EL RIVAL DE URUGUAY

Otra era: Argentina con Sampaoli

El entrenador logró cambiarle la cara a la albiceleste: sale jugando, ejerce presión alta y siempre llega al área rival.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Sampaoli

Argentina goleó 6-0 a la selección de Singapur en un partido amistoso que se pareció más a una práctica interna, que a un juego exigente. De todas manera, sirvió para ver en funcionamiento otra versión de la albiceleste, y para comprobar que empezó otra era: la de Sampaoli.

"Tenemos la ilusión de acercarnos a la gente", afirmó el entrenador después de la goleada. Y es verdad. Esa es una materia pendiente de la selección, tener "piel" con el hincha, lograr cautivar al público y motivar a la gente y a los propios futbolistas.

El diario Olé destacó varios puntos a favor: el equipo sale jugando desde el fondo; tiene actitud protagónica de principio a fin; ejerce presión alta en campo rival; tiene rápida recuperación de pelota post-pérdida; arma sociedades por los andariveles y siempre llega al área rival con varios atacantes.

Para Canchallena de La Nación, "empieza el tiempo del análisis profundo del cuerpo técnico. Todo comenzó con 26 futbolistas reunidos en Melbourne diez días atrás, dispuestos a escuchar por primera vez a un nuevo técnico. Hubo cambios notorios respecto del pasado inmediato, una invocación al juego de ataque y entrenamientos alrededor de esa idea. Es pronto para generar tantos automatismos, pero el primer paso, el de la cachetada que hiciera reaccionar a un plantel entumecido, ya fue dada. Y parcialmente nuevo, también: desde ahora, José Luis Gómez, Joaquín Correa, Nicolás Tagliafico, Manuel Lanzini, Guido Rodríguez, Papu Gómez y Nacho Fernández saben de qué se trata jugar con la camiseta de la selección argentina. Un aire fresco se respira. La misión será trasladar esa brisa al estadio Centenario, cuando los puntos se pongan en juego", analizó el matutino.

Otro punto a favor de Sampaoli es que mostró su independencia futbolística sin Messi. Con él en cancha, la selección obtuvo el 83% de los puntos en sus seis encuentros por las Eliminatorias. Sin el 10, apenas cosechó el 29% de los puntos: apenas 7 sobre 24.

La nueva cara de la selección argentina se vio en los dos amistosos. Ya con Brasil tuvo un protagonismo importante y ante Suingapur, el entrenador "optimizó la posición de los futbolistas de acuerdo lo que proponía el rival: jugar con dos defensores no fue temerario, fue adaptarse a un ataque contrario desierto, en el que Khairul Nizam, el centrodelantero, se pasó la noche a kilómetros de Guzmán. Estaba claro que la mirada de Sampaoli iba a estar posada en el funcionamiento de pequeñas sociedades (Dybala-Lanzini en el eje creativo, por ejemplo), en las transiciones de un equipo recargado de volantes y en rendimientos particulares", apuntó el enviado de Canchallena.

La mini gira albiceleste fue un oxígeno económico para la AFA. Por el partido en Singapur recibió 1.400.000 euros, dinero fresco para las arcas asociacionistas.

También sirvió para ver a varios debutantes con la casaca de la selección, como el de Leandro Paredes, un volante que pisa el área rival y tiene gol, y el de "Papu" Gómez, otro futbolista que mostró su ductilidad y que perfectamente puede sumarse al plantel albiceleste

Otro acierto en esta era Samapoli es la recuperación futbolística del "Fideo" Ángel Di María, un futbolista fuertemente criticado por los medios pero se lo vio muy activo y participativo en estas presentaciones.

Lo mismo sucedió con Messi —sin dar lo mejor de sí en el partido ante Brasil— se lo notó mucho más involucrado con la causa selección, y en cada conferencia, Sampaoli hace referencia a su juego, a su categoría, y a la ventaja de contar "con el mejor jugador del mundo" en el plantel.

La era Sampaoli empezó con todo. Una mala noticia para nosotros, los uruguayos.

LO BUENO.

No recibió goles y marcó siete.

Los dos amistosos (ante Brasil 1-0 y Singapur 6-0) sirvieron para plasmar la idea de Sampaoli: sale jugando desde el fondo, tiene actitud protagónica, ejerce presión alta, y llega al área rival con varios hombres.

Idea fija: equipo ancho y paciente.

El equipo de Sampaoli fue "ancho y paciente", analizó Canchallena y agregó: "El esquema con siete jugadores ofensivos lo permitió el adversario. No se volverá a ver". Fue netamente atacante con dos defensores.

A favor: recuperó al ‘Fideo’ Di María.

Otro apunte de La Nación: "Entre tantos nuevos, el futbolista más destacado fue un histórico, Ángel Di María, que completó un partido serio, con buenas decisiones en los pases y que coronó con un gol lujoso". El entrenador logró recuperarlo.

Aprender a jugar sin ‘Lio’ Messi.

Logró que el equipo fuese independiente —futbolísticamente hablando— sin la presencia de Messi. Argentina obtuvo el 83% de los puntos en la Eliminatoria con el astro del Barcelona y solo cosechó el 29% de los puntos sin el "10". El DT no quiere tanta injerencia.

Ya tiene ocho colaboradores.

Sampaoli tiene un equipo que lo respalda: Sebastián Beccacece (ayudante de campo), Jorge Desio (preparador físico), "Nico" Diez (auxiliar técnico), Martín Tocalli (entrenador de arqueros), Daniel Martínez (jefe médico) y Raúl García (kinesiólogo).

LO MALO.

No tendrá mucho trabajo en cancha.

Para poder afiatar el nuevo sistema que pretende Sampaoli se necesita mucho tiempo de trabajo en cancha. Automatización y conocimiento de los futbolistas. Argentina no tendrá muchos entrenamientos de campo antes de jugar con Uruguay.

La meta: estar más cerca de la gente.

Los partidos de Eliminatoria exigirán mucho más a un plantel que llega desgastado por los enfrentamientos con la prensa. La tarea del nuevo cuerpo técnico es levantar el espíritu del grupo y su perfil ante los medios.

Al equipo le faltó más contundencia.

"Creo que los niveles de contundencia no fueron tan altos", dijo Sampaoli tras el 6-0. Ese fue un punto débil de esta nueva versión de la albiceleste. Pese a los seis goles, no el equipo no estuvo fino en la definición. Y el propio DT lo destacó.

La defensa, un tema urticante.

Un tema que preocupa es la figura táctica y el aspecto defensivo. La propuesta ofensiva hace que el equipo, muchas veces, tenga pocos defensas y quede expuesto a los ataques del rival. Ayer tuvo solo dos zagueros, pero fue por el poderío del rival.

Una mochila: la crisis del Sevilla.

Los últimos meses de Sampaoli en el Sevilla no fueron los mejores y eso puede jugarle en contra si no suma puntos en la próxima doble fecha de la Eliminatoria. El Sevilla aspiraba a pelearle la Liga al Madrid y al Barcelona, y no pudo lograrlo. Se cayó al final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)