NACIONAL

Las altas están respondiendo

Con el “Diente”, Victorino y Kevin a la cabeza, Munúa acertó en los nombres.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nacional

Recién van 10 partidos del semestre, es verdad. Pero esa cantidad de encuentros que Nacional lleva disputados desde febrero hasta ahora sirven para realizar un análisis preliminar de cómo le están respondiendo las altas a los tricolores.

El período de pases y el acierto del cuerpo técnico y de la gerencia deportiva a la hora de seleccionar los nombres para incorporar resulta clave para lograr después buenos resultados durante el año.

En los dos primeros meses del 2016, Nacional contrató a siete futbolistas, de los cuales cuatro nunca habían jugado en los albos: Erick Cabaco, Kevin Ramírez, Léo Gamalho y Sebastián Sosa. En tanto, Mauricio Victorino, Christian Tabó y Nicolás López ya habían vestido la camiseta tricolor.

Por lo que han expuesto, una conclusión primaria indica que Gustavo Munúa acertó en la elección de los nombres.

Es que, en mayor o menor medida, a excepción de Sebastián Sosa que aún no debutó, todos los jugadores que llegaron han tenido minutos.

De las contrataciones albas, hay tres futbolistas que se han convertido en titulares indiscutidos gracias a los expuesto en la cancha; ellos son el "Diente", Victorino y Ramírez. Claro que con diferentes características uno de otros.

El zaguero hizo una buena pretemporada, que le permitió volver a estar muy bien en lo físico y ganarse un lugar en la defensa central, al lado del capitán Diego Polenta.

El exjugador de Wanderers está jugando como extremo por izquierda y gracias a su despliegue físico y su juego sacrificado se ganó un lugar en la consideración del DT.

Por otro lado, el "Diente" ha demostrado estar en un nivel superlativo y en poco tiempo provocó los que muy pocos creían: que la baja de Iván Alonso pase desapercibida.

En un segundo escalón aparecen Cabaco y Tabó, quienes han alternado en el equipo. Primero por lesión y luego por una expulsión tonta en la Copa, a Cabaco le ha costado meterse de lleno en el equipo y sumado a la buena actuación de Victorino quedó relegado al banco de suplentes. El exfutbolista de Racing, en tanto, es una de las primeras opciones de Munúa.

Por último, Gamalho recién se está insertando en el equipo y Sosa no ha sido tenido en cuenta por el momento.

Mauricio Victorino. Regularidad. 

Llegó con pocos minutos desde Independiente y ha sido un valuarte de la defensa de Nacional. De hecho, de los siete futbolistas que contrató Nacional para este semestre, es el de segundo mejor puntaje según el criterio de Ovación con 6,1 de promedio por partido. Jugó en siete de los 10 partidos, totalizando 594 minutos entre el Torneo Clausura y la Copa Libertadores. En el certamen internacional mostró su mejor rendimiento.

Erick Cabaco. Juventud. 

Proveniente de Rentistas y clave en la selección Sub 20 de Uruguay, quizás aún no ha tenido la constancia que él mismo esperaba ya que apenas tuvo participación en cuatro partidos del semestre, todos en el marco del Clausura (hay que recordar que en la Copa fue expulsado contra Rosario Central, estando en el banco de suplentes). Acumula 306 minutos jugados en el semestre. Es un defensa central que impone presencia, rápido y tiempista.

Kevin Ramírez. Revelación. 

Tras ser el tercer máximo goleador en el Apertura defendiendo a Wanderers, el riverense llegó a Nacional con bajo perfil y es clave para el DT Gustavo Munúa, jugando generalmente como mediapunta por el sector izquierdo. Jugó ocho de los 10 partidos de Nacional, acumulando 653 minutos, siendo la segunda alta que jugó más hasta ahora y el tercero de mejor puntaje tras López y Victorino. Se sacrifica por la marca y es muy veloz.

Christian Tabó. Primer recambio. 

Como titular, el futbolista que llegó proveniente de Atlas de México, jugó apenas dos partidos (ante Plaza Colonia y Cerro) de los 10 de Nacional en el semestre, pero ha tenido participación en ocho, acumulando 277 minutos en total. Es una de las principales piezas de recambio que utiliza Munúa, aunque aún no ha podido demostrar en la cancha su potencial. De hecho, es el que tiene peor promedio de puntos según Ovación con 4.5 por encuentro.

Nicolás López. Goleador. 

No caben dudas que el “Diente” está cumpliendo con creces su incorporación y ha sido la alta de Nacional más importante por todo lo que viene generando. Estuvo presente en los 10 partidos, ya lleva jugados 851 minutos, anotó ocho goles entre las dos competencias (cinco en el Clausura y tres en la Libertadores) y tiene un promedio de puntos envidiable de 7.3. Tras su paso por Europa, López volvió potenciado.

Léo Gamalho. En deuda. 

El delantero norteño fue la última incorporación en sumarse al plantel tras la inesperada salida de Iván Alonso a River Plate argentino y, por esa razón, demoró en estar a punto físicamente tras varios meses en los que estuvo inactivo. Léo tuvo participación en tres partidos (acumula 113 minutos) y solo fue titular en uno, el último que los albos jugaron en el Clausura frente a Cerro, en el que no cumplió una buena actuación en un campo de juego que no era el adecuado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)