CRISTIAN RODRÍGUEZ

A dos años de volver

El "Cebolla" regresó a España, pero dejó su ilusión de regresar a Peñarol “para ganar algún título”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cristian Rodríguez

Cada vez me cuesta más irme. Las ganas de quedarme son cada vez más grandes, capaz que porque vinimos por poquitos días", admitió el "Cebolla" Cristian Rodríguez, que disfruta al máximo de su Juan Lacaze natal en cada regreso a Uruguay. "Pero bueno, hay que seguir laburando y afrontar el invierno, je. Estaba lindo el calorcito para quedarse, pero esto es así y hay que seguir peleándola", añadió el volante.

El hombre de Juan Lacaze no se siente del todo feliz en Atlético de Madrid porque no juega como quisiera. No es el primer período de pases en el que espera salir del club colchonero y espera novedades para estos días. "Mi futuro es incierto. Tengo un año y medio más de contrato en el Atlético, pero mi idea es jugar un poco más; ir a un lugar donde pueda ganarme un puesto. Como cualquier futbolista, lo que más quiero es jugar", admitió. "Creo que esta semana o a más tardar la próxima se va a decidir mi futuro", agregó.

"Después del Mundial tuve unas propuestas, pero al final se pincharon. Es lo que tiene el fútbol, hasta último momento uno nunca sabe para dónde va a arrancar", sentenció Rodríguez.

Las ofertas tampoco escasean esta vez. "Por suerte hay muchas, pero tengo que ver qué es lo mejor para mí, si quedarme en Madrid o irme. No soy solo para decidir, tengo una familia y tengo que pensar en ellos también", dijo refiriéndose a su esposa María Emilia y a su hija Lola, de un año de edad.

Hoy el volante celeste no tiene representante. Se maneja él, lo que tiene sus pro y sus contras. "Van pasando los años y a veces uno sigue con las mismas amistades o las pierde", dijo intentando explicar por qué ya no lo representa el Grupo Casal.

"Además, después de los 25 años por ahí no se necesita más un representante. La ventaja de tener representante es que como uno lo conoce y confía en él, cuando te trae una oferta ya sabe que es concreta y real. En cambio cuando te manejás solo se te acercan muchos empresarios que no conocés y de repente te inventan cosas para ganar unos pesos", explicó.

"Pero a esta altura ya soy bastante grande, entiendo un poquito de esto y sé esperar", añadió ilusionado.

En septiembre el "Cebolla" cumplió 29 años y su idea original era regresar a Uruguay a los 31 para volver a vestir la aurinegra, algo que los hinchas de Peñarol le piden constantemente. Y luego volver a salir hacia algún mercado no tradicional, como Arabia o Estados Unidos.

"Sigo con el mismo plan. Mi idea es volver a Peñarol a los 31 para ganar algún título y más adelante se verá. Porque todavía no sé lo que va a pasar. Ahora me quiero quedar un par de años más en Europa, donde tengo varias propuestas. Uno tiene que confiar en sí mismo".

Más adelante insistió en su intención de buscar nuevos destinos para jugar más de lo que lo hace habitualmente en el equipo del "Cholo" Diego Simeone. Aunque eso signifique separarse de Diego Godín, a quien conoce desde que ambos eran niños y se enfrentaban en el baby fútbol coloniense.

"Uno se va acostumbrando a todo. Después de tantos años de carrera uno se acostumbra a estar en diferentes equipos y a tener que alejarse del país, de la familia y de los amigos. Estuve en cinco equipos y no hay más remedio que acostumbrarse a dejar algunas cosas de lado", reconoció el volante que lleva ya diez temporadas en el fútbol europeo. Tras su polémica salida de Peñarol pasó al París Saint-Germain de Francia, luego defendió a dos equipos portugueses: Benfica y Oporto, hasta recalar en la temporada 2012-2013 en Atlético de Madrid.

"A pesar del tiempo que ha pasado no dejo de extrañar. Soy muy familiero y muy del pueblo. Cada año me cuesta más volver a irme, más en esta época en que en Uruguay es verano y uno se tiene que ir al frío europeo", insistió con simpatía.

Celeste.

Para finalizar el "Cebolla" se ilusionó con lo que le espera a la selección en el año que comenzó ayer. "Estamos en un proceso de renovación. Ahora tenemos un plantel mixto, con mucha gente nueva y otra que ya estaba. Es momento de ir afinando cada vez más las ideas. Cada vez nos entendemos más con los nuevos a pesar del poco tiempo que llevamos juntos", dijo sobre el nuevo equipo que está formando el técnico Tabárez.

"Hemos hecho muy buen papel con la selección y queremos seguir por el mismo camino. Sobre todo en la Copa América de Chile, en la que tenemos un título que defender. En la selección uno siempre está ilusionado con lo que viene", finalizó y agarró a su hija Lola en brazos. "Cada vez tiene más mañas, pero es verdad que un hijo te cambia la vida".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º