PEÑAROL

Apuesta a reformatear el club

Para Trostchansky el estilo de conducción “corresponde a una época pasada”.

Trostchansky
Triunfo Aurinegro. “En la vida de Peñarol, oposición y oficialismo son parte del problema”, argumentó Trostchansky. Foto: @Triunfoaurinegro

Un Peñarol más profesionalizado, sin necesidad de depender del aporte económico de una persona, con convicciones firmes en lo que respecta al respaldo a los proyectos. Eso es lo que pretende imponer Julio Trostchansky, candidato a la presidencia por Triunfo Aurinegro.

El expresidente del Sindicato Médico del Uruguay confesó a Ovación que están recibiendo buenas señales de los socios carboneros. “Estamos bien, seguimos avanzando, construyendo nuestro propio camino. Hay encuestas que nos revelan que la tendencia es al crecimiento sostenido y eso es relevante”.

Para Trostchansky es necesario modificar muchas cosas en la vida diaria del club. Hasta la forma de hacer política, porque Peñarol debe estar por encima de cualquier persona. “En la vida de Peñarol, oposición y oficialismo son parte del problema, naturalmente que hay personas muy válidas en cada uno de los sectores y que podrían hacerle mucho bien al club, pero no con la defensa a ultranza de su agrupación o de sus líderes. Eso también debe cambiar”.

La partida de Juan Pedro Damiani no será un dolor de cabeza, Trostchansky cree que eso revitalizará a la institución. “Lo mejor que puede hacer es dar un paso al costado y terminar un ciclo por la puerta grande. El club ha crecido institucional y profesionalmente, pero ha faltado lo que hace sustentable los resultados deportivos. El formato de conducción corresponde a una época pasada. Más trabajo de las personas idóneas, más profesionales en todas las áreas, más pienso, más saber escuchar los asesoramientos. Ahora, al no estar Damiani, hasta las personas del oficialismo se van a vincular diferente”.

En lo que respecta al nivel de llegada que tienen en los votantes, el aspirante a presidente de Peñarol señaló: “nos ven como una agrupación que no está inmersa en los problemas que ha vivido Peñarol”.

Trostchansky consideró que “la inestabilidad” ha originado grandes problemas en Peñarol y explicó: “la alternancia de técnicos no sostiene procesos. Hubo falta de temple y respaldo en la toma de decisiones.

La parte dirigencial y la deportiva tienen que tener la capacidad de soportar la presión. Hay que entrar a una etapa distinta, que quien ocupe el cargo de presidente de Peñarol tenga la fuerza para sostener al club y soportar la presión del hincha y del socio”. Al impulsar su proyecto de gobierno, señaló: “Hay que marcar un perfil. Por ejemplo, entregando la gerencia deportiva a una persona de la casa, con recorrido internacional, que sea ídolo del club. El elegido debería ser Pablo Bengoechea. No hemos hablado con él, porque los ídolos del club deben estar fuera de las contiendas electorales, pero es el hombre ideal para el cargo.

Luego, a ese gerente, hay que respaldarlo, en un proceso de tres años”.

Los números actuales de Peñarol, los atrasos con el plantel y el presupuesto mensual, son aspectos que también abordó Trostchansky: “El capital financiero, cuando se tiene capital deportivo, se maximiza. Esto es claro, hay que generar ingresos y los egresos deben estar atrás de los ingresos. Se necesita una política económica que vaya en ese sentido, romper el círculo que hay tenemos de malas negociaciones y malos resultados deportivos”.

“Desde mi punto de vista hoy existen muchas personas en la estructura deportiva y eso debe ajustarse en función de los ingresos del club. Tenemos que llegar al círculo virtuoso de la empresa y los resultados, apostando y planificando correctamente, claro que eso no se logra con un recambio cada seis meses de jugadores y técnicos”, finalizó el candidato de Triunfo Aurinegro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos