River Plate

De aperitivo... ¡Peñarol!

Para “bajar” los videos de Forlán, aceitunas y quesito en el quincho del Saroldi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Camaradería. La cena de los miércoles en el quincho del Parque Saroldi; la quisieron pagar los dirigentes, que siempre la comparten, como señal de confianza. Foto: Fernando Ponzetto

Llegó como siempre, igual que el director de orquesta cuando aparece para tomar la batuta y pararse frente al atril después que los músicos están afinando los instrumentos desde hace un buen rato; o como el cirujano, que entra al quirófano y se pone ante la mesa de operaciones para que un asistente le alcance el bisturí segundos más tarde de haberse puesto los guantes.

Es que eran las tres y media en el Parque Saroldi, hora de que empezara la práctica de River Plate con Villa Española, y hacía mucho que el resto del cuerpo técnico, colaboradores y los jugadores estaban en la zona de los vestuarios; ahí, entonces, apareció él, como el director de orquesta, o el cirujano, sólo que lo hizo con su clásica sonrisa casi canchera y su típica mirada poco menos que socarrona, y con una enorme caja de cartón entre sus manos.

Sí, "JR", formalmente Juan Ramón Carrasco, que después de recibir el primer reporte de su hijo Juan Carlos, dejó la carga en suelo, dejando ver su interior con una cantidad de bandejas con aceitunas y queso picado en cuadraditos, envasados al vacío: "Esto lo pagan los dirigentes", reveló; "me lo gané por mis goles", agregó de inmediato, y ya con una risa más amplia surcándole la cara.

No era broma, y también tenía que ver con la realidad de River Plate en los días actuales, aunque también con sus métodos de trabajo: "Lo hacemos siempre, no sólo ahora que el grupo necesita estar fuerte cuando los resultados no son favorables; todos lo miércoles nos quedamos acá después de la práctica y de noche comemos en el quincho...los jugadores, el cuerpo técnico, y los dirigentes, y esta (cena) la quisieron pagar ellos (los directivos) porque acá hay una familia y todos nos tenemos confianza".

"JR" es así, por eso cuando habla del hábito darsenero se le ve más orgulloso que preocupado: "Después del partido contra Wanderers (que River Plate perdió 5 a 1) el Kily (González) quiso pagar él la cena, porque lo habían echado, y no lo dejamos; pagué yo, como hoy (ayer) pagan los dirigentes. Esto es importante, porque al quedarse a cenar, los muchachos no sólo se quedan hablando entre ellos, sino que también se quedan más tiempo trabajando en la cancha; termina el entrenamiento, y hay que sacarlos".

Como todo lo de la presente semana, previa al partido con Peñarol, la cena de anoche en el quincho del Parque Saroldi tuvo un contenido especial, según lo hizo saber el relato de Carrasco: "Después que se cambian, vamos para el quincho y ahí vemos videos de Peñarol, y a analizar el partido que tenemos por delante. Esa es la previa, de trabajo; después, en el mismo lugar, ahí sí vienen los dirigentes, como todos los miércoles, comemos y nos quedamos hablando un buen rato".

Así fue, entonces, la jornada de River Plate ayer: la cena de los miércoles tuvo un aperitivo, previo al otro de las aceitunas y el quesito picado que llevó Carrasco, y fue el de los videos de los partidos de Peñarol, pues "JR" consume esos "platos" modernos; aunque tiene los suyos, más tradicionales. Por ejemplo, ayer River Plate jugó con Villa Española, y hoy lo hace con Boston River; fútbol, pelota, once contra once en cancha grande, y su conocido trabajo, fundamentalmente en jugadas de ataque.

Todo con la misma impronta, genuina, natural, que hace que cuando "JR" se lamenta por la jugada de Dibble que decidió el triunfo de Plaza, diga casi con términos de la jerga policial: "Fue una lástima, porque lo teníamos identificado..."; por los videos de la semana pasada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)