DESDE EL ARCO

Hacen la de Antón Pirulero

JOSÉ MASTANDREA

José Mastandrea

Gonzalo Bergessio (34) llegó a última hora para incorporarse a Nacional, después de que el tricolor intentara sumar a varios delanteros sin éxito. La recordada novela por José Sand (hoy en Deportivo Cal) llevó a pensar que el “Cacique” Medina se quedaba sin un punta de peso y trayectoria. Pero no. Llegó Bergessio con una enorme interrogante sobre sus espaldas. Jugaba poco y nada en Vélez y sólo había hecho dos goles. “Está de vuelta”, dijeron algunos. En pocos partidos demostró que estaba más vigente que nunca. Hizo goles y de a poco se transformó en un jugador de peso e incidencia en el equipo del “Cacique”. Hoy es el goleador de Nacional y ya es de los más queridos por los hinchas del tricolor. No solo por su juego y su efectividad, sino también por adhesión a la causa, por sudar la camiseta como si fuese un producto genuino de la cantera tricolor. En Peñarol pasó algo similar con la llegada de Lucas Viatri (31) que venía sin jugar en Estudiantes de La Plata y había marcado solo dos goles en una temporada. “Viene a robar la guita”, dijeron algunas voces. Sin embargo, lejos de ser un goleador empedernido, el argentin se transformó en pilar ofensivo por su juego y sus asistencias. Trabaja para los demás y hoy es todo un referente en el equipo de Diego López, tal como lo fue con Leo Ramos. Viatri ya es querido por el hincha. No por sus goles; por su juego, por su entrega, por su adhesión sin par. El argentino es inamovible en el once titular. Un acierto de Peñarol. Distintos, pero efectivos. Como Antón Pirulero, cada cual atiende su juego.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º