PEÑAROL

Muy apretado: Jugará 12 partidos en 40 días

Desde mañana hasta el final del Apertura, Peñarol deberá afrontar una dura seguidilla

Rotación. Ramos deberá pensar en distintos jugadores para afrontar la doble competencia y la seguidilla de duelos que se le avecinan. Foto: Nicolás Pereyra
Rotación. Ramos deberá pensar en distintos jugadores para afrontar la doble competencia y la seguidilla de duelos que se le avecinan. Foto: Nicolás Pereyra

A diferencia de su tradicional rival, Peñarol no ha rotado hasta el momento el equipo titular y Leonardo Ramos siempre ha intentado jugar con los mismos once tanto por Copa Libertadores como por el Uruguayo, teniendo en cuenta que hasta ahora ha disputado un solo juego por la competencia internacional, aunque a partir de ahora Ramos tendrá que hacer algo similar a lo de Medina.

Es que el elenco aurinegro deberá afrontar una seguidilla muy importante de partidos que serán vitales tanto para buscar la obtención del Torneo Apertura como para aspirar a clasificarse a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Desde mañana y hasta el 29 de abril, fecha en la que termina el primer torneo corto del Uruguayo, los mirasoles deberán afrontar 12 partidos en solamente 40 días y si uno hace un promedio se encuentra con que se trata de un cotejo cada tres días aproximadamente.

La obligación de ajustar las fechas por el Mundial y la participación aurinegra en la Copa Libertadores hace que Ramos tal vez tenga que meter mano varias veces en el plantel y, por qué no, pensar en dos alineaciones.

Cardozo; Corujo, Maldonado, Enzo Martínez, Rojo; Brian Rodríguez, Franco Martínez, Guzmán Pereira, Estoyanoff; Palacios y Gabriel Fernández. Ese puede ser uno de los equipos que el entrenador aurinegro coloque contando con jugadores que no suelen ser titulares, teniendo en cuenta que hay otros reservas que también pueden ingresar como Marcel Novick, Rodrigo Piñeiro o Erik de los Santos.

Además, los 12 partidos incluyen viajes al exterior (Asunción), salidas al interior del país y posibles visitas a canchas chicas y por sobre todas las cosas el clásico frente a Nacional, que sería la excepción pues será local, ya sea en el Campeón del siglo o en el Estadio Centenario.

Es por todo esto que Leo tiene un desafío interesante a corto y mediano plazo para seguir en competencia en los dos torneos que se encuentra disputando.

Si bien el entrenador tiene un equipo en mente (lo ha tocado muy poco y prácticamente se sabe de memoria), seguramente llegue un momento en el que a Ramos no le quedará otra que rotar, en lo que se transformará en un importante desafío para aquellos a los que les toque ingresar.

La cabeza está puesta en luchar por todo y para eso Peñarol conformó un plantel amplio, al cual seguramente le dará ritmo en su mayoría.

LAS SALIDAS

Los viajes al interior y al exterior

De los 12 partidos que Peñarol deberá jugar en los próximo 40 días, la mitad serán como visitante. La visita al Tróccoli es la única confirmada del medio local en la que no tendrá que viajar. Luego deberá ir a Maldonado y no se descarta que algún otro rival lo saque de Montevideo. Para cerrar, deberá hacer un viaje a Asunción para enfrentar a Libertad de Paraguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)