NACIONAL

Arismendi: “La rotación ha sido bárbara; todos nos sentimos parte”

El “Mama” es uno de los referentes que tiene Nacional. En la charla con Ovación explicó los desafíos que asumió al jugar en la defensa y las variantes que tiene esa posición respecto a la de volante central. También dijo que Progreso los superó y habló de las fortalezas del plantel.

Sinceridad. El “Mama” se mostró autocritico de lo que fue el flojo rendimiento del equipo en la derrota contra Progreso. Foto: Ariel Colmegna
Sinceridad. El “Mama” se mostró autocritico de lo que fue el flojo rendimiento del equipo en la derrota contra Progreso. Foto: Ariel Colmegna

-Contra Progreso fueron tus primeros minutos en el Apertura; ¿Cómo te sentiste?

-Justo me tocó jugar en un día en el que todo el equipo no estuvo bien, yo inclusive. Se hizo un partido de ida y vuelta, no terminamos nunca de salir del fondo que ya nos estaban atacando de nuevo. Hubo mucho trabajo para la defensa.

-¿Cuáles fueron las fallas de Nacional en ese partido que lo llevaron a ser superado?

-Progreso jugó bien y nosotros no supimos cómo plantear el partido frente a ese buen juego. Nunca encontramos un orden en la marca y no tuvimos posesión de balón. Sumado a que no tuvimos una buena tarde y que ellos jugaron bien se formó un combo que terminó siendo una justa victoria para ellos.

-¿Podemos decir que el 2018 para Arismendi está en la zaga?

-Por ahora si. Pero bueno, no sabría decirte cómo sigue esto. Sí por ahora está claro que estoy jugando ahí y que no hay muchos aires de cambio.

-¿Qué cambia el jugar en un puesto y en otro? ¿Te sentís cómodo jugando en la zaga?

-Si. En el mediocampo tenés más contacto todo el tiempo con el equipo en general aunque quizás no es tan trascendente como cuando uno juega atrás. Cuando jugás atrás participás menos del juego, pero esas pocas pelotas son fundamentales, entonces es más complicado, tenés que estar más concentrado. Por ahora he jugado ahí en la Copa y casi todos tienen nueves de un nivel internacional fuerte, entonces no es tan fácil. Sí es cierto que se corre de otra forma. Quizás en la zaga tenés mucho más pique, mucho más saltos, en el mediocampo es más de trote.

-Cuando el “Cacique” te dijo que ibas a jugar en la defensa central ¿cómo lo tomaste? ¿fue algo hablado o directamente te dijo que ibas a jugar en ese puesto sin una charla previa?

-Cuando empezó el año sabíamos que Diego (Polenta) no iba a estar para los primeros tres partidos; sí sabía que era uno de los candidatos para poder jugar ahí. Esperamos por si venía algún refuerzo para ese puesto, que llegaron pero tarde, entonces como se venía dando todo era el candidato para estar en ese puesto. Sabía y tenía claro de los riesgos que asumía porque había hecho un buen año como cinco el año pasado; sí era consciente que tuve un partido malo en la zaga, pero bueno, después contra Zulia jugué en Venezuela atrás y lo hice bien, pero queda más en la memoria un mal partido. Creo que fue el único partido malo que tuve en la zaga, entonces quedó eso como que yo no podía jugar ahí. Era consciente de eso, pero igual asumí el desafío y le dije que sí, que si él consideraba que yo era el más apto como para estar jugando ahí, que lo iba a hacer y por suerte salió bien.

-Hablabas de tu buen rendimiento en el 2017 jugando de cinco, en el que tuviste mucha regularidad de principio a fin, ¿a qué se lo atribuís?

-Tuve un año bueno pero no pienso que haya sido de mis mejores años en el club. En el 2008-2009 tuve un gran año, en el 2014-2015 también. Al 2017 no lo considero un gran año porque no fuimos campeones. Me sentí partícipe importante y como tal sabía que el entrenador confiaba mucho en mí, en mi forma de ser y de jugar.

-¿Cómo has visto a Corujo?

-Bien. Es un muchacho que está haciendo sus primeras armas y no es nada fácil hacerlo jugando Copa con equipos fuertes. Lo ha hecho de buena forma. Está creciendo, está evolucionando. Espero que siga así.

-¿Y a Oliva, que está jugando en tu posición natural?

-Más o menos igual. Vos los ves en los entrenamientos, que son jóvenes, que están creciendo, pero no sabés cómo pueden responder frente a ciertos desafíos de esa índole. Lo han hecho de buena forma, han mostrado que tienen pasta como para estar jugando en el primero.

-Teniendo en cuenta que sos un jugador de experiencia y que has sido dirigido por varios técnicos, ¿te ha sorprendido en algo el “Cacique” ?

-No, más o menos uno juega y es entrenador como vive. Es un entrenador profesional, pasional, que le da muchas horas al trabajo y lo vive de una forma muy intensa.

-¿Qué te parece que Medina rote el equipo de una competencia a la otra?

-Hasta ahora, en lo que es el grupo y lo que es anímicamente para todos, ha sido bárbaro. Porque los 25 jugadores nos sentimos parte, que todos suman, que todos están jugando. Eso es algo bueno. Y si, a su vez, es con resultados positivos, mejor aún, porque eso hace que todos estén alegres no solo porque juegan sino porque suman para el equipo. Esto te hace ser consciente de que ‘sos parte de’. Me parece bárbaro que haya sido así hasta ahora.

-¿Te ves jugando contra Defensor el sábado?

-No sabría decirte qué es lo que pasa por la cabeza del DT. Sabemos que es un partido clave por la lucha por el campeonato, entonces creo que el entrenador va a saber armar el equipo ideal para este partido.

-¿Cuál es la principal fortaleza de este plantel de Nacional?

-Hay un grupo súper sano. Todos desde su lugar quieren lo mejor para el equipo. Eso se ve en la intensidad que se pone en cada partido. Lamentablemente este último fin de semana fue la excepción. Tenemos que hacer una revisión hacia adentro para ver qué fue lo que pasó porque lo que se vio no fue el equipo que somos realmente.

Libertadores: se viene Sanos

Respecto al partido de la semana próxima de visita contra Santos, Arismendi señaló que “no tenemos que cambiar nada, el equipo que está jugando por la Copa lo está haciendo muy bien. Es un equipo intenso, que juega compacto, que juega bien. En Brasil van a ver lo mismo que han visto hasta ahora”. Y agregó que “la Copa es una competición muy complicada, porque son todos equipos grandes, que saben cómo se juega; no entran con nervios de cuando te atacan mucho porque son todos equipos que saben bien a lo que juegan. Contra Santos imaginamos un equipo que va a querer jugar al fútbol, que va a querer atacarnos y nosotros intentaremos no meternos atrás y tener posesión de pelota”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)