PEÑAROL

Los argentinos volvieron a dar la talla

Lucas Viatri y Maximiliano Rodríguez fueron vitales para la victoria frente a Cerro y se parecieron a la delantera que se consagró en el pasado Uruguayo.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Entre los dos habían aportado 11 goles en el Clausura 2017, en el cual Peñarol se terminó consagrando y que le valió la participación en la definición del Campeonato Uruguayo, donde los aurinegros levantaron la copa tras superar a Defensor Sporting en la final.

La lesión ocular de Lucas Viatri lo dejó sin jugar el Apertura y el Intermedio, por lo que su compatriota no pudo repetir dupla de ataque. Pasaron los dos torneos y Peñarol no se pudo consagrar, Viatri regresó para el Clausura y todo hacía indicar que Peñarol recuperaba más que un delantero; lo que obtenía era otra vez un dueto que le dio mucho rédito.

Pese a ello, las lesiones de la “Fiera” y algunas decisiones técnicas hicieron que antes del duelo contra Cerro no acumularan ni un partido entero juntos dentro del campo (81 minutos), pero ante los albicelestes, ambos fueron vitales y se encargaron de darle una victoria clave a Peñarol.

Viatri comenzó de titular, mientras que “Maxi” ingresó en el minuto 66 en lugar de Gonzalo Freitas. Lo cierto es que esa variante fue la que le cambió el rumbo al elenco del “Memo” López. Estando 1-2, en el Campeón del Siglo, el conjunto aurinegro necesitaba ir en busca del tanto del empate y la inclusión de la “Fiera” le dio otro ritmo al mediocampo.

Sin el “Cebolla” Rodríguez, el argentino se encargó de administrar la pelota con criterio y eso le cambió la cara a Peñarol, que empezó a adueñarse del balón y desde ahí empezó a ganar el partido.

Previo a eso, se merece una mención especial el otro argentino: Viatri. El “Atracador” peleó incansablemente cada una de las pelotas, al igual que lo hizo desde que regresó a la titularidad, y tuvo su premio, pero antes se encargó de hacer un trabajo que últimamente le da mucho rédito a Peñarol: las asistencias.

El argentino bajó la pelota de cabeza y Carlos Rodríguez aprovechó esa jugada para poner, de pecho, el tanto que ponía la igualdad momentánea para Peñarol.

Posterior al tanto del empate, Cerro se volvió a poner en ventaja y otra vez los aurinegros debían lucharla desde atrás y allí quien se hizo cargo fue Maximiliano Rodríguez.

El rosarino, que en el Uruguayo 2017 jugó algunos encuentros de “doble 5” y no rindió lo esperado, en la pasada jornada partió desde la mitad de la cancha, pero la historia fue otra. Se hizo dueño de la pelota y desde él comenzaron los ataques, precisamente en uno de ellos fue que terminó concretando su gol, el del empate.

Justamente la jugada nace con un pase suyo, desde el círculo central, donde habilitó a Darwin Núñez. El juvenil lanzó un centro y la pelota le quedó a Ignacio Lores, que intentó rematar y el balón le quedó a “Maxi”. La “Fiera” encaró y sacó un potente remate cruzado que venció a Irrazábal y también el intento de Guillermo Rodríguez por despejar la pelota en la puerta del arco.

En el fútbol, los goles cambian los ánimos y si algún hincha aurinegro estaba molesto con los últimos rendimientos de Maximiliano Rodríguez, el de la pasada jornada lo tendría que haber dejado más que satisfecho.

Pero es justo también que su compatriota se llevó todos los flashes por varios motivos. Viatri anotó el gol del triunfo, para dar vuelta el marcador y con un valor muy especial. Una y otra vez lo buscó y la mala puntería o las intervenciones del arquero se lo evitaron, ante Cerro y también en los encuentros anteriores, pero lo cierto es que cerca del final terminó llegando.

El centro de Lucas Hernández lo encontró sin marca y con una palomita sentenció el triunfo para el conjunto aurinegro. Entre lágrimas y abrazos con sus compañeros, también se concretó su expulsión por haberse quitado la camiseta cuando ya tenía amarilla, pero poco importó en ese momento y poco se le puede reprochar.

No poder jugar más al fútbol debe ser lo más duro para una persona que toda su vida giró alrededor de una pelota y Viatri estuvo durante un largo tiempo debatiendo con esa situación. Se recuperó, volvió a ser titular y un día anotó un nuevo gol con la camiseta de Peñarol.

Más allá de la victoria, quedan varias cosas por rescatar. Por ejemplo, el gran partido que jugó Guzmán Pereira, lo abundante que se sintió la ausencia del “Cebolla” Rodríguez en la mitad de la cancha, pero sobre todo el buen rendimiento de los argentinos, que volvieron a dar la talla e ilusiona a los hinchas. Viatri se perderá el duelo ante Atenas, pero ante Danubio, en Jardines, se podría observar luego de mucho tiempo al “Atracador” y a la “Fiera” juntos, con todo lo que eso significa.

Y al sexto partido anota Lucas Viatri.

Pese a que ante Cerro fue la séptima fecha, fue el sexto encuentro de Peñarol en el Clausura, ya que en una de ellas tuvo libre. La particularidad es que el argentino anotó su primer gol en el torneo en el sexto encuentro, al igual que en el Clausura 2017. En aquella ocasión sí fue en la sexta jornada y frente a Fénix en el triunfo por 3-0, también en el CDS, de cabeza, en el mismo arco y con un movimiento similar.

RINCÓN AURINEGRO

Datos del equipo del "Memo" López:

El único invicto del Clausura: Con el triunfo ante Cerro, Peñarol mantiene el invicto durante el torneo y sigue siendo el único que todavía no cayó en las fechas que se llevan disputadas. Hasta el momento acumula seis triunfos y un empate, en el debut, frente a Racing en el CDS.

Cortó la racha negativa en casa: Los dos primeros duelos ante Cerro en el Campeón del Siglo fueron victoria de los albicelestes y en ambos el equipo de la Villa se quedó con el triunfo por 2-1. El pasado domingo Peñarol cortó esa racha y ganó por primera vez en su casa ante Cerro.

El más goleador y el menos goleado:
Con los goles de la pasada jornada Peñarol escaló y se convirtió en el equipo más goleador del Torneo Clausura (14 tantos). A su vez, es el menos goleado, hasta la fecha pasada era un mérito que lo tenía en solitario; ahora se le sumó Nacional (6 goles).

Estoyanoff sin lesión ósea:
Luego de sufrir un pisotón en su brazo, en la expulsión de Darwin Torres, el “Lolo” quedó muy dolorido. Tras el encuentro se le realizaron placas y no se registró lesión ósea, pero sí un traumatismo en el antebrazo que no le impediría estar ante Atenas.

En la próxima recibe a Atenas:
La octava fecha tendrá a Peñarol recibiendo a Atenas de San Carlos en el Campeón del Siglo. El aurinegro buscará una nueva victoria para seguir liderando el Clausura, mientras que los carolinos deben sumar para escapar al descenso.

En breve, López tendrá una "alta":
Luego del duelo de Uruguay ante México del próximo viernes, Peñarol recibirá a Guillermo Varela, quien no jugará en Europa y continuará su carrera en el aurinegro. El “Memo” tendrá otra alternativa para el lateral derecho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º