RECUERDOS

Alemania 2006: el Mundial de las selecciones sorpresa

Combinados que, con poca tradición futbolística, lograron hacer historia y ganarse un lugar en el certamen internacional.

Fotos: Archivo.
Fotos: Archivo.

Muchos recordarán a Alemania 2006, o también lo habrán olvidado por ese mismo motivo, como el último Mundial al que no fue Uruguay. De todas maneras, el hecho de que se disputara en un territorio con mucha tradición lo hacía muy llamativo. Había un grupo de figuras como Ronaldo, Francesco Totti, Michael Ballack, Zinedine Zidane, Luis Figo, Juan Román Riquelme, Ruud Van Nistelrooy o Steven Gerrard que le agregaban un condimento extra.

También había otro selecto grupo de futbolistas que hacían sus primeras armas como Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, pero hoy nos vamos a enfocar en otro grupo distinto de jugadores, aquellos que formaban parte de selecciones que hacían su primera participación mundialista, y única en algunos casos.

Fueron ocho los países que debutaron en el certamen que se disputó en territorio teutón y las sorpresas se fueron dando en distintos continentes. Concacaf, África y Europa contaron con participantes que no eran habituales en este tipo de torneos y por eso esa Copa del Mundo llamó la atención.

Está claro que el hecho de ser debutantes les jugó una mala pasada a la gran mayoría, pero dos de ellos lograron avanzar a la fase eliminatoria e incluso uno de esos dos se ganó un lugar entre los ocho mejores.

La sorpresa de Concacaf

“Clasificó Trinidad y encima Tobago”, relataba la voz de Rafael Cotelo en un cuplé de Agarrate Catalina en el que se hacía referencia a la eliminación de Uruguay. Y es que de este pequeño país ubicado en América Central y que cuenta con poco más de un millón de habitantes se sabía poco y ya no solo hablando de fútbol, se sabía poco en general.

En su camino rumbo a Alemania 2006 tuvo que atravesar cuatro fases de clasificación donde eliminó a República Dominicana en un mano a mano. Avanzó segunda en un grupo junto a México, San Vicente y las Granadinas y San Cristobal y Nieves y luego quedó cuarta en el hexagonal final por encima de Guatemala y Panamá y por debajo de Estados Unidos, México y Costa Rica lo que le valió un repechaje ante Bahrein donde igualó 1-1 jugando como local y ganó 1-0 como visitante para meterse en la Copa del Mundo.

Trinidad y Tobago. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

El nombre que se le puede venir a la mente al que piensa en fútbol y en Trinidad y Tobago es Dwight Yorke. Potente delantero que llegó a la Premier League, que jugó en el Manchester United, donde ganó la Champions League y una Copa Intercontinental y que se sacó las ganas de disputar un Mundial con su selección.

No le tocó un grupo sencillo ya que el sorteo le deparó caer en el grupo B junto a Suecia, Inglaterra y Paraguay. Se marcharon del certamen con un solo gol marcado y fue en contra, pero nadie le quita el hecho de haber sumado un punto en su estreno mundialista ante la Suecia de Zlatan Ibrahimovic y de Henrik Larsson. Luego pasó un doble 0-2 ante Inglaterra y Paraguay previo a tomarse el avión de vuelta a su país.

Recambio casi completo de África

De las cinco selecciones que clasificaron a la Copa del Mundo, cuatro de ellas la iban a disputar por primera vez. Túnez fue la única que pudo mantener una tradición africana que no contaba en Alemania con selecciones como Camerún, Nigeria, Senegal o Argelia.

Costa de Marfil, Ghana, Togo y Angola dieron el batacazo en las Eliminatorias y se iban a enfrentar por primera vez a una cita mundialista. Didier Drogba, Michael Essien, Emmanuel Adebayor y Mantorras comandaban a selecciones que llegaron a Alemania con más ilusiones que certezas, pero que dieron toda la pelea que pudieron.

Togo. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

La selección de Togo fue la que tuvo el nivel más flojo entre las debutantes teniendo en cuenta que no pudo sumar ningún punto, hizo un gol y recibió seis en un grupo donde estuvo con Francia, Suiza y Corea del Sur.

Angola. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

En el caso de Angola, la situación mejoró ya que sumó dos puntos y evitó ser último del grupo, lugar que le dejó a Irán en un grupo donde también estaban selecciones fuertes como Portugal y México. De hecho, perdió solo por 1-0 ante la selección lusa y luego rescató dos empates: 0-0 con México y 1-1 con Irán.

Costa de Marfil. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

Costa de Marfil no la tuvo fácil porque cayó en el grupo con Argentina, Holanda y Serbia y Montenegro. Pese a que perdió 2-1 ante la Albiceleste y por el mismo marcador ante la Oranje, se sacó las ganas de ganar un partidazo ante los serbios en el que caían 0-2 y lograron remontar para llevarse el triunfo por 3-2.

Pero sin duda que lo mejor lo mostró Ghana. Esa selección que cuatro años más tarde iba a alcanzar los cuartos de final y darle pelea a Uruguay en el Mundial de Sudáfrica ya llevaba mucho tiempo haciendo las cosas bien. Una gran generación de jugadores como Stephen Appiah, Sulley Muntari y Asamoah Gyan que logró meterse en los octavos de final.

Ghana. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

Sorteó un grupo que no era fácil ya que clasificó segundo por debajo de Italia, pero con seis puntos que le permitieron terminar arriba de República Checa y Estados Unidos selecciones a las que venció por 2-0 y 2-1 respectivamente. Eso sí, terminar segundo derivó en jugar los octavos definal con el primero del otro grupo y que no era otro que Brasil. Ronaldo la rompió y la “Canarinha” terminó con el sueño africano con un contundente 3-0.

El sueño propio de los europeos

Bajo el nombre de República Checa y Serbia y Montenegro, lejos de la antigua Checoslovaquia y Yugoslavia, estas dos selecciones pudieron participar por primera vez de la Copa del Mundo con estas denominaciones, aunque la verdad no les fue muy bien.

Segunda por detrás de Holanda se clasificó República Checa, mientras que Serbia y Montegro lo hizo dando un gran batacazo porque avanzó como líder de su grupo mandando a España a jugar el repechaje para meterse en el Mundial.

Serbia y Montenegro. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

El conjunto serbio sin dudas que terminó siendo una de las grandes decepciones del certamen mundialista ya que aunque su grupo no era sencillo porque estaba con Argentina, Holanda y Costa de Marfil, terminó último y siendo la selección más goleada (10 goles en contra) y recibiendo seis solo en el encuentro ante la Albiceleste.

Lo cierto es que República Checa tampoco mostró su mejor performance y eso que contaba con nombres importantes como los de Petr Cech, Tomas Rosicky, Jan Koller, Pavel Nedved o Milan Baros. Comenzó con goleada 3-0 ante Estados Unidos, pero la sorprendente de derrota por 2-0 ante Ghana lo dejó con la obligación de sumar ante Italia lo que no logró ya que perdió 2-0 y fue eliminada.

República Checa. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

¿Qué selección fue la que dio la cara por las debutantes europeas? Ucrania. Con Andriy Shevchenko a la cabeza y hombres como Anatoliy Tymoschuk en el mediocampo, el seleccionado ucraniano cayó en un grupo parejo y en el que pudo avanzar.

Pese al 0-4 recibido por España en la primera fase, superó por el mismo marcador a Arabia Saudita lo que con un 1-0 ante Túnez en la última jornada lo colocó en los octavos de final. Pero no iba a terminar allí porque tras meterse entre los 16 mejores le tocó enfrentarse a Suiza, una selección que no era de las grandes potencias del certamen, pero que había dado la sorpresa de dejar segunda a Francia.

Ucrania. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

De todas maneras, el conjunto ucraniano aguantó el 0-0, llevó el partido a los penales y ahí logró la histórica clasificación a los cuartos de final. La ilusión de dar un nuevo batacazo se derrumbó cuando le tocó enfrentar a Italia -que terminó siendo la campeona del mundo- que terminó ganando el encuentro por 3-0.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados