FÚTBOL URUGUAYO

Arena blanda: el "trancazo" de Antel

“La Celeste”ante el recorte de la publicidad oficial, que le jugó a favor en el pasado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estática. La publicidad oficial en el Repechaje con Jordania: Antel y Uruguay Natural “cubren la espalda” de Diego Lugano.

El caso de la suspensión de las obras del Antel Arena accionó el disparador de un tema que en el ámbito político se manejaba desde antes de las instancias electorales del año pasado: a partir de 2015, a influjo de la realidad económica internacional, y de factores de carácter local, la actividad del país ingresaría en una fase de desaceleramiento que, entre otras consecuencias, arrojaría el recorte de los gastos del Estado.

Según ha trascendido ahora, uno de esos ajustes se realizaría, por ejemplo, sobre el volumen de los recursos destinados a la publicidad de los organismos oficiales; por lo que es posible prever que el fútbol va a caer "en la volteada".

Es más, la AUF ya "cayó" en lo que respecta a los ingresos por promoción aportados por una de las empresas estatales: así como Antel no seguirá con el patrocinio en las camisetas de Nacional y Peñarol, tampoco lo hará con la publicidad en las de los clubes chicos, y la AUF ya les había adelantado a 14 de éstos los US$ 225.000 que cobrarían en total, pero ahora esa suma no entrará a las arcas del organismo rector del fútbol uruguayo.

Ese es un hecho consumado, pero su efecto no se agota en sí mismo, si se mira al pasado para luego hacer una proyección hacia el futuro, a corto y mediano plazo.

En ese aspecto, vale recordar que luego de la Copa América 2011, la AUF concretó acuerdos con el Ministerio de Turismo y Deporte y el Instituto Nacional de Carnes (INAC), que sirvieron como puntos de apoyo para solventar el presupuesto que demanda la actividad de las selecciones nacionales.

Es cierto, con el paso de las negociaciones, y porque la AUF no pudo comercializar derechos que le pertenecen a Tenfield, el aporte de INAC fue menor a los US$ 50.000 mensuales hablados en primera instancia; y el millón y medio de dólares de la secretaría de Estado por la publicidad de Uruguay Natural formó parte de los 12.000.000 cobrados por los derechos de TV de las Eliminatorias para el Mundial pasado.

Sin embargo, la AUF —que, además, hizo un severo recorte de gastos— obtuvo esos recursos y otros como los de un acuerdo firmado con Ancap; pero en el plano de la realidad económica actual parece irrepetible lograr ese tipo de respaldo oficial, cuando hay que salir a buscarlo: a estar por lo ocurrido con el estadio proyectado en el predio del ex Cilindro, la AUF va a entrar en un terreno, sino de Arena movediza, por lo menos muy blanda.

SE ACABÓ LO QUE SE DABA.

Carnes uruguayas.

Por el convenio con INAC, la AUF recibió carnes —que promovió en el mundo— para preparaciones, concentraciones y viajes de las selecciones nacionales: JJ.OO., Copa Confederaciones y mundiales.

El costo de "la Celeste".

El aporte de las carnes de INAC no fue menor: la carga mayor del proyecto de selecciones no es el volumen salarial de los técnicos, sino el costo de las preparaciones y los viajes de equipos juveniles.

Otra cotización.

Entre 2010 y 2013, Uruguay estuvo en los 10 primeros del ranking FIFA y cobró cachés que hoy (13°) no percibe; y jugaba ante potencias que ahora no lo eligen de rival. Además, no tiene a Suárez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados