CATAR 2022

Eliminatorias sudamericanas: Probabilidad alta de que se postergue la doble fecha

Conmebol exige a la FIFA que obligue a los equipos europeos a ceder a los futbolistas, pues no acepta afrontar la actividad si las condiciones no son las previstas.

Foto: AFP
Gianni Infantino y Alejandro Domínguez. Foto: AFP

Cada vez son mayores las posibilidades de que la doble fecha por Eliminatorias sudamericanas prevista para este mes se postergue, ya que la Conmebol se mantiene firme en su exigencia de que debe disputarse bajo las condiciones que fueron fijadas oportunamente, lo cual significa que no está dispuesta a que se jueguen los partidos si las selecciones no tienen todo su potencial.

Ante la negativa de los clubes de países como Inglaterra, Alemania y España de ceder a sus jugadores sudamericanos porque cuando regresen deberán guardar 10 días de cuarentena antes de volver a ponerse a las órdenes de sus entrenadores, la Conmebol recurrió directamente a FIFA, pero se encontró con una realidad que, o bien desconocía, o bien no tomó en cuenta en su momento.

El reglamento es bien claro: los clubes están obligados a ceder a sus futbolistas internacionales en cada fecha FIFA, sea por competencias oficiales o amistosos. Sin embargo, la pandemia llevó a que se hiciera una enmienda, la cual dejaba en libertad de acción a las instituciones si los futbolistas convocados debían guardar cinco o más días de cuarentena antes de reintegrarse a sus planteles. Entonces, ¿por qué Conmebol insiste?

Según se explicó a Ovación desde la Asociación Uruguaya de Fútbol, esta enmienda terminó el 31 de diciembre de 2022, por lo cual en Conmebol entendían que ya no corría ese beneficio para los clubes. Sin embargo, FIFA informó al órgano sudamericano que esa enmienda se prorrogó hasta el 30 de abril. En Asunción, donde está la casa del fútbol sudamericano, argumentan que eso se hizo en forma inconsulta, por lo cual dejan caer toda la responsabilidad de la situación en la FIFA.

Este viernes hubo una reunión virtual entre autoridades de Conmebol y la FIFA y el sábado habrá otra de la que participará el Comité Ejecutivo del fútbol sudamericano y el presidente Gianni Infantino. Éste está haciendo ingentes esfuerzos para lograr la habilitación de un corredor sanitario, pero en Europa están descreídos de la eficacia del mismo.

Para mal de los uruguayos, el ejemplo que ponen es la foto del famoso fueguito en el Complejo Celeste, en donde aparecen jugadores tomando mate (por más que se explicó que no lo compartieron) alrededor de un brasero, por lo cual por más corredor sanitario que se hizo, luego no se cumplieron los protocolos en forma interna.

La de Uruguay no fue la única selección que experimentó casos positivos de COVID-19 durante la fecha pasada de Eliminatorias (en noviembre), pero sí la que más tuvo y la que además dejó en evidencia lo ocurrido. Tanto así que hasta el Ministerio de Salud Pública le puso una multa a la AUF por no respetar los protocolos sanitarios.

Ante este panorama, ¿cuál es la salida? Conmebol ya anunció que no acepta jugar en Europa, como lo propuso FIFA, y tampoco si no vienen los futbolistas convocados. Por lo tanto. Asimismo, no se llegó ni siquiera a manejar la posibilidad de llegar a una solución intermedia y que fueran cedidos solamente aquellos futbolistas que tienen inmunidad serológica natural por haber contraído el virus hace menos de seis meses.

Por otra parte, se suman problemas de la política interna sudamericana, como el anuncio de Colombia de que no permitirá el ingreso de la delegación de Brasil para afrontar el partido en Barranquilla, lo cual termina reforzando la posición europea y debilitando la de Conmebol.

Si bien hay más de una alternativa a estudiar, desde la AUF se comentó que todo apunta a que finalmente Conmebol fije fechas triples para el futuro, algo que los clubes europeos tampoco están muy afines a aceptar, pero que en todo caso no tendrían más remedio que hacerlo luego que en abril expire la norma de la cual hoy se aferran para no ceder a los jugadores.

Todo parece conducir a que los clubes europeos sonreirán ahora, pero Conmebol lo hará al final y el que ríe último, ¿ríe mejor?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados