ESPAÑA

Araújo y Suárez entre los 600 partidos del "Pistolero" y una conexión tras 58 años

El zaguero tuvo su debut como titular en Barcelona y el delantero volvió tras cinco meses en una goleada 4-0 ante Mallorca que dejó varios datos interesantes.

Luis Suárez durante el duelo entre Mallorca y Barcelona. Foto: AFP.
Luis Suárez durante el duelo entre Mallorca y Barcelona. Foto: AFP.

No era algo descabellado luego de lo que se había visto en los últimos entrenamientos de Barcelona, pero la primera sorpresa no fue la suplencia de Luis Suárez en el duelo ante Mallorca, sino la titularidad de Ronald Araújo que demostró ser una garantía y que Quique Setién lo puede tener en cuenta para jugar al lado de Gerard Piqué como lo hizo en la pasada jornada.

El nacido en Rivera buscaba su revancha luego de un debut que duró pocos minutos por expulsión y no solo que la tuvo, la consiguió siendo titular, jugando los 90 minutos y a su vez mostrando un gran rendimiento, siendo seguro con los pases y preciso en el juego aéreo.

Por otra parte, luego de 156 días Luis Suárez iba a volver a sumar minutos y a participar de un juego de Barcelona. La lesión que lo llevó a operarse de una de sus rodillas lo sacó más de cinco meses, pero estaba con ganas y Setién le dio la posibilidad de mostrarse.

“Todo lo que ha hecho hoy Luis Suárez lo ha hecho bien, es mucho más de lo que esperábamos tras tanto tiempo sin jugar, ha estado espectacular en esos 30 minutos que ha jugado”, expresó el entrenador y demuestra el carácter y las ganas de jugar que tenía el salteño.

De hecho, contó con dos chances claras para poder anotar, pero en ninguna de ellas pudo ya que en la primera le falló al taco y en la segunda el mano a mano con el arquero Manolo Reina lo terminó ganando el guardameta.

Insistente, luchador y con movimiento por todo el frente de ataque, se pudo observar a un Luis Suárez que no parecía haber jugado su último partido en enero, todo lo contrario se mostró como uno más del plantel aunque, claro está, que en ese sentido la inactividad por la pandemia le jugó a su favor.

Luis Suárez durante el duelo entre Mallorca y Barcelona. Foto: AFP.
Luis Suárez durante el duelo entre Mallorca y Barcelona. Foto: AFP.

Otra cosa que no cambió mucho fue el estilo de Barcelona que rápidamente empezó a demostrar que los tres puntos se iban a ir a Cataluña porque al minuto de juego ya había abierto el marcador. Una pelota recuperada por Frenkie de Jong terminó en los pies de Jordi Alba que lanzó un centro que encontró a Arturo Vidal para el 1-0 parcial.

Con un Mallorca que quiso mucho, pero pudo poco, Barcelona encontró algunos espacios y los aprovechó minutos más tarde cuando Martin Braithwaite, quien llegó a ocupar el lugar del “Pistolero” durante su lesión, tuvo su debut en la red con un zapatazo inatajable para el arquero.

Con el 2-0 en el marcador y el triunfo prácticamente sentenciado fue que Setién optó por darle minutos a Luis Suárez. Iban 57 minutos cuando el salteño saltó al campo en lugar del francés Antoine Griezmann y así cosechó también su partido número 600 en el fútbol europeo tras su pasaje por Groningen, Ajax y Liverpool antes de recalar en Barcelona.

Los 196 partidos que disputó en el fútbol de Holanda se suman a los 133 bajo la camiseta Red y los 271 que alcanzó en la pasada jornada con la casaca culé, lo que también lo sigue marcando en el fútbol del Viejo Continente.

En la búsqueda del 3-0 no solo se embarcó el “Pistolero”, sino que también lo hizo el propio Ronald Araújo y de hecho estuvo a escasos centímetros de conseguirlo lo que habría sido un debut como titular perfecto.

Tras un centro rastrero de Lionel Messi, que no pudo conectar Luis Suárez, el zaguero apareció por el segundo palo. Entre la velocidad del esférico, que venía en carrera y la marca del rival, Araújo apenas pudo definir, pero su remate pasó rozando el caño izquierdo del arco local.

En materia defensiva, el joven zaguero tuvo una correcta tarea. Jugar en la zaga de Barcelona no es algo fácil y no solo por la presión que ello significa, también porque es un equipo al que le gusta salir jugando desde el fondo y que tiene en el triángulo del fondo a los primeros atacantes.

En ese sentido, el riverense no falló y fue seguro con los pases con un total de 98 correctos en 112 intentos que dan un 94% de acierto.

Ronald Araújo en el duelo entre Barcelona y Mallorca. Foto: EFE.
Ronald Araújo en el duelo entre Barcelona y Mallorca. Foto: EFE.

Jordi Alba, tras gran asistencia de Lionel Messi, colocó el 3-0 que debió ser revisado en el VAR tras la fina posición del lateral que, como lo hace habitualmente, llegó al ataque con más pinta de puntero que de defensa.

El cuarto llegó tras conexión celeste. Ronald Araújo, ya con mucha confianza encima, enganchó en mitad de cancha ante un rival y encontró a Suárez, este pivoteó y jugó con Messi que tras varios amagues sacó un potente remate de derecho que a su vez se desvió e hizo estéril la estirada del guardameta.

Conexión celeste en Barcelona que no ocurría desde la temporada 1962/63 cuando Luis Cubilla y Alcides Silveira compartieron plantel en el conjunto culé y disputaron el encuentro del 19 de diciembre de 1962 ante el Estrella Roja de Belgrado por la Copa de Ferias.

Positivo por donde se lo mire, así fue el debut de Barcelona en el reestreno de LaLiga donde ya se aseguró seguir siendo líder, al menos hasta la próxima fecha. Positivo porque ganó, porque goleó y también positivo para los celestes del plantel.

Luis Suárez demostró que está bien, firme y con muchas chances de volver a demostrar su poderío ofensivo, mientras que Ronald Araújo seguramente vive uno de los momentos más felices de su corta, pero auspiciosa, carrera futbolística por lo que representa vestir la camiseta de Barcelona y hacerlo con el buen nivel que demostró.

No fue un día más. Fue un día que se marcó en el calendario tanto en la familia Suárez como en la familia Araújo, tal vez por distintos motivos pero que quedará en el recuerdo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados