DE VOLEA

Que alguien le quite el celular a Saralegui

Daniel Rosa

Se hacen muchos esfuerzos desde hace tiempo para evitar la violencia en el deporte y más precisamente en el fútbol. Los clubes han perdido puntos que les han costado campeonatos, pero eso es no es nada comparado con que ha costado vidas; ha costado familias rotas. Entonces, no se puede ni se debe admitir que desde donde se debe dar el ejemplo se envíen mensajes como el de Mario Saralegui en Twitter.

Es el director técnico de Peñarol y no parece darse cuenta del cargo que ocupa. Nadie debería enviar mensajes agresivos por redes sociales, por más que sea con nombre, apellido y cara, pero mucho menos las personas públicas que —como los entrenadores, futbolistas o cualquier dirigente de los grandes— puedan enardecer las masas.

Saralegui cometió un error que, por más que lo reconoció y pidió disculpas, ya había hecho el daño. Lo llamativo del caso es que parece no haber aprendido, porque precisamente un tuit le costó el cargo hace unos años en Liverpool.

La AUF debería legislar al respecto, pero mientras tanto que se le haga ver al técnico que no puede volver a hacerlo. Y si no que al menos alguien le quite el celular.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados