COPA LIBERTADORES

La argentinidad al palo

Peñarol ante los equipos de la vecina orilla en casa y por Copa: buenas y malas.

Si no puede ver el interactivo, haga click aquí

La Libertadores de este año pondrá nuevamente cara a cara a Peñarol ante un club argentino. No es River, no es Boca. Tampoco uno de los equipos de Avellaneda ni San Lorenzo. Es Atlético Tucumán, un conjunto del interior que mueve mucha gente en su provincia y que por primera vez está participando de este certamen.

Pese a ello, como cada vez que se presenta un rival de la vecina orilla, el encuentro tiene otro sabor. El entorno es diferente: viene mucho público visitante y, en varias ocasiones, los partidos se terminan hablando más de la cuenta.

A lo largo de toda la historia, la Libertadores tiene cruces para todos los gustos entre uruguayos y argentinos: buenos y de los otros.

Dentro de los más recientes, se recuerda el gol de Darío Rodríguez ante Vélez en la Libertadores 2011 o el día del estreno de la bandera gigante ante Independiente. Más atrás, en 1987, el triunfo sobre el “Rojo” en semis por 3-0. Lo mismo en 1982, con victoria por 2-1 ante el “Millo”.

Mucho más atrás, la final ante River por 2-0 en Montevideo que luego le permitió quedarse con la edición de 1966 o el triunfo en semis contra el “Ciclón” que ayudó en la conquista de 1960.

También hay de las otras que mayormente llegaron en las últimas tres décadas. El 1-5 ante los de Boedo en 1996, por ejemplo, que quedó marcada hasta la actualidad como la peor derrota en casa.

Peñarol juega ante un equipo argentino y por primera vez en el CDS. Vale repasar los últimos seis choques.

Hinchada de Peñarol.
Hinchada de Peñarol.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)