SELECCIÓN

Con todo amor

La Celeste se despide con Uzbekistán antes de viajar a Rusia

Selección de Uruguay. Foto: Gerardo Pérez
Festejo. El de los futbolistas celestes que los hinchas esperan que se repita esta noche en el partido despedida con Uzbekistán. Foto: Gerardo Pérez

La selección se despide esta noche del pueblo uruguayo frente a la selección de Uzbekistán antes de viajar rumbo al Mundial de Rusia. Se trata del tercer campeonato del mundo al que el equipo de Tabárez ha clasificado en forma consecutiva. Y esta vez lo consiguió por primera vez en forma directa, sin tener que pasar por el sufrimiento de la calculadora y del repechaje.

Quizás por eso, y por lo que han demostrado los celestes durante todo este tiempo, es que la euforia de los hinchas es inmensa para el Mundial de Rusia. La presencia de Edinson Cavani y Luis Suárez, dos de los mejores delanteros del mundo, además de la de Diego Godín en la zaga, y un medio campo de buen pie, hacen que los fanáticos se permitan soñar con el título y crean que no terminar entre los cuatro primeros sería un fracaso para la selección uruguaya.

Las declaraciones realizadas por los futbolistas celestes en los últimos días, también colaboran con el entusiasmo de la parcialidad. “Al Mundial se va con expectativas y hay calidad para llegar lejos”, dijo Luis Suárez.

“Hablabas con los compañeros en Europa y no se querían enfrentar a Uruguay y eso demuestra el respeto que nos tienen. Ilusiona el juego que genera la selección. Debe ser de las pocas veces donde todos llegan jugando como titulares en los equipos”, agregó el “Pistolero”.

“Esperemos que nos apoyen porque es una linda despedida (ante Uzbekistán) y un agradecimiento por el cariño que nos han dado, porque es impresionante. En el Mundial vamos a entrar a la cancha con la ilusión de tres millones”, finalizó el delantero.

“No es una utopía soñar con el título”, dijo por su parte el capitán Diego Godín. “Todos soñamos. Los 23 que estamos en la selección soñamos con la misma fuerza que los tres millones de uruguayos, pero con los pies en la tierra. Sabiendo lo difícil que es y que tenemos que pensar en Egipto, el primer partido. Y luego ir creciendo en el Mundial”, afirmó.

Lo que esta claro, es que la despedida será a estadio Centenario lleno y los celestes viajarán el sábado hacia Rusia con todo el cariño y el calor de la afición uruguaya en sus valijas.

El rival de esta noche no es fuerte y seguramente fue elegido a propósito por el cuerpo técnico celeste. Tal como sucedió en lo previo al Mundial de Sudáfrica en 2010 con Israel y en lo previo al de Brasil 2014 con Eslovenia. Una amplia victoria no sólo colaborará con la fiesta de despedida, sino que permitirá aumentar la confianza de los futbolistas celestes antes del viaje.

De todas maneras, no hay que subestimar a nadie y siempre hay que tomar ciertas precauciones, sea cual sea el rival. La posibilidad de que algún jugador se lesione siempre está latente.

“Es un partido que tiene connotaciones especiales. Tiene que ser un buen entrenamiento, Un entrenamiento más, pero con público. Así lo tomamos”, dijo Tabárez sobre el asunto. Pero tenemos que ser inteligentes. Tenemos que tener en cuenta que el Mundial aún no empezó. Hay jugadores que se han perdido un Mundial por este tipo de partidos”, agregó el entrenador.

ANTECEDENTES

Otras despedidas con triunfos

Tanto para el Mundial de Sudáfrica como para el de Brasil, la selección se despidió con victorias frente a rivales débiles.

Con goles de Diego Forlán, Álvaro Pereira y un doblete de Sebastián Abreu, la selección venció a Israel 4 a 1, en lo que fue su partido despedida para el Mundial de Sudáfrica 2010. Aquel 27 de mayo los celestes arrancaron con: Muslera, Scotti, Lugano y Godín, Maximiliano Pereira, Diego Pérez, Gargano, Alvaro Pereira, Ignacio González, Suárez y Forlán. Previo al inicio del partido, el entonces presidente de la República José Mujica, le entregó al capitán Diego Lugano el pabellón patrio.

Para el Mundial de Brasil, Uruguay se despidió frente a Eslovenia y le ganó 2 a 0. En la noche del 5 de junio de hace cuatro años, el Centenario fue una fiesta. El delantero Edinson Cavani anotó a los 36 minutos y a los 75’ aumentó Cristhian Stuani, que había ingresado para jugar el segundo tiempo. Los celestes formaron con: Muslera, Maximiliano Pereira (45’ Fucile), Lugano, Godín (45’ Giménez) (81’ Coates), Cáceres, Arévalo Ríos, Gargano (45’ Álvaro González), Gastón Ramírez (45’ Stuani), Cristian Rodríguez (74’ Álvaro Pereira), Forlán y Cavani.

Uzbekistán no pudo clasificar a Rusia

Uzbekistán, el rival celeste de esta noche, compite internacionalmente desde 1992, (anteriormente era parte de la Unión Soviética). Los uzbekos no lograron clasifical al Mundial de Rusia en las eliminatorias de Asia. En realidad, Uzbekistán nunca clasificó a un Campeonato del Mundo y aparece en el puesto 88 del ranking FIFA. Sin embargo, ha crecido mucho bajo la influencia de brasileños como Rivaldo, Zico y el propio Luiz Felipe Scolari.

En las eliminatorias asiáticas, que otorgaban cuatro cupos y medio para Rusia, Uzbekistán llegó hasta la tercera fase. Inició su participación en la segunda ronda y terminó líder del Grupo H con 21 puntos, producto de siete triunfos y una derrota.

La tercera fase, mientras tanto, estaba integrada por dos grupos de seis equipos. Los dos primeros de cada grupo conseguían un cupo directo al Mundial de Rusia y los terceros debían enfrentarse entre sí para determinar quién jugaría la repesca ante una selección de la Concacaf.

Uzbekistán terminó cuarto en el Grupo A con 13 puntos, a 2 unidades de Corea del Sur que fue segundo y con los mismos puntos que Siria que terminó tercero por diferencia de goles.

El técnico es Timur Kapadze, quien se hizo cargo del equipo este año. Durante las eliminatorias dirigió Samvel Babayan, pero dejó el cargo tras no habler logrado clasificar para jugar el repechaje. Luego tuvo un técnico que dirigió solamente un partido: Ruzykul Berdyev. Fue en el amistoso de noviembre del año pasado frente a Emiratos Árabes Unidos.

Timur Kapadze, el actual entrenador, tiene 36 años y fue jugador profesional (se desempeñaba como volante central) hasta el año pasado. En febrero de este año fue nombrado como técnico interino de la selección. Ha dirigido tres amistosos (frente a Senegal, Marreuecos e Irán), cosechando un empate y dos derrotas.

Frente a Senegal, su única igualdad (1 a 1), Kapadze utilizó un esquema 4-4-2. Y fue Uzbekistán el que se puso en ventaja con gol de penal de Shukurov. Pero Senegal empató en el complemento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º