EN PARIS

El apoyo a Webó, la unidad contra el racismo, récords y goleada de PSG en Champions

El encuentro que se había suspendido el martes por supuestos dichos racistas del cuarto árbitro culminó este miércoles con el 5-1 sufrido por Istanbul Basaksehir.

Pierre Webó
Pierre Webó y la camiseta que todos lucieron en su apoyo. Foto: AFP

Paris Saint-Germain goleó 5-1 a Istanbul Basaksehir en el cierre del Grupo H de la Champions League y clasificó, junto a Leipzig, a los octavo de final, mandando al poderoso Manchester United a Europa League. Pero nada de esto en realidad es lo más importante, porque de última era previsible. Todo lo que ocurrió antes y durante el partido generó muchas más noticias.

El juego había quedado trunco el martes en el Parque de los Príncipes cuando los dos equipos decidieron no seguir jugando luego que el cuarto árbitro, el rumano Sebastian Colescu, llamó "negro" a Pierre Achille Webó, el camerunés exfutbolista de Nacional que integra el cuerpo técnico del equipo turco.

La primera medida la tomaron los futbolistas al negarse a seguir jugando y la segunda la adoptó la UEFA al cambiar a la cuarteta arbitral rumana y poner una neerlandesa encabezada por Danny Desmond Makkelie. Asimismo, quitaron la tarjeta roja mostrada a Webó, por lo que el camerunés pudo volver a estar en el banco junto a sus compañeros del cuerpo técnico.

Danny Makkelie
El neerlandés Danny Makkelie en primer plano y sus compañeros de cuarteta detrás. Foto: AFP
el cuarto árbitro

Sebastian Colescu está en problemas

No pinta bien la cosa para el árbitro rumano Sebastian Colescu, porque la UEFA anunció que investigará a fondo lo ocurrido y allí no solo son muchos los testigos en contra de la actuación del cuarto árbitro, sino que éste incluso reconoció que había expresado la palabra "negro". Según los reglamentos de la UEFA, aquellas personas que incurran en actos racistas serán sancionadas hasta con 10 partidos y esto corre tanto para futbolistas como para entrenadores y árbitros.

La situación resultó tan vergonzosa en Rumania que el ministro de deportes de ese país, Ionut Stroea, se disculpó "en nombre del deporte rumano".

En las tribunas del Parque de los Príncipes se colgaron dos pancartas: una decía "Apoyo al señor Webó (...) Orgulloso de los jugadores (...) Contra el racismo"; la otra expresaba "París unido contra el racismo"

Durante el calentamiento los futbolistas de ambos clubes y el equipo arbitral lucieron camisetas con la inscripción "No al racismo" coronada con los escudos de ambas instituciones.

Kylian Mbappé y Neymar
Kylian Mbappé y Neymar luciendo las camisetas de No al Racismo. Foto: AFP

Antes del inicio del juego, los 22 futbolistas titulares y los árbitros se reunieron en el círculo central, echaron rodilla al piso y levantaron el puño adoptando la señal de lucha contra el racismo nacido con el movimiento "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan).

Protesta contra el racismo
La protesta contra el racismo en París. Foto: Reuters

Entonces sí, fue hora de que rodara la pelota y allí la superioridad de PSG fue notoria. Con un hat-trick de Neymar y un doblete de Kyliam Mbappé se sentenció el juego, que dejó al Basaksehir último en el grupo y eliminado de todo.

Para PSG quedó más que la satisfacción de la goleada y el primer lugar del grupo. También hubo récords para sus dos grandes estrellas, porque Neymar se convirtió en el primer futbolista en la historia de la Champions League en anotar 20 o más goles con dos equipos distintos (PSG y Barcelona) y Mbappé logró convertirse en el futbolista más joven en la competencia en conseguir 20 o más goles, superando a Lionel Messi. El francés lo logró con 21 años y 355 días, mientras que el argentino lo había hecho con 22 años y 266 días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados