De todas maneras, ya lo había sido ante la selección de Colonia y Progreso. No en vano los jugadores que ocuparon esa posición del campo fueron las figuras en cada uno de los juegos: los carrileros.

Diego Rossi y Fabián Estoyanoff lo hicieron a la perfección en 2017 y por eso suplir la baja del juvenil era una de las metas principales en este mercado de pases. Las contrataciones de Agustín Canobbio y de Giovanni González son las que buscan cubrir ese espacio y por el momento lo han hecho a la perfección.

El ex-Fénix fue titular por la banda izquierda que ocupaba Rossi los tres partidos que disputó el elenco aurinegro y respondió con gran rendimiento. Su chance en el once titular puede correr peligro ante la llegada de Fidel Martínez, que parecía un inminente titular con su llegada al club.

De todas maneras, el rendimiento tanto de Canobbio como de González es de lo que más se puede destacar de los juegos que disputaron los de Leonardo Ramos. Ida y vuelta, velocidad y buen pie es lo que sobresale en dos de las incorporaciones aurinegras que, a pesar de ser muy jóvenes, se adaptaron bien al club.

Además hay que destacar otras tareas que son importantes en este tipo de juego y son los laterales.

Guillermo Varela y Lucas Hernández han formado destacadas sociedades con ambos mediocampistas y se demuestra partido a partido con las subidas por ambas bandas de los laterales.

Pese a que también son jóvenes, Varela y Hernández cuentan con una experiencia mayor en la institución que seguramente le aportará más confianza a los recién llegados.

Pese a que ninguno de los dos parecería ser titular (esos lugares serían ocupados por Martínez y Estoyanoff), serán una buena pieza de recambio en un Peñarol que juegue quien juegue en ese lugar tiene una herramienta clave: las bandas, que son el arma de Ramos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)