Desde el Arco - JOSÉ MASTANDREA

¿Alcanza sólo con el buen pie?

Peñarol jugó como en una práctica", escribió Jorge Savia, y pruebas al canto: el partido frente a El Tanque Sisley no tuvo una sola tarjeta ni jugada que ameritara una amonestación arbitral. Es más, hasta por momentos pareció un entrenamiento dirigido por un colaborador, como suele hacerse en los partidos que se juegan en Los Aromos durante la semana.

Con ese ritmo, y esa actitud, Peñarol dejó los dos primeros puntos del Apertura ante un rival que una semana antes, había perdido de atrás, después de sacarle dos goles de ventaja a Racing.

Muchos se asombran de lo que mostró el equipo de Bengoechea en cancha. Pero emulando a Kesman, "es lo que hay valor". Que los hinchas no esperen ver otra cosa, porque la conformación de la oncena y del plantel tiene esa característica: la de jugadores de buen pie, buena técnica, pero con muy poco espíritu de lucha. Como se dice en el fútbol, "nadie contagia". Y se vio el sábado. El Tanque Sisley metió a Peñarol en su cancha en el tramo final del partido. Le llegó por afuera y por adentro. Le hizo un gol de cabeza y terminó empatándolo en el último suspiro ante un error garrafal de Diogo (otro más y van...). Es el Peñarol que se va a ver. No busquen otro, no hay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)