FÚTBOL

Un 10 anda suelto

Felipe Rodríguez fue de los mejores de la temporada, y está en la mira de los grandes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Figura. Felipe Rodríguez con la violeta, fue de los mejores. Fernando ponzetto

De Standford, Connecticut, a Juanicó, su ciudad natal en Canelones, casi en un abrir y cerrar de ojos. Ese puede ser el breve resumen de la trayectoria deportiva de Felipe Rodríguez, uno de los enlaces más cotizados del medio, que espera por una llamada para definir su futuro. "En Estados Unidos hice el liceo y jugué al fútbol, primero fue en la secundaria de West Hill y en el club Sound Central. Ahí fui citado a la selección sub17 y sub 18 de Estados Unidos, pero no quedé porque no tenía la residencia. Me fui de Uruguay a los 12 años. Acá ya había jugado en el baby fútbol del Club Atlético Juanicó", dice ‘Feli’, el ‘10’ que anda suelto y todos pretenden.

Volvió cuando su chance de jugar en Estados Unidos se le frustró y porque "extrañaba todo, fue un cambio muy brusco. Del campo a Standford, no fue fácil adaptarme, y pese a que estaba con mis padres, no dudé en regresar a Juanicó para estar con mis tíos y mis amigos. Y jugué en el club de mis amores en Primera. Después en la selección de Canelones, hasta que se me dio la posibilidad de ir al profesionalismo en Boston River. Conocí a grandes jugadores, y me marcaron con sus consejos. Serafín García, Omar Pérez... después pasé a Cerro, donde tuve un trato estupendo, hasta que llegué a El Tanque Sisley y me vino a buscar Defensor".

Fue, precisamente en Defensor donde tuvo una excepcional temporada. No sólo en la Copa Sudamericana, en el torneo local, también. Su nombre se hizo conocer.

"Ese primer semestre lo empezamos notable y logramos jugar de igual a igual en la Copa. Pero después se fueron siete titulares y ya no fue lo mismo. Esas bajas las sintió todo el equipo, y terminó repercutiendo en lo individual también. Fue una pena, porque estábamos ilusionados con lograr algo", dice el 10 que muchos buscan.

"Yo soy jugador de El Tanque. Pero hoy entreno solo en doble horario. Tengo un personal training y hago un buen trabajo. Pero no es lo mismo estar en un plantel y entrenar con compañeros en cancha, me falta hacer fútbol", analiza Felipe.

"Yo sé que hay que tener paciencia en el período de pases. Y sé que hay clubes que se interesaron por mí. Paolo Montero quiso llevarme a Colón de Santa Fe, Larriera también se interesó desde Qatar, pero yo espero que se concrete algo de Europa. Mis amigos me llaman y me dicen que en Nacional y Peñarol también me quieren... eso ya sería otra cosa. Si no sale lo de Europa, obvio que sería notable jugar en uno de los grandes. ¿A quién no le gustaría? A todos. Falta algo más de un mes para que termine el período de pases, y a mí me entra una ansiedad bárbara. Quiero empezar a entrenar con un plantel, a hacer fútbol. Eso es lo que más me preocupa", dice desde su Juanicó natal.

Figura en El Tanque Sisley. Y jugador clave en el Defensor Sporting copero que sorprendió en la Sudamericana. Zurdo, hábil, encarador, un 10 que está en carpeta de muchos, pero se hace desear.

"Yo espero, tengo confianza en quienes manejan mi pase, pero veo que los días pasan y me entran unas ganas bárbaras de jugar, de hacer fútbol. Necesito la pelota, estar en cancha, eso es lo mío, y es lo que más extraño hoy".

Extraña como cuando llegó a Standford. Dejó la tranquilidad del campo y la compañía de sus amigos, por la familia y un futuro mejor. Pero la pelota pudo más, y pegó la vuelta. Hoy la extraña como nunca...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)