FÚTBOL

En Argentina vuelven a entrenar el 25 de mayo, pero todavía no hay fecha de inicio

Los futbolistas tienen el temor de transmitir el virus a sus familiares, ya que muchos de ellos son jóvenes que viven con sus padres. 

Wilton Sampaio en una de las acciones de Boca Juniors - River Plate en la Bombonera. Foto: EFE
Foto: EFE

El fútbol no tiene fecha de retorno en Argentina, pero sí los entrenamientos: será a partir del 25 de mayo, una vez que finalice la cuarta etapa de la cuarentena. Al igual que con la actividad económica, será progresiva y de forma paulatina, los entrenamientos se habilitarán para grupos reducidos, de no más de cinco o seis futbolistas, según adelantaron fuentes oficiales del Gobierno nacional.

Los ministros de Salud, Ginés González García, y de Turismo y Deportes, Matías Lammens, se reunieron esta tarde y resolvieron formar un comité para evaluar la vuelta a la actividad de los deportes. La habilitación para retomar los entrenamientos se aplicará para todas las disciplinas.

"El fútbol por ahora no tiene fecha, pero podrán volver a entrenar de a grupos, sin contacto", advirtió un integrante del gabinete nacional que conoce los detalles de cada paso que da el Gobierno en esta materia.

La vuelta del fútbol es un tema de conversación cotidiano para el presidente Alberto Fernández, que no pierde oportunidad para plantear su parecer en cada entrevista. Hoy no fue la excepción. Según explicó el mandatario, el "temor" de los jugadores está centrado en la posibilidad de transmitir el virus a sus familiares. "Es lógico", concedió el jefe del Estado en diálogo con Radio Rivadavia.

Una de las posibilidades que el Presidente aventuró ayer es la posibilidad de "hacer test rápidos a, por ejemplo, 30 futbolistas, entonces los equipos podrían volver a los entrenamientos". Esa, según dijo, es una forma de alejar "el temor que hoy tienen los jugadores de contagiarse de coronavirus".

Y agregó: "Me explicaban ayer que en el mundo del fútbol no está el temor del jugador a infectarse. Los que llegan a primera son chicos muy jóvenes. Muchos de ellos viven con sus padres. Muchos no viven en las mejores condiciones. Y el temor es llevar la infección a sus casas. Debemos ver si conseguimos algún sistema de testeos rápidos, para que un club testee 30 jugadores en un día, y tal vez así podamos volver a entrenar y volver al fútbol".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados