TORNEO CLAUSURA

Arena movediza

Luis Urruti le dio el triunfo a Cerro sobre Nacional por 1-0, tras el cual el villero lo supera en la Tabla Anual. Fue un duelo marcado por el mal estado de la cancha. Los tricolores reclamaron penal de Sant’ Anna sobre Barcia que el juez no cobró.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los jugadores de Cerro festejan el gol ante Nacional. Foto: Gerardo Pérez.

Cerro consiguió uno de esos triunfos que marcan, tanto al que lo consigue como al que lo sufre. Y en este caso la víctima fue Nacional. El 1-0 se sufre en tiendas tricolores como si hubiese sido un 4-0, porque tiene un peso indiscutible en las tablas. El tricolor quedó a seis de Plaza Colonia, líder del Clausura, y a cuatro de Peñarol, puntero de la Anual.
Y Cerro es la contracara, porque logró igualar al aurinegro en el segundo lugar del torneo y pasó al tricolor por uno en la acumulada.

En un campo de juego imposible, como el presentado por el albiceleste ayer, es imposible hacer una valoración táctica del partido. Estaba claro que la definición podía venir por dos vías: el juego aéreo y un disparo lejano que le picara mal a uno de los arqueros, lo descolocara y se transformara en gol.

El estado desparejo del piso hizo imposible que se ensamblaran jugadas colectivas. Dentro de ese panoramab, obviamente el más perjudicado fue Nacional, que basa su estrategia en el colectivo, pues se mueve en bloques tratando de aprovechar la velocidad de sus puntas. Consciente de esta dificultad, Gustavo Munúa puso de titular a Léo Gamalho para tratar de explotar juego aéreo. Sin embargo, no lo consiguió. El que terminó definiendo el partido por la vía del centro fue Luis Urruti a favor del albiceleste.

Hay cinco aspectos clave sobre los que se puede explicar el resultado. Veamos:

1. Cerro se adaptó mejor al estado del campo de juego. Nacional jugó muy incómodo además por el planteo táctico rival, que le hizo un 4-1-3-2, con Barboza teniendo a López como referencia de marca, lo que limitó los movimientos de “Nico”.

2. A los 36’ la fortuna estuvo del lado de Cerro, cuando Tabó metió un zurdazo que venció al arquero Fuentes y lo devolvió el travesaño.
3. El árbitro Rojas no pitó un penal de Sant’Anna a Barcia (falta sobre la línea) a los 55’ cuando el juego todavía estaba 0-0.

4. Gustavo Ferrín mandó a tiempo a Maureen Franco a la cancha en un cambio ambicioso: puso al delantero y sacó al volante de contención Rodrigo De Oliveira. Allí ganó el partido.

5. Franco fue clave: le cometieron la falta, la ejecutó y exigió a Conde, quien debió mandar el balón al córner y del mismo llegó el gol de cabeza de Urruti.

A todo eso se le puede sumar la actuación del arquero Fuentes, quien las pelotas difíciles las resolvió tan bien que las hizo parecer fáciles.

Ahora un capítulo aparte para el entorno. Debe quedar claro que jugar en un campo como el del Tróccoli ayer desvirtúa el fútbol por un lado, lo empareja hacia abajo por otro y no le hace bien al producto fútbol uruguayo. Tanta seguridad que se exige, la primordial debería ser para los futbolistas, que arriesgan su físico y su prestigio.

CERRO 1-0 NACIONAL

Estadio: Luis Tróccoli.

Árbitro: Óscar Rojas. Asistentes: Miguel Nievas y Javier Castro. Cuarto árbitro: Walter Juncal.

Nacional: E. Conde, J. Fucile (87'. M. Cabrera), M. Victorino, D. Polenta, A. Espino, L. Barcia, S. Romero (87' I. González), G. Porras, C. Tabó (65' S. Fernández), N. López y L. Gamalho. DT: G. Munúa.

Cerro: S. Fuentes, A. Sant’ Anna, N. Techera, D. Rodríguez, L. Hernández, B. Piñatares, F. Klein, R. De Oliveira (76' M. Franco), A. Barboza, L. Urruti (88' A. Pizzorno)y H. Silveira (92' N. Roldán). DT: G. Ferrín.

Gol: 82' L. Urruti (CRR)

Amarillas: A. Barboza (CRR), D. Polenta (N), G. Porras (N)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)