MARACANÁ 1950

A 68 años de la gran hazaña del fútbol

Un 16 de julio de 1950, Uruguay hizo historia al quedarse con la Copa del Mundo luego de vencer 2 a 1 a Brasil en el mítico Estadio Maracaná. Reviví la crónica del partido consagratorio y mirá las mejores fotos del encuentro.

Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.

El 16 de julio siempre será una fecha muy recordada por el fútbol uruguayo y también mundial. La selección que en 1950 tenía a Obdulio Varela como capitán, dio el gran golpe en Maracaná y se quedó con la Copa del Mundo.

Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 el 16 de julio de 1950. Foto: Archivo El País.
El gol de Alcides Egdardo Ghiggia en la gran victoria de Uruguay ante Brasil.

Hoy, a 68 de esa magnífica gesta que marcó un antes y un después en la historia del fútbol mundial, revivimos el minuto a minuto de ese partidazo en un extracto del libro "La Crónica Celeste" de Luis Prats.

El partido comenzó a las 14.55. Brasil alineó a Barbosa, Augusto, Juvenal, Bigode, Bauer, Danilo, Friaça, Zizinho, Ademir, Jair y Chico. Uruguay, a Máspoli, Matías González, Tejera, Gambetta, Obdulio Varela, Rodríguez Andrade, Ghiggia, Julio Pérez, Míguez, Schiaffino y Morán. Ademir movió para Jair, en medio de una explosión de entusiasmo en las tribunas colmadas. Ya en la primera jugada, Zizinho eludió a Matías González y Rodríguez Andrade tuvo que desviar al corner. Lo ejecutó Friaça y la pelota superó a defensas y delanteros hasta caer en los pies de Gambetta. Chico se la peleó pero se le escapó afuera. El primer ataque celeste se produjo a los dos minutos, cuando se juntaron Ghiggia y Julio Pérez. Pero enseguida el arco uruguayo corrió peligro, aunque los remates sucesivos de Ademir y Jair terminaron en las manos de Máspoli. Y un minuto más tarde, Jair desvió un tiro libre casi en la media luna del área uruguaya (2).

A los siete minutos, Ghiggia se enfrentó por primera vez a su marcador, Bigode, que tuvo que derrribarlo para detenerlo. El tiro libre sin embargo no aparejó consecuencias. Recién a los diez minutos Barbosa realizó su primera atajada, cortando una pelota larga para Míguez. De inmediato debió actuar más exigido ante un nuevo intento del centrodelantero uruguayo, quien remató fuerte. Brasil siguió atacando, obligando a otra intervención de Máspoli, pero en la recarga, Pérez y Ghiggia llevaron riesgo al área local. Y a los 15, la primera jugada uruguaya de gol: un centro de Ghiggia encontró mal parado a Barbosa y Schiaffino tiró afuera desde buena posición.

Entre los 14 y los 26 minutos, Brasil remató nueve veces al arco de Máspoli, aunque no siempre con peligro real. A los 16, Máspoli rechazó sin contener un tiro de Friaça. Enseguida, dos entradas de Ademir y Zizinho rebotaron en Matías González. Un cabezazo de Ademir a los 22 obligó al arquero celeste a desviar al corner por sobre el travesaño, cuando el público se había levantado de sus asientos para gritar la conquista. Cinco minutos más tarde, sin embargo, los celestes perdieron otro gol, cuando Morán le pegó por sobre el travesaño con el golero rival en el suelo, tras una acción de Julio Pérez y Schiaffino. A los 28, luego de un roce entre Bigode y Ghiggia, y con el juego detenido por una pelota afuera, Obdulio Varela cacheteó levemente a Bigode. El árbitro inglés Reader advirtió a ambos y los obligó a saludarse. Un momento después, el capitán celeste tiró la pelota lejos cuando el juez pitó una falta. Desde las tribunas bajó una fuerte silbatina.

En el último cuarto de hora del primer tiempo Uruguay cedió otros dos tiros de esquina en el lapso de un minuto y Brasil remató cinco veces más. Ghiggia volvió a exigir a Bigode a los 32 y el brasileño cometió mano en su intento por frenarlo. Gambetta ejecutó la pena hacia el área, Barbosa despejó con los puños y la pelota derivó a Ghiggia, quien trató de lanzar el centro. Se produjeron varios rebotes, que Gambetta no pudo aprovechar. La mejor posibilidad de gol para Brasil llegó a los 37, cuando Ademir lanzó un pase en profundidad a Chico, quien sin marca adelantó la pelota y permitió que Máspoli controlara. También Uruguay tuvo una gran oportunidad instantes más tarde: Bauer quiso despejar un pase en profundidad de Varela para Schiaffino y la pelota quedó para Míguez, cuyo tiro desde afuera del área rebotó en el palo izquierdo. Nuevas protestas de Varela en una incidencia posterior originaron más silbidos del público. La etapa se cerró justo a los 45 minutos, con un total de 17 remates al arco de Brasil y seis de Uruguay.

El segundo tiempo se inició a las 16.05. No demoró el gol brasileño. Friaça peleó una pelota con Rodríguez Andrade, el lateral celeste despejó, recuperó Zizinho, dio a Ademir, quien habilitó a Friaça. El puntero derecho brasileño ingresó al área, remató cruzado al palo más lejano de Máspoli y convirtió. El festejo atronó en el Maracaná, mientras Obdulio protestaba a Reader. El árbitro no hizo caso del reclamo y ordenó al capitán uruguayo regresar a su puesto. Uruguay atacó a los cuatro minutos y Barbosa cortó el centro de Rodríguez Andrade. Un minuto después, Pérez eludió a Jair y Chico, dio a Ghiggia, éste a Schiaffino y su tiro fue fue desviado. Los brasileños retomaron la ofensiva y obligaron a dos corners, a los 13 y los 15 minutos. A los 16, Matías González realizó una fuerte entrada sobre Ademir, que cayó en el área. Muchos pensaron que el juez había cobrado penal, pero fue otro tiro de esquina.

A los 20 minutos, Tejera ejecutó un tiro libre desde lejos hacia el área brasileña. Julio Pérez intentó cabecear, pero Bigode despejó fuerte al mediocampo. Recuperó Gambetta, quien entregó a Pérez y éste cedió a Varela. El capitán habilitó a Ghiggia, quien superó a Bigode, picó por la punta derecha y metió el pase hacia atrás al área. Schiaffino acompañaba la jugada y remató de primera. La pelota entró alta, a la izquierda de Barbosa, quien se arrojó estirando su brazo pero sin alcanzar. El gol fue recibido por un profundo silencio en las tribunas, pese a que aun con el empate Brasil era campeón. En los minutos siguientes, el conjunto local trató de recuperarse aunque sin llegar a provocar riesgos. A los 25 minutos, Uruguay buscó el ataque con Míguez y Schiaffino, y Danilo envió al corner, el primero para los celestes en todo el partido. Ejecutó Morán, sin consecuencias. Un minuto después, Ghiggia volvió a superar a Bigode, puso el centro para Schiaffino y el entreala celeste cabeceó afuera. A los 27, una jugada confusa casi terminó con gol en contra de Gambetta, cuando pretendió despejar de apuro ante un golpe sufrido por Máspoli. Uruguay fue después al ataque, tuvo otro corner, pero arrancó allí un contraataque brasileño que derivó en un nuevo tiro de esquina contra los visitantes.

Corrían 34 minutos cuando Ghiggia cometió falta sobre Bigode en la mitad de la cancha. Juvenal ejecutó, directo al área. Nadie alcanzó la pelota, que cruzó el área hasta que rechazó Gambetta. Bauer recuperó y pasó a Danilo, pero Julio Pérez le quitó la pelota y entregó a Míguez. Este devolvió a Pérez, quien tocó en pared con Ghiggia y lanzó en profundidad al puntero. Ghiggia corrió por la punta, como en el gol de Schiaffino. Pero esta vez no tiró centro, sino que apuntó al espacio que había entre Barbosa y su palo izquierdo. Luego de dar dos pasos en el área, remató con el pie derecho, fuerte y bajo. La pelota entró por el hueco y recorrió toda la red por su parte interior.

El último cuarto de hora transcurrió con una ofensiva constante del equipo local, que remató varias veces, aunque las recargas de Ghiggia continuaron preocupando a sus rivales, especialmente a Bigode. A los 38 minutos, Jair recibió a la entrada del área, pero se apuró y pegó defectuosamente de zurda, desviado. Máspoli mandó al corner un pelotazo de Chico cuando corrían 42. Había sido el trigésimo tiro al arco de los brasileños y el décimo tercero en el segundo período. A los 44, Schiaffino intentó un contragolpe, anulado por off side de sus compañeros. Juvenal lanzó desde la mitad de la cancha al área celeste. Varela despejó de cabeza. Recuperó Ademir, que tocó hacia Friaça. El puntero levantó centro y Gambetta se interpuso, enviando al corner. El mismo Friaça ejecutó desde la derecha. Su centro cruzaba el área cuando Reader pitó. Gambetta tomó la pelota entre sus manos. Eran las cuatro y cincuenta de la tarde en Río. Uruguay era campeón del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)