TORNEO APERTURA

Aire de cara al clásico

Con un golazo de Oliva, Nacional volvió a quedar primero.

Foto: Ariel Colmegna
Foto: Ariel Colmegna

Varios hinchas se agarraron la cabeza, como si no pudieran creer el golazo que se acababa de mandar Christian Oliva. Iban 35 minutos de juego cuando el volante sacó un zapatazo desde 30 metros que se metió en el ángulo del buen arquero Gonzalo Falcón, que ya había sufrido un gol de similares características del mismo protagonista en Tercera cuando defendía a Juventud. Ese tanto cambió una historia que venía torcida para el local. Es que en los primeros 20 minutos de juego Boston River fue el protagonista del partido.

El equipo de Alejandro Apud salió a presionar en campo rival, jugó la pelota con criterio y complicó a un Nacional que no se encontraba. Gonzalo Mastriani pudo abrir el marcador con una definición por arriba de Conde, pero la pelota se perdió afuera.

Antes del gol, en tres minutos, Nacional se iluminó fugazmente y tuvo tres situaciones de gol: un tiro rastrero de Carlos De Pena y dos jugadas de Gonzalo Bergessio. El partido había caído en un pozo hasta la definición de Oliva.

El gol despertó a los tricolores, que empezaron a dominar el trámite aunque sin generar riesgo, mientras que puso nervioso a un Boston River que venía de una semana atípica, en la que el martes había jugado por Sudamericana en Colombia (cayó 2-1 contra Jaguares), con viaje largo incluido desde la ciudad de Montería.

Por momentos Nacional contó con buenos circuitos por derecha con Gino Peruzzi y Tabaré Viudez, que jugó como para ganarse un lugar en el clásico del domingo.

En el complemento Nacional salió decidido a administrar la diferencia, ya que le estaba devolviendo el primer lugar del Torneo Apertura. Y así fue que el partido se hizo aburrido y casi sin chances de gol, porque Boston River no encontró argumentos para ofender a Nacional, ni con los ingresos de los jóvenes Matías Zaragoza y Bruno Lucas.

A doce minutos del final un estupendo cierre de “Fuchi” ante una arremetida de Gonzalo Mastriani, que se iba mano a mano con Conde, desactivó una buena ocasión para la visita, que complicó en las pelotas aéreas sobre el final del juego, en uno de los aspectos en los que los dirigidos por Alexander Medina deberán prestar atención y poner énfasis del cara al futuro. Aunque no hay que perder de vista que los tricolores llevan seis partidos consecutivos sin recibir goles por el Apertura (el último en anotarle fue Danilo Cóccaro, de Progreso, en la quinta fecha) y siete al hilo si contabilizamos el 0-0 contra Garcilaso en la altura de Cuzco.

Guzmán Corujo volvió a cumplir con una sólida actuación, Christian Oliva fue el destacado y Viudez tuvo interesantes minutos en un equipo que no encontró una buena noche de Carlos De Pena ni de “Seba” Fernández.

Lo cierto es que Nacional está primero y arribará al clásico con dos puntos de ventaja contra Peñarol el próximo domingo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º