TORNEO APERTURA

Así está el Centenario: una alfombra de gala espera por el espectáculo clásico

Se ven distintos verdes, pero la cancha del Estadio Centenario está espectacular. El último corte del césped se hará el domingo y el campo lucirá franjas que ayudarán a los jueces durante el clásico.

Una postal del campo de juego del Estadio Centenario
Una alfombra de gala espera por el espectáculo clásico

El sol cae sobre el césped y el Centenario, vacío, cobra un brillo especial. Son las 10 de la mañana y dan ganas de romper las reglas y caminar por esa alfombra de gala. La cancha luce magnífica. Y, en verdad, está bárbara porque así lo describe el ingeniero Salvador Invernizzi en su diálogo con Ovación.

“La cancha está espectacular para jugar, no tiene ningún desgaste ni rotura de los partidos. Es verdad que seguimos teniendo pendiente la renovación del tapiz para purificarlo. Por eso hoy tenemos varios céspedes distintos que hace que se vean verdes de diferentes tonos, pero eso lleva una planificación y un trabajo importante y hay que saber con certeza qué periodo hay de receso. En este caso, si bien llevamos cuatro meses, no era el tiempo indicado para hacer un trabajo de estos. Eso está pendiente. Pero hoy entiendo que está bárbara para jugar”.

Una postal del campo de juego del Estadio Centenario
Una postal del campo de juego del Estadio Centenario. Foto: Francisco Flores.

Desde el 13 de marzo, por culpa la pandemia, el escenario no tiene la demanda deportiva. Se paró y empezaron a trabajar en ella. Con algún contratiempo. “Después de la siembra tuvimos un otoño muy complicado, con bastante ataque de hongos, que no es normal en las condiciones nuestras. Por suerte tuvimos tiempo para recuperarla”.

Invernizzi, al costado del arco de la Ámsterdam y América, explicó la tarea realizada: “En esta cancha con base de arena la fertilización es bastante crítica porque hay poca retención de nutrientes, entonces hay que ir fertilizando cada diez o quince días, dependiendo de la lluvia. El corte es la herramienta más importante y nosotros cortamos entre tres y cuatro veces por semana. Además de la siembra, porque la base de la cancha es de gramilla que en invierno queda marrón por las heladas. Entonces, hay que hacer una resiembra que es lo que nos da el verde en el invierno. Ese es el trabajo básico que se hizo y que se cumple cuando la cancha no se usa, donde no hay que reparar ningún rayón o rotura”.

La máquina que "pincha la cancha"
La máquina que "pincha la cancha". Foto: Francisco Flores.

Invernizzi avisó que el día del partido se hará un nuevo corte y que la cancha “no se va a pintar”. En ese sentido recordó: “la última vez que usamos la pintura fue después de un escenario que se montó en la cancha que dejó al pasto mal y marrón, se pintó para que el contraste fuera menor. Pero la pintura es muy cara y es imposible que dé el mismo color que el resto”.

"El Estadio muchas veces ha estado bien y ha merecido elogios internacionales, pero no trasciende"

Salvador InvernizziIngeniero

El corte, avisó, será en franja. Dependiendo del lugar desde el que se filme se podrá ver franjas verticales u horizontales. “Una toma detrás del arco hará ver una franja longitudinal (a lo largo de la cancha) y la cámara de la América permitirá ver las franjas en sentido transversal. Se peina el pasto y el peinado hace que cuando lo mirás a favor del peine lo ves claro y en contra del peinado lo ves oscuro”.

La cancha vista desde la esquina de América y Ámsterdam
La cancha vista desde la esquina de América y Ámsterdam. Foto: Francisco Flores.

“Paco” Invernizzi avanza unos pasos y se mete en la cancha. La elogia, pero no se excede. “El Estadio muchas veces ha estado bien y ha merecido elogios internacionales, pero no trasciende. Hemos tenido a (José) Pekerman hablando maravillas de la cancha, pero no trascendió. Han habido otros elogios de muchos jugadores. Hoy veo algún verde distinto que otro, pero para jugar está espectacular”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados