OJO CRÍTICO

No se apuren, puede ser peor

EDWARD PIÑÓN

En muchos países están organizándose y elaborando protocolos sanitarios para comenzar de nuevo con la actividad deportiva. El objetivo primario es comenzar. Para muchos se ha convertido en una obsesión. Impera el ¡volver lo más rápido posible!

EDWARD PIÑÓN

Esta bien, es aceptable que se quiera poner en rodaje la economía y la vida normal. Pero nunca debería ser comprometiendo lo de mayor valor: la salud. Y menos aún hacerlo “al como sea”, porque no es un partido de fútbol que si se pierde lo único que cae es la ilusión o el prestigio o el honor o la gloria. Acá, hay algo más relevante en juego.

Es más, si se analiza detenidamente, el recomienzo de la actividad sin más certezas que incertidumbres puede llegar a generar un golpe de mayor impacto en caso de que haya que detener todo de nuevo.

Por un lado puede generarse los problemas de cuarentena para uno o dos equipos. Y ahí qué pasa con los campeonatos. Por otro aumentarán los miedos de que un contagio no termine llevándose una vida. ¿Y si eso pasa? ¿Cuáles serán las consecuencias?

Y no puede desconocerse que también será más fuerte el impacto económico por una nueva paralización de las actividades.

Así que..., despacio. No se apuren, que puede ser peor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados