Defensor Sporting

Amaneció puntero de la tabla Anual

Los violetas llegan al clásico con Danubio viviendo un gran presente

Estratega. Eduardo Acevedo prepara dos partidos: el del Intermedio y la Sudamericana. Foto: Ariel Colmegna
Eduardo Acevedo pidió goles durante la práctica de ayer.

Defensor Sporting entrenó ayer por la mañana de cara al clásico frente a Danubio. Y lo hizo en inmejorable posición: como líder de la tabla Anual. Es que tras la derrota de Nacional ante River Plate en el Saroldi, los violetas superaron por dos puntos a los tricolores en la tabla del año.

“Es precioso despertarse liderando la Anual, pero tampoco nos podemos comer el cuento”, dijo tras la práctica llevada a cabo en el Franzini, el técnico Eduardo Acevedo.

“Trabajamos y estamos enfocados en el torneo Clausura. Yo lo que quiero es el Clausura, después por propiedad transitiva se da lo otro. No podemos descuidarnos de lo nuestro. Los rivales somos nosotros mismos y los lugares donde tenemos que jugar. Tenemos que estar muy concentrados y atentos, pero el grupo está muy bien”, agregó el entrenador tras el movimiento.

El argumento de Acevedo se debe a que como su equipo ganó el torneo Apertura, si también se queda con el Clausura será el Campeón Uruguayo. Si por el contrario no consiguen el actual torneo, pero mantienen el liderazgo en la Anual, tendrán cierta ventaja. En lugar de tener que jugar tres partidos contra el campeón del Clausura, les alcanzará con ganar uno solo.

Acevedo admitió que en la pasada jornada sus futbolistas estaban más distendidos. “Es que veían que los equipos grandes no perdían puntos y parecía difícil que lo hicieran. El partido de Nacional con River nos benefició, pero no nos cambia el objetivo”, insistió.




PALABRA DE DT

El clásico

"Aún los jugadores que vienen de afuera saben y se dan cuenta que es un partido especial y diferente.El que diga que no es porque no conoce las internas"

Acevedo dirigió a Danubio en 2011 y también sabe cómo se siente el clásico del otro lado. “Se vive de los dos lados de la misma forma. Es un clásico formado en las inferiores y en esa lucha por ser el tercer grande. Esas son cosas que se fueron generando con los títulos”.
No todos los futbolistas violetas viven el clásico de la misma forma. Una cosa es lo que sienten aquellos que se criaron en el club y otra los que no lo hicieron como Guillermo Reyes, Matías Cabrera, “Romario” Acuña, Nicolás Correa o Mathías Cardacio. “Pero aún los que vienen de afuera saben y se dan cuenta que es un partido especial y distinto. El marco de público es diferente y la exposición es otra. Es un partido especial y el que diga que no es porque no conoce las internas”, afirmó el técnico.



DOS MIRADAS.

“Uno se adhiere a las circunstancias por un motivo lógico, pero para mí son tres puntos más”, dijo Mathías Cardacio. “Respeto al rival porque Danubio es siempre fuerte y difícil a nivel local, pero no siento lo mismo que los chicos que vienen de las formativas que lo viven como un clásico. Y también los hinchas. El sentimiento no es de clásico para mí, pero estando en el club uno se tiene que adaptar y sabe que es un partido muy importante para la gente de Defensor Sporting, y lo tomo como tal. Sé que va a ser un lindo partido con ese condimento especial”, agregó el volante, quien ya lleva cuatro partidos frente a Danubio desde que está en el equipo del Parque Rodó.
“Empaté dos y gané dos, así que vengo invicto por ahora”, agregó con una sonrisa.

Diferente lo vive Ayrton Cougo, quien llegó al club a los 15 años desde su Melo natal. “La semana previa es muy intensa y movida, sobre todo en inferiores. Acá también, pero los que lo vivimos así somos los que venimos de abajo, que somos la mayoría. Para el resto es sólo un partido importante, pero hay que ganarlo de cualquier forma. Confío mucho en el grupo y creo que van a salir las cosas bien”, dijo Ayrton, quien anotó tres goles en los cuatro partidos que se llevan disputados.

“Estoy pasando por un bueno momento y también el equipo. No me imaginaba que iba a arrancar así el torneo, aunque yo era goleador en las juveniles. Me gusta llegar al área, pero como ahora tengo mucha cancha para correr, a veces se me complica un poco más. Pero estoy muy contento. El gol que más me gustó fue el que le hice acá a Sud América. Por lo que significó: íbamos 2 a 2 y siempre estuvimos abajo”, relató el melense.



¿NORMAL?

“Siempre es lindo verse arriba. La competencia con Nacional ha sido cabeza a cabeza todo el campeonato. Y no aflojaba. Ahora Peñarol también se metió en la pelea. Liderar la Anual es un motivo de orgullo, pero sabemos que tenemos que ratificarlo fin de semana a fin de semana”, afirmó Cardacio sobre lo que significa para ellos ser los punteros de la Anual.
“Tenemos que seguir ganando, que a esta altura parece que fuera algo normal, pero es muy difícil ganar en el fútbol uruguayo”.

Mira a los de la casa para sustituir a Suárez

Eduardo Acevedo debe decidir quién jugará por Mathías Suárez, quien fuera expulsado el fin de semana pasado en Las Piedras. Los candidatos son dos: Emiliano Álvarez y Emanuel Beltrán. El primero es zaguero, tiene 21 años y mide 1,90, pero ya ha jugado como lateral. Lo hizo frente a Sud América en un partido en el Palermo y en muy buena forma. Emanuel Beltrán, por su parte, nació en Canelones hace 19 años y es lateral. Otra posibilidad sería que el entrenador decidiera mover a Gonzalo Maulella hacia afuera y que juegue Santiago Carrera, una de las últimos incorporaciones del club, en la zaga. Pero esto implicaría que tenga que hacer dos cambios, y prefiere realizar una sola variante.

“¡Quiero goles!”, gritó Acevedo varias veces durante el movimiento que se llevó a cabo ayer por la mañana en el Franzini. “!Está práctica es más importante que el partido!”, insistía el entrenador.

Cecilio Waterman observaba la práctica de sus compañeros. El panameño, quien sufrió fractura de uno de los huesos del pie izquierdo, fue operado con éxito la semana pasada y tiene todavía para un largo tiempo afuera.

Los tres sentidos, Ayrton Cougo, Gonzalo Carneiro y Carlos Benavídez, trabajaron ayer con normalidad y llegarán al partido frente a Danubio. Tras el movimiento, Cougo hizo un buen rato de fisioterapia, pero estará el sábado en la cancha. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos