PROGRESO

Agustín González, el botija que la rompe en Progreso, quiere ser campeón

Los gauchos siguen dependiendo de ellos mismos: “Si le ganamos a Peñarol lo pasamos por dos puntos. Estamos muy ilusionados, no te voy a mentir”, admitió el volante.

Festejo
Festejo. Agustín González celebra ante Wanderers uno de los goles que marcó en Progreso. Foto: El País.

Agustín González, el botija que la rompe en Progreso, no niega su ilusión por conseguir el título del Clausura con los “gauchos” del Pantanoso. Es que a pesar de que en las tres últimas fechas perdieron dos partidos, frente a Nacional y Cerro Largo, el equipo de La Teja sigue dependiendo de sí mismo para quedarse con el Clausura.

Progreso figura en la tabla de posiciones del torneo con 27 puntos, pero en realidad tiene 29 porque ganó los dos que había reclamado del partido ante Cerro, donde un jugador albiceleste jugó inhabilitado. Recién mañana la AUF actualizará la tabla tras expirar el plazo para que Cerro pueda presentar una apelación. Lo que ya se sabe que no hará.

Así las cosas, con 29 puntos en la tabla, uno menos que Peñarol y uno más que Nacional y Plaza Colonia, los dirigidos por Leonel Rocco serán campeones si ganan los dos juegos que le restan: el de mañana ante los carboneros y el de la última fecha frente a Defensor Sporting.

Agustín González quiere volver a ganar en casa porque a pesar de haberse hecho fuertes en el Paladino durante el año, cayeron en los dos últimos partidos que jugaron allí frente a tricolores y arachanes.

“Queremos cambiar esa imagen que dejamos en los dos últimos partidos que jugamos de local. Fueron dos rivales directos y con Nacional fue un partido atípico porque nos quedamos con un hombre de menos a los 25’ y eso condicionó un poco. Y con Cerro Largo fue un partido parejo, y era de un gol. Consiguieron la apertura, se defendieron bien y se nos complicó llegar al empate. Tenemos esa espinita y nos la queremos sacar. Estamos tranquilos, esperando el partido que para nosotros puede definir mucho”, dijo Agustín después de dormir una siestita tras la práctica de la mañana.

“Dependemos de nosotros mismos para ganar el torneo, si le ganamos a Peñarol lo pasamos por dos puntos. Estamos muy ilusionados, no te voy a mentir. Después de la buena campaña y de tanta lucha, estamos a dos partidos de ser campeones. Es una ilusión que tenemos todos”, explicó el volante quien llegó al Pantanoso a principio de año.

“A mí ya me habían comentado lo que era este club. Mucha unión, con el barrio y la gente que siempre acompaña. Y adentro formamos un lindo grupo entre los jugadores y el cuerpo técnico. Eso es lo primordial. Y también el trabajo de todos, desde el presidente Fabián Canobbio, por eso logramos hacer esta buena campaña”.

TRICOLOR. Agustín llegó a Nacional siendo un niño. Y a pesar de haber hecho tres pretemporadas con el plantel principal, nunca pudo debutar en Primera División. “La primera vez fue con Martín Lasarte, que fue quien me subió cuando yo tenía 18 años. Igual seguía jugando en Tercera y después me fui un año a préstamo Sud América. Cuando volví ya estaba el “Cacique”. Hice otra vez la pretemporada, pero como no iba a tener continuidad, me fui a Torque. Puede haber ido a otros clubes, pero me decidí por Torque. Y la tercera vez fue con Domínguez, que priorizó a los jugadores que trajo: Arzura, Carballo y Cardacio. Y me vine a Progreso. Hoy sé que fue la mejor decisión que pude tomar”.

Aunque tanto Medina como Domínguez le fueron de frente, la noticia no fue fácil de digerir para el joven. “Esos momentos fueron muy duros para mí. Agradezco a mi familia y a mi novia que siempre estuvieron conmigo. Yo me vengo abajo en esos momentos”, dijo sobre sus padres, Mónica y Juan; su hermana Romina y su novia, Manuela. “En los momentos difíciles es complicado buscar apoyo y es la familia la que siempre está. Recibir esa noticia es bravo pero no queda otra que levantar la cabeza y buscar la mejor oportunidad. Y la encontré en Progreso. Al final Domínguez me hizo un favor. Jugar acá me sirvió mucho, más con esta campaña grandiosa que hicimos”, reconoció.

Hace dos fechas atrás, jugó por primera vez frente a Nacional. Y fue un partido muy especial para él. Esta vez hubo un acuerdo entre las dos dirigencias y pudo jugar a pesar de pertenecer al club albo. “Adentro de la cancha fue bravo. Es complicado jugar contra el equipo del que sos hincha. Pero yo en este momento me debo a Progreso y tengo la responsabilidad de hacer todo lo que esté a mi alcance para que el equipo gane”.

Agustin

PEÑAROL. Los aurinegros no le pudieron ganar a Progreso en toda la temporada. Empataron 2 a 2 en el Campeón del Siglo por el Torneo Apertura e igualaron 1 a 1 por el Intermedio. En el Apertura, Agustín fue titular, pero fue sustituido a los 72’ por el “Japo” Jorge Rodríguez. Y en el partido del Intermedio ingresó a los 69’ en lugar de Mathías Riquero. “Los partidos con Peñarol son especiales y me gusta jugarlos. Más en este momento, que los dos estamos ahí arriba. Va a ser divino de jugar. Sabemos que es un grande y viene con un envión anímico importante después de ganar varios partidos y sabiendo que ellos también están a dos partidos de conseguirlo todo”, explicó.

“Sé que tienen bajas, pero los sustitutos también son importantes porque Peñarol tiene un plantel muy grande”.

Rocco no tiene suspendidos ni lesionados para recibir mañana a Peñarol. Ayer los “gauchos” hicieron un trabajo táctico con pelotas quietas por la mañana. “No más que eso, ya las cosas están bastante aceitaditas”, dijo quien a fin de año deberá regresar a Nacional.

“Lo que quiero es conseguir el campeonato y sellar la clasificación a la Libertadores, después se verá. Tengo que hablar con Nacional, pero me gustaría jugar la Copa con Progreso después de lo que fue este año”, reconoció quien se define como un volante mixto que habilita a sus compañeros y llega al gol. “Disfruto las dos”.

Por la tarde, Agustín fue a ver a su cuñado, Rodrigo, el hermano de su novia, que juega en la Tercera de Rampla y ayer enfrentaron a Peñarol en el Olímpico. “Por ahora venimos bien encaminados. Llevamos unos años juntos, en algún momento va a llegar la hora de formalizar. Je”, dijo sobre Manuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)