Mundial 2018

El análisis de una Rusia que dejó más dudas que certezas

Perdió ante Austria y suma seis juegos sin ganar a 14 días de la Copa.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Cherchesov no la tiene fácil. El entrenador de la selección rusa no debe encontrar respuestas luego de que sus jugadores sufrieran una nueva derrota cuando faltan nada más que 14 días para el inicio de la Copa del Mundo, que será en su propio país y en el que están puestas muchas esperanzas.

El propio técnico ya lo ha definido en distintas entrevistas: el objetivo ruso es alcanzar, al menos, los octavos de final. Lo cierto es que deberá mejorar mucho si quiere alcanzar esa meta en la competencia que está a la vuelta de la esquina.

En la pasada jornada, el verdugo ruso fue Austria, que lo venció por mínima diferencia con un tanto de Alessandro Schopf cuando iban 28’ de la primera parte en el estadio Tivoli de Austria.

Defensa. El único tanto del juego llegó por intermedio de una de las principales falencias que demostró el combinado ruso: el contragolpe. No fue una, sino varias las ocasiones en la que Austria, una selección que no es de las más fuertes de Europa y que no tiene un ataque de los más destacados, encontró una retaguardia rusa mal parada a la que complicaron mucho con salidas rápidas y que quedó evidenciado en el trámite que no cayó por una diferencia mayor por el buen rendimiento que tuvo su arquero.

El experimentado Igor Akinfeev fue la gran figura rusa y salvó varias chances claras de gol de los austríacos, ya sea en pelota quieta o en movimiento.

Mediocampo. En la mitad de la cancha, Rusia también dejó bastante que desear no tanto en la contención, sino que se apreció en el ataque. El esquema que planteó Cherchesov de 4-2-3-1 no solo trae consigo un importante trabajo de marca, también tendría que hacerlo en ataque, pero ni las bandas, ni el enlace pudieron hacer la conexión suficiente con el único delantero que presentó el anfitrión de la próxima Copa del Mundo.

Aleksandr Golovin, quien cumplió las tareas de enlace, no terminó de convencer y tampoco lo ayudaron Yury Zhirkov y Aleksandr Samedov, quienes conformaban ese tridente por detrás de Fedor Smolov.

Ataque. Precisamente Smolov fue quien quedó muy solo en la ofensiva y las que tuvo no las pudo definir de manera certera.

La prensa rusa lo ha criticado duramente al delantero del Krasnodar justamente por la falta de gol que ha demostrado en los últimos duelos que disputó con la selección, donde anotó dos goles en los últimos seis partidos.

Racha. La situación que atraviesa Rusia no es sencilla y de los últimos seis partidos no ganó ninguno y sumó cuatro derrotas y dos empates.

Es cierto que de esas derrotas tres fueron ante Francia, Brasil y Argentina, pero la acumulación de juegos sin ganar seguramente alarma a una selección que tendrá un amistoso más (ante Turquía) previo al Mundial y que deberá ganarlo para aplacar los ánimos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)