CERRO LARGO

Aguerre tropezó una vez más con la misma piedra

El arquero volvió a equivocarse y comprometió a su equipo, que ganaba 2 a 0 y controlaba el juego frente a Nacional.

Andrés Cunha expulsa a Washington Aguerre en el Nacional vs. Cerro Largo
La Roja. Cunha expulsa a Aguerre tras el penal que le hizo a Castro.  Foto: Fernando Ponzetto.

Washington Aguerre no aprende más. Anoche volvió a ser protagonista en un partido frente a Nacional y no tanto por atajar, tal como había sucedido en los dos juegos de la temporada pasada: primero en el Ubilla por el Apertura y luego en el Clausura en el Gran Parque Central.

En ambas ocasiones le mostró los cinco dedos a la hinchada de Nacional y en el Parque, donde su equipo ganó 1 a 0, terminó expulsado. Igual que ayer, pero con una diferencia: sus actitudes de ayer influyeron en el resultado del partido, que Cerro Largo controlaba y ganaba por 2 a 0. Pero todo cambió cuando ya se jugaban los descuentos. A los 92 minutos el arquero salió como un karateca y le cometió penal a Gonzalo Castro. El árbitro le mostró la tarjeta amarilla, era la segunda y se fue expulsado.

Washington Aguerre celebrando el gol de Cerro Largo de cara a los hinchas de Nacional. Foto: Fernando Ponzetto.

El penal lo remató Bergessio y descontó con Martín Ferreira improvisado como arquero, porque el técnico de Cerro Largo, Danielo Núñez, ya había hecho los tres cambios. Luego llegó el gol del empate anotado por Yacob.

Dos graves equivocaciones: la del penal, por la forma agresiva en que se tiró, y la del festejo del primer gol de su equipo, cuando se sentó con las piernas cruzadas, en posición de meditación y mirando a la hinchada de Nacional que lo había silbado desde que apareció en el campo de juego para calentar. Imitó la celebración que suele hacer Erling Haaland, el futbolista del Borussia Dortmund.

Fue por ese festejo que recibió la primera tarjeta amarilla de parte de Cunha. Sin ella no hubiera terminado expulsado y seguramente su equipo hubiera regresado a Melo con tres puntos.

“¡Otra vez lo mismo! ¡Otra vez lo mismo!”, gritaba Danielo Núñez, quien llegó al vestuario visitante del Centenario antes que sus futbolistas y no pudo controlar su bronca. No era para menos. “Lo habíamos hablado, lo habíamos hablado”, se lamentaba el técnico arachán.

El penal de Washington Aguerre a Gonzalo Castro en el Nacional vs. Cerro Largo

Es que antes del partido, como cada vez que se acerca el encuentro con los tricolores, tanto Danielo como Ernesto Dehl (el presidente de Cerro largo) habían hablado con Aguerre para que controlara sus actitudes. Pero una vez más, no lo hizo.

“Ya tengo una decisión tomada”, dijo Dehl un rato después del partido rodeado de micrófonos y grabadores. Incluso no descartó que rescindirle el contrato al arquero era una de las posibilidades.

Es que de nada sirven sus buenas condiciones bajo los tres palos. De hecho ayer realizó dos grandes atajadas: una con el pie en el primer tiempo frente a Sebastián Fernández y otra al final, antes de ser expulsado, con grandes reflejos impidiendo el gol de Bergessio.

Lo más insólito es que después del partido en el Gran Parque Central por el Clausura del año pasado, esa misma noche el número de celular de Aguerre se viralizó y el arquero recibió una cantidad de mensajes de parte de los hinchas de Nacional. Lo amenazaron de muerte. A él y a su pequeño hijo de seis años, que vive en Florida y nada tiene que ver en el tema. Incluso el niño no pudo concurrir por unos días a la escuela.

Unas horas más tarde, Aguerre habló con Ovación, se mostró muy arrepentido y le pidió disculpas a la hinchada tricolor. “Ando pasando por un momento muy complicado. Horrible. No hay excusas, pero fue un momento con las revoluciones a mil y con el festejo no me controlé y no medí lo que estaba haciendo. Ni las consecuencias que podía tener”, admitió en aquel momento.

“Para peor no es la primera vez, ya había pasado cuando jugamos en Melo contra Nacional. Ya han hablado mucho conmigo por este tema: el cuerpo técnico, los compañeros, Carlos Bueno. Fue una lástima lo que hice, no pude disfrutar el triunfo. Estoy pasando por un momento de mierda. No sé como mi número se hizo viral el domingo de noche y recibí muchos mensajes de Whatsapp de hinchas de Nacional, amenazándome a mí y a mi hijo”, relató.

Y eso es lo más incomprensible de parte del arquero, que después de que amenazaran de muerte a su pequeño hijo volviera a equivocarse.

El futuro de Aguerre en el equipo arachán pende de un hilo. Hay grandes posibilidades de que le rescindan el contrato.

Cabe recordar que en enero pasado Peñarol había recomprado el pase de Aguerre, o sea que hoy es jugador aurinegro y está cedido en Cerro Largo.

pregunta

A los fotógrafos: "Vieron que no hice nada, ¿no?"

Cuando terminó el primer tiempo y Cerro Largo ganaba 1 a 0, Washington Aguerre fue directo a los fotógrafos que estaban ubicados en el córner. “Vieron que no hice nada, ¿no?”, les preguntó. Luego siguió caminando y le dio un manotazo al banderín del córner que quedó tambaleando. Obviamente, el arquero ya había tomado consciencia de su error al festejar al gol en posición de meditación y mirando a la hinchada tricolor. Más allá de su errores, su equipo no perdió ante Nacional. Y fue la tercera vez que se enfrentaron desde el regreso del arachán a Primera División y nunca perdió. Empató por el torneo Apertura del año pasado en el Ubilla de Melo 2-2. Y en el Clausura ganó en el Gran Parque Central por 1 a 0 con gol de Tellechea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)