NACIONAL

A 39 años del gol de Waldemar Victorino que inmortalizó una Intercontinental

El 11 de febrero de 1981 se disputó por primera vez la Copa Toyota en Tokio, gracias al acuerdo realizado entre Conmebol y UEFA: esa copa la ganó Nacional.

El gol de Waldemar Victorino ante el Nottingham Forest en Tokio
El gol de Waldemar Victorino ante el Nottingham Forest en Tokio. Ver video.

El 11 de febrero de 1981 no es un día más en el calendario de los recuerdos tricolores. En aquella jornada, y frente a un rival de fuste como era el Nottingham Forest, Nacional dejó una huella imborrable: ganó la primera Copa Intercontinental que se jugó con final única en Japón.

El acuerdo de Conmebol y UEFA permitió que el equipo británico, que ejercía el poder futbolístico en el continente europeo porque se había coronado por segunda vez como campeón de la Champions League, aceptara disputar la final Intercontinental, lo que no había ocurrido el año anterior cuando el adversario era Olimpia de Paraguay y debía definirse el título en dos encuentros.

Nottingham Forest llegó a esta instancia con el antecedente de haber superado al Hamburgo alemán en el Santiago Bernábeu. Su equipo lo integraban figuras de la talla del arquero Peter Shilton, el delantero escocés John Robertson, el lateral Viv Anderson y el espectacular Trevor Francis, que por aquellos tiempos se encontraba en la cima de su carrera deportiva.

Nacional, como campeón de América, afrontó el reto ante un equipo inglés muy poderoso sin la presencia de su gran referente: Hugo De León. El “Patriarca” había sido transferido a Gremio de Porto Alegre y la zaga la integraron Juan Carlos Blanco y Daniel Enríquez.

El equipo que orientaba Juan Martín Mugica formó con Rodolfo Rodríguez; José H. Moreira, Juan C. Blanco, Daniel Enríquez, Washington González; Denis Milar, Víctor Espárrago, Arsenio Luzardo; Alberto Bica, Waldemar Victorino y Julio César Morales.

La victoria se concretó gracias al gol que a los 10 minutos de juego convirtió el implacable goleador Waldemar Victorino. “Victorio” recibió un pase desde la derecha del “Chico” Moreira y después de dar un saltito corto para acomodarse para el disparo, sacó el fuerte remate que sorprendió a Shilton.

El tricolor pudo ampliar el marcador si no se hubiese anulado el gol convertido por Arsenio Luzardo y la gesta terminó consiguiéndose gracias a las formidables intervenciones de la “Pantera” Rodríguez.

Este martes, entonces, se recuerda el éxito alcanzado por segunda vez para Nacional en el torneo continental hace 39 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados