PEÑAROL

Apuesta por el que era el plan inicial

¿Se dará? Podría jugar el doble cinco que llegó al club mirasol para ser titular: Guzmán y Ángel.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mediocampo. Ángel Rodríguez y Guzmán Pereira conformarán el doble cinco tras la molestia que sufrió Nicolás Freitas. Foto: Marcelo Bonjour

Los 45 minutos ante Rampla, al margen de que toda la atención se la llevaron los dos balazos en la Tribuna Ámsterdam, hicieron que Fernando Curutchet tome su primera gran decisión en el armado de Peñarol. "Quiero un equipo más aguerrido", dijo y metió mano en el doble cinco.

Guzmán Pereira y Nicolás Freitas saltaron a la cancha y formaron el tándem en la victoria del fin de semana pasado ante Sud América. Todo indicaba que ambos, de buen rendimiento, se mantendrían en el equipo pero una molestia en el sóleo hizo que Ángel Rodríguez se meta en el once en lugar de Freitas para enfrentar mañana a Racing.

El mirasol se renovó para esta temporada en esta zona de la cancha. Sin Marcel Novick, lesionado durante todo el semestre, y sin Nahitan Nández, en su nueva versión de número ocho, el DT debió optar entre Tomás Costa y Freitas, que alternaban en el anterior Uruguayo, y Pereira y Rodríguez, que llegaron como flamantes refuerzos.

Entre Copa Sudamericana y Uruguayo, Peñarol disputó hasta el momento 12 encuentros: dos por el certamen continental y 10 a nivel local.

En los primeros seis partidos, Jorge Da Silva optó por Ángel y Costa (tras una lesión de Pereira), pero los malos resultados (un triunfo, cuatro empates y una derrota), le dieron ingreso a Guzmán, ya recuperado, junto al argentino. La prueba duró dos partidos (una derrota y un empate) y el "Polilla" puso en Jardines, donde se jugaba su continuidad, por primera vez a Guzmán y Ángel. El mirasol perdió, Fernando Curutchet tomó la posta y volvió al planteamiento del debut. Ante Villa Española, el aurinegro ganó con lo justo y sobre el final, para aguantar el resultado, tuvo que poner a Guzmán y jugar con los tres en la mitad de la cancha.

Ante el "Picapiedra", el entrenador volvió a apostar por los mismos dos hombres pero apenas un tiempo le alcanzó para mostrar su disconformidad. Contra la IASA, pasó a jugar con Guzmán y Freitas (prácticamente olvidado) y quedó satisfecho, pero una molestia lo dejó sin uno de ellos.

Ahora, por segunda vez al igual que en aquella tarde en Jardines, el mediocampo volvería a conformarse por los dos futbolistas que contrataron en el mercado de pases y que llegaban para quedarse con el doble cinco. Después, las lesiones y otros bajos rendimientos hicieron que el puesto se lo pasen de uno a otro. Claro, también cabe la posibilidad de que Dibble entre por Ángel Rodríguez y Nández sea el compañero de Guzmán. A dos fechas del partido más importante en este semestre, el único objetivo que le queda a Peñarol en 2016, Curutchet busca el equipo ideal mientras saca apuntes de los rendimientos en una de las zonas que más dolores de cabeza le ha traído a Peñarol en todo este semestre: el medio. Puede ser el turno para Ángel y Guzmán, aunque recién mañana se sabrá.

Nahitan, el que más le sacó provecho a esta situación.

Desde que terminó el Uruguayo anterior, tanto Peñarol como el grupo que representa a Nahitan Nández indicaban que tenía casi asegurada una transferencia al exterior. Por ese motivo, el club se reforzó en esa zona de la cancha. El volante viajó a Italia sobre el cierre del período de pases, pero se tuvo que volver. Los tiempos no dieron y su pase quedó postergado. Retornó a Los Aromos, con más competencia que antes, pero sin embargo terminó encontrando su lugar. Lo colocaron de volante por derecha y hasta el momento viene siendo de los puntos más altos del equipo: aporta marca e ida y vuelta.

Sp. Luqueño.

Jugó con Ángel y Costa, que se metió en el equipo por la lesión de Pereira. Peñarol se trajo un punto de Paraguay y quedaba bien posicionado para la vuelta en la Copa.

Sp. Luqueño.

Luqueño dio la sorpresa y se llevó la clasificación luego de empatar 1-1 en el Campeón del Siglo. Da Silva todavía no contaba con Guzmán y volvió a repetir el doble cinco.

Liverpool.

Debut con empate sin goles en el torneo local. Guzmán apareció por primera vez en el banco, pero no tuvo minutos. Costa, a esa altura, era de lo mejor del equipo.

Fénix.

Al fin... Peñarol se sacaba la mochila y ganaba por primera vez en el semestre. El doble cinco seguía siendo el mismo que el de los anteriores tres encuentros.

Wanderers.

Dura derrota. Peñarol cayó en casa y mostró serios problemas en la generación de juego. Da Silva seguía confiando en los mismos hombres. Guzmán, todavía en el banco.

Boston River.

Peñarol no pasó del cero ante Boston River y veía cómo quedaba cada vez más lejos de los primeros puestos. A partir de ahí, el DT empezó a meter mano en el once.

Juventud.

Al séptimo partido llegó el debut de Pereira, el volante por el que habían peleado los grandes en el mercado de pases. Compartió el mediocampo con Costa. Derrota 1-0.

Plaza.

Da Silva confió en los mismos hombres en el doble cinco. El mirasol empató sin goles y dejó una pobre imagen en Colonia. El entrenador fue ratificado en su cargo.

Danubio.

Por primera vez, puso el doble cinco que llegó para ser titular: Guzmán y Ángel. Peñarol perdió, se despidió de la lucha por el título y Da Silva presentó su renuncia.

Villa Esp.

Ya con Curutchet, Costa se metió en el once en lugar de Guzmán. Para aguantar el resultado, al final, el entrenador terminó jugando con los tres juntos en el mediocampo.

Rampla Jrs.

Repitió con Costa y Ángel, pero el entrenador no quedó conforme en la derrota 1-0 en los 45 y avisó que se vendrían cambios en busca de un "equipo aguerrido".

Sud América.

Freitas apareció por primera vez en el semestre junto a Guzmán y realizaron una buena tarea; sin embargo, una molestia en el sóleo del primero, lo deja fuera del equipo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados