LIVERPOOL

Alan Medina sufrió convulsiones, fue dado de alta, pero podría ser operado

 La resonancia magnética que le realizaron mostró una malformación vascular, seguramente congénita. El martes harán una consulta con un catedrático de neurocirugía.

Alan Medina
Alan Medina ante Wanderers.

El volante de Liverpool, Alan Medina fue internado en el sanatorio de Médica Uruguaya tras haber convulsivado el miércoles de madrugada y se le practicó una resonancia magnética para conocer el origen de las convulsiones. El resultado  arrojó una malformación vascular, seguramente congénita. Son situaciones que en la mayoría de los casos no se manifiestan en toda la vida. En otras sí, como sucedió con Alan, quien le contó a los médicos que ya había tenido un episodio similar cuando era niño.

El joven atacante del equipo de La Cuchilla ya fue dado de alta con medicación para impedir que vuelva a convulsivar. 

El jefe de la sanidad de Liverpool, Marcelo Villar, le explicó a Ovación los pasos a seguir. "Él ahora está bien, no tiene ningún síntoma, no corre peligro. El especialista que lo vio sugirió que siga con la medicación durante tres o cuatro meses, lapso tras el cual se le volvería a hacer otra resonancia", explicó Villar.

Sin embargo, en la sanidad de Liverpool, se entiende que ese tratamiento indicado estaría bien para una persona cualquiera, pero no para un futbolista de élite. Por eso realizarán el próximo martes una consulta con un catedrático de neurocirugía quien determinará que es lo mejor para Alan y darle así las mejores garantías. No se descarta que sea necesaria una intervención quirúrgica.

"Lo importantes es que no se trata de un tumor ni de nada grave. Queremos darle lo mejor, por eso realizaremos la consulta con el catedrático. No podemos esperar meses para definir algo así", enfatizó Villar.

El futbolista de solo 22 años, estaba como es lógico, un poco asustado.  Alan había jugado un partido amistoso frente a Deportivo Maldonado con su equipo el martes, pero no sufrió ningún golpe ni nada. Y cuando se fue a acostar en el domicilio que comparte con su novia, hablaba con balbuceos. Se durmió y a las 5 de la madrugada sufrió las convulsiones. 

Tras el episodio, el volante que anotó un golazo para los negriazules en la victoria de la final de la  Supercopa ante Nacional en Maldonado, fue internado en la Médica Uruguaya donde se le realizó la resonancia..

Cabe recordar que Médica Uruguaya es uno de los lugares más complicados con la pandemia del coronavirus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados