PEÑAROL

Un año que ilusiona al aurinegro: 368 días sin perder en un escenario menor

Peñarol visitará a Fénix con una racha positiva cuando puede salir campeón.

Foto: Gerardo Pérez
Colonia. Fue victoria mirasol por 1-0 con gol de Guzmán Pereira. Foto: Gerardo Pérez

Hace tiempo ya que el Campeón del Siglo se transformó en un fortín. Es difícil ver a Peñarol perdiendo un partido en su casa, pero también lo es cuando tiene que jugar fuera de la misma por el Campeonato Uruguayo.

La particularidad de la racha mirasol es que los únicos dos partidos que ha perdido como visitante en el último año han sido jugando en el Estadio Centenario, demostrando que en escenarios menores no le ha ido mal.

Hay que remontarse hasta el 12 de mayo de 2018 para encontrar la última derrota de Peñarol en un escenario de este tipo y fue en el Nasazzi cuando por el Torneo Intermedio del año pasado, Progreso le ganó 4-3 a los aurinegros.

En ese juego los aurinegros comenzaron arriba con gol de Cristian Palacios, pero los goles de Asconeguy, Montes, Lemmo y Rosso dieron vuelta el marcador y los tantos de Asconeguy, en contra, y Fidel Martínez no fueron suficientes para el equipo aurinegro que todavía dirigía Leonardo Ramos.

La seguidilla con la que cuenta Peñarol actualmente, tras ese juego ante Progreso es importante ya que cabe remarcar que todos los juegos se saldaron con triunfo.

Los mismos fueron: 1-2 vs. Atenas, 1-3 vs. Defensor, 0-1 vs. River Plate, 2-4 vs. Liverpool, 1-2 vs. Boston River, 0-2 vs. Danubio, 1-2 vs. Defensor, 0-1 vs. Defensor y 0-1 vs. Plaza Colonia.

Con estos antecedentes, Peñarol llega con una buena ventaja al duelo frente a Fénix que se llevará a cabo en el Parque Capurro y que puede significar el título para los de Diego López ya que en caso de ganar y que Danubio no triunfe ante Wanderers habrá campeón del Torneo Apertura dos fechas antes de que finalice el certamen.

De hecho, de los últimos 20 partidos que Peñarol jugó en estas condiciones, solo en cuatro no pudo ganar acumulando dos derrotas y dos empates.

El choque ante Fénix será una final para ambos y no solo para Peñarol que puede ser campeón, para el albivioleta se tratará de una linda chance para arrimarse a los aurinegros en la tabla de posiciones, aunque el plantel mirasol viene con una racha que mete miedo, que asciende a más de un año y que ilusiona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)