DESDE EL ARCO - JOSÉ MASTANDREA

Aplausos: no todo pasa por el dinero

La adhesión y el amor que algunos futbolistas tienen a los colores de su camiseta es admirable.

Dicen lo que sienten, y actúan en consecuencia. Hoy, en medio de un profesionalismo cruel, en donde muchos piensan sólo en lo económico, es más que elogiable que jugadores jóvenes pretendan jugar en el club del cual son hinchas. Quizás uno de los primeros en hacerlo fue el ‘Loco’ Abreu. Codiciado por muchos, se inclinó por Nacional. Y jugando en otros equipos, jamás negó su amor por la causa tricolor.

Lo mismo hizo Diego Forlán. Quiso darse el gusto de jugar en Peñarol, y lo logró con creces. Por eso es aplaudible lo que hicieron Dibble y Viudez, entre otros. El ex-Plaza eligió jugar en Peñarol, y ex-River, quiso volver a Nacional. A veces, hay que elevar la mira y aplaudir este tipo de actitudes y decisiones. No todo es dinero. También juegan los sentimientos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)