PEÑAROL

A alambrar: Peñarol será local

Los carboneros pusieron manos a la obra y colocan los tejidos en las tribunas Henderson y Damiani.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El banco del Campeón del Siglo en su inauguración. Foto: Nicolás Pereyra

Peñarol decidió colocar los alambrados en las tribunas Henderson y Damiani para poder ser local en la octava fecha del Clausura frente a Danubio. Los tejidos seguramente estarán listos el jueves y la idea es retirarlos si la asamblea de clubes acepta modificar el artículo 84.1 para poder jugar sin alambrados.

Los aurinegros planean pedir cuanto antes una nueva asamblea y hacerlo con los 15 días de anticipación que establece el estatuto para tratar el tema de la modificación del reglamento en el artículo que se refiere a los campos de juego.

En principio, la idea de los directivos carboneros era decidir sobre el tema en la reunión del Consejo Directivo que tendrá lugar este mediodía. Sin embargo, se hablaron entre ellos y como la gran mayoría estaba de acuerdo en colocar los alambrados, se puso manos a la obra; sobre todo porque los tiempos apremian y es necesario colocarlos cuanto antes.

Además, nada les garantizaba que si llevaban adelante todos los pasos reglamentarios para llamar a una nueva asamblea luego tuvieran los votos necesarios para modificar el artículo 84.1 y jugar así sin los tejidos. "¿Qué nos garantizaba que nos dieran los votos? ¿En el fútbol uruguayo? Nada", se preguntó y se respondió un consejero carbonero.

Cabe destacar que no es Peñarol el único club que pretende jugar sin alambrados. Varias otras instituciones ya hicieron gestiones para retirarlos de sus respectivos campos, tales los casos de Wanderers, River Plate y Racing, entro otros. Incluso Nacional, cuando reinauguró el Parque Central, quiso hacerlo sin alambrados, pero para habilitarlo le exigieron colocarlos. Si finalmente se logra modificar el reglamento y se permite jugar en el Campeón del Siglo, las mencionadas instituciones procederán a retirar los tejidos de sus canchas.

Lo insólito de este caso es que tanto en la tribuna Frank Henderson como en la José Pedro Damiani hay un muro de 1,80 metros desde la cancha. Y sobre el muro hay un arco de hierro que aumenta la altura a 2,27, superando la altura de los tejidos, que deben tener 2,20. De todas maneras, según explicó Fredy Varela (presidente de la Comisión Técnica Asesora de Campos de Juego) igual era necesario instalar los alambrados.

"Los tejidos se colocarán a cierta distancia de los muros, como si hubiera un foso entre ambos. Por lo tanto, si alguien salta hacia la cancha quedaría atrapado entre el muro y el alambrado", explicó Varela, quien ayer a las 8 de la mañana ya estaba en el Campeón del Siglo reunido con los ingenieros del estadio. El dirigente aclaró, a su vez, que en el medio (por donde salen los jugadores y los jueces a la cancha) se colocará un portón corredizo, también de 2,20 para impedir que cuando se retire la manga, se pueda saltar por allí al campo.

Varela volverá al nuevo escenario mirasol el miércoles por la noche para sacar fotos y presentarlas en la Mesa Ejecutiva. Cómo él explicó, la Comisión que preside no decide las habilitaciones, sino —como su nombre lo dice— simplemente asesora.

Fuentes aurinegras le aseguraron a Ovación que no hubo ninguna presión de los palquistas y butaquistas para que colocaran los alambrados de modo de poder jugar en el Campeón del Siglo. Todo lo contrario. Hoy están todos enojados por la situación, pero unidos y sienten que es Peñarol contra todos, como rezaba la bandera que exhibieron en la tribuna Amsterdam el domingo pasado.

Hay dos excepciones al reglamento: Centenario y Charrúa.

Hay dos excepciones a lo que se exige en el artículo 84.1 sobre los alambrados y ambas están contempladas en el reglamento. Se trata del estadio Centenario y del estadio Charrúa, que no tienen alambrados en varias de sus tribunas pero están habilitados. No tienen tejidos, pero sí tienen foso y esa es la razón por la cual pueden recibir partidos y público.

Freddy Varela: los alambrados deben cortarse para sacarlos.

Freddy Varela, el presidente de la Comisión Técnica Asesora de Campos de Juego y que ayer estuvo en el Campeón del Siglo con los ingenieros del escenario carbonero, se sorprendió al consultarlo sobre si los tejidos eran portátiles y cómo era que se retiraban. Según aseguró Varela, los alambrados son fijos y para sacarlos hay que cortar con una moladora los caños que los aseguran al piso.

Los hinchas de danubio serán los primeros en la Güelfi.

Si todo sale bien y se colocan los alambrados en tiempo y forma, el Campeón del Siglo será habilitado para el partido frente a Danubio que se jugará el próximo sábado. Los hinchas danubianos deben concurrir a la tribuna Güelfi, la destinada a los visitantes. Peñarol aún no decidió cuántas entradas le dará a Danubio, pero hay espacio de sobra aún con los pulmones que se colocarán.

Vuelven al trabajo buscando mejorar.

Tras la dura cachetada que le propinó el domingo River Plate, el plantel de Peñarol regresará esta mañana a los trabajos. Los aurinegros lograron un solo triunfo en los últimos seis partidos y la situación preocupa. Da Silva pretende un juego más veloz y seguramente realizará variantes para el partido del sábado ante Danubio. Las miradas estarán puestas en los dos lesionados, Guillermo Rodríguez y Miguel Murillo. El defensa no pudo superar la lesión que arrastra en el bíceps femoral, mientras que el delantero colombiano que iba a ser titular, ante River Plate, quedó afuera por sobrecarga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)